Press "Enter" to skip to content

La pleitesía a Cristóbal Colón ¿Veneración o descalificación?

“Nada hay tan grande y admirable, que deje poco a poco, de ser admirado”. Lucano

El culto a Cristóbal Colón ha venido a menos en los últimos años, si bien aún hay quienes le rinden respeto, dado que en el mundo globalizado de hoy todas las tendencias y cultos suelen investigarse
a fondo, dejando a un lado todo aquello que se veía superficial, descubriendo nuevas facetas que no habían sido consideradas.

Tal es el caso del ilustre navegante genovés, Cristóforo Columbo, al que se le atribuye haber descubierto el continente que hoy habitamos, si bien él creía haber llegado a las islas de India (de ahí la designación de indios a los aborígenes que conociera el 12 de octubre de 1492), pues su interés era descubrir una ruta más cortas a los lugares que entonces eran conocidos como las Indias Orientales y Cipango (China).

Sin embargo, actualmente se sabe que hubo expediciones de diversas culturas (entre ellas navegantes vikingos de Noruega y de chinos), que tocaron tierra de nuestra actual América, mucho antes que Cristóbal Colón. Incluyendo el reciente descubrimiento de una pequeña escultura romana, enterrada en un sitio arqueológico de Mesoamérica, que indica que también hubo presencia de navegantes europeos de hace siglos.

No hay que olvidar que existen estelas precolombinas que aseguran la presencia de un hombre barbado, al que los aztecas identificaban como Quetzalcoatl, que después de haber vivido en su entorno, se embarcó con destino desconocido pero asegurando que regresaría.

Pero volviendo al personaje que hoy nos atañe, recordemos que la mayoría de los historiadores aseguran que Cristóbal Colón nació el 31 de octubre de 1451 en la entonces república de Génova, Italia, quien a la edad de 20 años se mudó a Lisboa, Portugal, donde se hizo navegante.

En una época en la que aún se creía que el mundo era plano, Cristóbal Colón estaba convencido de que nuestro planeta era una esfera y por tanto podría circunnavegar hacia occidente hasta llegar a las Indias Orientales, pero ignorando que de por medio había un continente.

Presentó su proyecto a la reina Isabel de Castilla, convenciéndola para que financiara una expedición más allá de donde se conocía, por occidente; después de navegar más de dos meses, el 12 de octubre llegaron sus naves a la isla de Guanahai, en el archipiélago de Las Bahamas, creyendo haber arribado a Indias Orientales; regresó a España victorioso y más tarde volvió en dos ocasiones a pisar tierras de lo que hoy son las islas del Caribe, con tan mala suerte a su favor que despertó la envidia y ambición de españoles aventureros, que lo acusaron de realizar prácticas ilícitas en
dichas islas.

Se ha dicho insistentemente que las nuevas tierras debieron llamarse Columbus en honor a Colón, pero dada la situación a la que fue reducido el genovés se decidió designarles América, en honor al cartógrafo que trazó el primer contorno del nuevo continente.

Así como existieron detractores de Cristóbal Colón en su tiempo, se crearon grupos que decidieron venerarlo como una persona ilustre, tal como lo hicieron “Los Caballeros de Colón”, por haber sido punta de lanza para la evangelización de la gente de nuestras tierras.

El grupo de “Los Caballeros de Colón” llegaron a tener numerosos seguidores, pero de un tiempo a la
fecha se han reducido sus seguidores, como también los homenajes cívicos que se organizaban al pie de cada monumento erigido al genovés, cada 12 de octubre.

Incluso, la efigie de Cristóbal Colón que se encontraba en el Paseo de la Reforma en la CDMX, fue retirada y reubicada en un lugar público de la colonia “América” de la propia capital del país. En su lugar sería clocada una efigie de una cabeza que representa a un indígena, justo en el lugar donde por años estuvo la estatua del navegante genovés.

Ya en anterior colaboración nos referimos a la devaluación sufrida por personajes históricos, como Cristóbal Colón, Agustín de Iturbide y Porfirio Díaz, pero en virtud de que este mes se cumplieron 529 años del arribo de las naves de Colón a tierras americanas, tomamos la decisión de abordar más concretamente el tema del primero de ellos, para que cada quien juzgue lo que mejor crea conveniente en torno al personaje de este artículo. ¡Hasta la próxima!

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: