Press "Enter" to skip to content

La hija de Carolina de Mónaco alza la voz por el empoderamiento femenino

(AGENCIAS) 08 de Abril de 2021.- Carlota Casiraghi se sumó a la marca Chanel para realizar dos charlas literarias, en la primera se coronó como absoluta protagonista con sus looks en tweed y los varios elogios que hizo al universo de la literatura; en el nuevo encuentro, que sucedió ayer, compartió reflectores para hablar de un tema fundamental.

La hija de Carolina de Mónaco compartió el ‘spotlight’ de esta segunda plática con la actriz Lunna Khoudri y la escritora Camille Lauren, las tres abordaron un tópico de absoluta relevancia en las agendas internacionales y para la población del mundo entero: el empoderamiento femenino.

La moderadora de ‘Les Rendez-vous littéraires rue Cambon’ fue una vez más la doctora en literatura Fanny Arama; así, Carlota, Lunna, famosa por su papeles de mujeres fuerte en filmes como ‘The Blessed’ o ‘Papicha’, y Camille, cuya obra más reciente: ‘Fille’, fue el tema central de la conversación, lo pasaron muy bien.

Para este encuentro, Carlota eligió la elegancia de un conjunto de Chanel en color negro, de chaqueta de tweed, vaqueros rectos y mocasines a juego. A través de la ‘royal’, la novelista hizo un análisis de la mujer en la sociedad. También se reflexionó acerca de los personajes femeninos de su trabajo literario.

La protagonista de ‘Fille’ narra las injusticias que pasa en todas las etapas de su vida, sólo por el hecho de ser mujer. La narrativa le valió a Lauren el aplauso de Casiraghi, Arama y Khoudri, ya que ven en este tipo de escritura el tan anhelado empoderamiento femenino. La autora quiso resumir los obstáculos que las mujeres enfrentan día a día.

Los crímenes que sufren, de abuso sexual, o los derechos que esperan alcanzar pronto como al aborto o a la maternidad digna. A las criticas «por exagerada» que se le han hecho a Camille, aprovechó para responderlas, al asegurar que dejó muchas problemáticas fuera.

Carlota, amante de la literatura, se mostró interesada y lo mismo preguntó: ¿ Qué ha cambiado con respecto a la invisibilización de las mujeres de los años 60?, que aprovechó para comparar la acepción del alfabeto Tissé par mille, ‘Maladie’ (enfermedad en francés), con la expresión ‘Mal à dire’, incapacidad de decir algo.

Antes de despedirse, Carlota puso énfasis en una frase que se repite a lo largo del más reciente trabajo de la autora: «Es una chica», por lo que la ‘royal’ cuestionó a Lauren de sí ha tenido menos libertad que un hombre a la hora de escribir, a lo que la novelista le respondió con un inspirador: «La libertad es interior».

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: