Press "Enter" to skip to content

La escritora rebelde

La única libertad sale a flote desde que tomo el bolígrafo y miro la página en blanco con detenimiento, sin considerar por mucho rato acerca de lo que voy a escribir, pues sale del alma y en ocasiones de mis más recónditos antojos.

Tengo la suerte de escribir poemas e historias, de echar a volar mi imaginación y seleccionar aquello que voy a plasmar. Puede ser real o ficticio, pero sólo yo tendré la verdad oculta de ello.

Puedo inventar relatos, componer poesía sombría envuelta en erotismo, puedo crear novelas de intriga y cada uno de éstos textos tendrá la misma importancia y la misma entrega de mi parte. Porque el deleite de escribir acerca de lo que uno quiere me causa una especie de adrenalina, sobre todo al romper las barreras, o los estándares que muchas veces uno como mujer puede llegar a tener. En cada escrito no hay limitaciones, porque poseo el libre albedrío de escribir acerca de lo que me plazca sin necesidad de agradar precisamente a nadie. A menos de tener un público exigente, lectores en espera de mi literatura, pero aún no es el caso.

Por eso escribo lo que me nace, lo que me llena, lo que me apasiona y anhelo hacerlo toda la vida. Pues pocos gozamos verdaderamente de lo que amamos… Deseo ser siempre ésta escritora rebelde, la misma revolucionaria de la poesía en espera de abrazar a miles corazones y dar vida a épicos romances.

Fuera de noticias, catástrofe, artículos médicos y avances tecnológicos, lo que le hace falta al mundo es: el amor. Por lo tanto, ya comprenderán que es una fortuna reflejar los sentimientos letra por letra hasta llegar a la lectura de otra persona, despertar ésa sensibilidad que vive en nosotros y a veces olvidamos prestarle atención.

Eso… Eso no cualquiera lo logra.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: