Instantes

0
674

Un año termina, un mes, un día, 1994 y pronto 2017, instantes que marcan la vida, instantes que se tatúan en el corazón, porque muchas cosas pasan, porque otras tantas pasarán, pero todo a su tiempo nos hace reflexionar. Los cambios son constantes, el pensamiento evoluciona, los sentimientos se transforman y por consecuencia nosotros también…

Sería tonto negar que en este tiempo me ha pasado de todo; reí, lloré, amé, me desilusioné, grité de rabia y dolor, pero también de gozo, amé y amé mucho, y seguiré amando hasta el final de mis días, porque en mí, aún guardo la esperanza de los pequeños instantes.

¿Y cuanto dura la tristeza? No más de lo que nos pueda importar, por que lo mismo es para todo, llanto o felicidad, a mí me gusta llamarles instantes, ya que brillan y parecen estrella fugáz, más nunca olvidemos que su luz jamás se apagará.

Instantes en los que aprendí a caminar, a hablar y a escuchar, aprendí a cantar, tararear y tocar, aprendí a ser nota, música e instrumento, aprendí a llorar, gritar y bailar, aprendí a amar, a amarme y a perdonar, esas y otras cosas, son mis grandes instantes de felicidad.

En ello resumo mi vida, instantes pequeños que juntos hacen algo fenomenal, un ser diferente y muy especial, instantes que con el paso del tiempo nos hacen volar, soñar y recordar. ¿Y que si la vida es dura? Siempre hay motivos para continuar.

U Qux Cha
Puebla, México
Reflexión de Fin de Año

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here