Ilusiones

0
2268

POR: Hugo Ramírez Iracheta 

SINÓNIMO. La publicidad ha dejado de ser un arte menor y la han convertido en ciencia, la cual se utiliza para engañar. De acuerdo al doctor David Livingstone Smith, autor del libro “¿Por qué mentimos? Las raíces del engaño y el inconsciente”, mentir es una habilidad inherente al hombre. Pero el engaño no es privativo del ser humano. Se encuentra también en el reino animal y vegetal y su propósito es la supervivencia. Sin embargo, entre los humanos adquiere altos niveles de malicia y hasta malevolencia. Su influencia es intensa e impele a cometer delitos graves, hasta asesinatos. Asimismo, la guerra es una actividad tan antigua como el homo sapiens. En el principio, los clanes fuertes usaban la fuerza bruta para arrebatar tierra, mujeres y cotos de caza a tribus débiles. En los modernos conflictos armados el propósito es despojar a naciones de sus bienes naturales. Se dice que la política es la antesala de la guerra. En ésta son utilizadas de manera exagerada las falsedades. Las campañas electorales lo comprueban. Los candidatos no ofrecen soluciones concretas para erradicar la corrupción y la impunidad, factores creadores de problemas socioeconómicos.
Por el contrario, los aspirantes a cualquier cargo utilizan la mercadotecnia y engañan al público prometiendo solucionar problemas del país. Al mismo tiempo, atacan a sus oponentes con mentiras y hasta injurias. Todo se vale en la guerra “sucia”, la cual tiene el propósito de saciar la codicia de los políticos.
MAESTRO. Las artes marciales, sobre todo en la antigüedad, además de su utilidad en el combate, también servían para la formación ética de sus practicantes. Recientemente vi la película japonesa “Kuro Obi”. En una escena, el personaje Teiken Shibahara (sensei del dojo), agoniza tras ser atacado por soldados imperiales. Uno de los alumnos pide permiso para vengarlo. Como respuesta, y conociendo el poder del karate (Mano Vacía), el sensei responde: “¿Qué utilidad tiene derrotar a alguien débil? La victoria sólo sirve a tu arrogancia y te vuelve más débil”. Si alguien se atreviera a sugerir al rijoso Donald Trump se condujera con ética similar, por su violento carácter ordenaría a un “patriota” de las fuerzas especiales se encargara del “indiscreto”.
SABIDURÍA. Omar Khayyam (1048/1131) fue un poeta, matemático y astrónomo persa, autor de una colección de cuartetos, las Rubaiyat. La reflexión siguiente es de este genio nacido en lo que hoy es Irak: “Mi nacimiento no trajo ningún bien al mundo. Mi muerte no disminuirá su esplendor ni su grandeza. Nadie pudo jamás explicarme para que he venido, ni por qué he venido ni por qué me iré”.
ENSEÑANZA. El Dhamapada es la compilación de las enseñanzas de Buda. En el capítulo XII, intitulado “El ser”, contiene la siguiente estrofa: “No descuides tu propia necesidad de otro, por grande que sea; una vez comprendida tu necesidad, haz lo que sea auténticamente útil”. La explicación que se da es: “El meollo de este pasaje no es el no ayudar a los demás, sino que en un sentido real no se puede ayudar a los demás, incluso intentándolo, a menos que primero se hayan desarrollado la comprensión y la capacidad propias en grado suficiente. Echar una mano simplemente por sentir que se está haciendo algún bien no es más que complacencia egoísta, y no un acto altruista. Las personas superficiales que son propensas a confundir el activismo con la acción suelen quedar al descubierto por su reacción ante las afirmaciones que, como ésta, se encuentran en el Dhammapada”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here