Ilusiones

0
207

POR: Hugo Ramírez Iracheta

TODOS tenemos derecho a pensar que somos libres y que nuestros gobiernos son democráticos, además que la sociedad debe tener la certeza de que pensar lo que piensa es su derecho, y que sólo él y nadie más que él es dueño de su pensamiento. Pero la manipulación mental es cotidiana y hecha con gran habilidad. Entonces no alcanzamos a percibir la manipulación mental de la cual somos objeto. Así que permanecemos ignorantes de que somos súbditos mentales de los poderes político y económico. El lingüista Noam Chomsky asevera, refiriéndose al juicio que se lleva contra el periodista y jefe editorial de Wikileaks, Julián Assange: “Cualquiera que busque en los archivos se habrá dado cuenta de que lo que se mantiene en secreto rara vez tiene que ver con la seguridad, a menos que sea la seguridad de los poderosos frente a sus enemigos y a su propia población”.

HAY GENTE que ignora que el petróleo de México aportaba el 40 por ciento al presupuesto del país. Sin embargo, el ex

presidente Enrique Peña Nieto privatizó ese bien nacional a los gringos. Para recuperar la pérdida en el erario, Peña Nieto autorizó el impuesto a la gasolina. Es por ello que antes del presidente Andrés Manuel López Obrador se registraban los famosos “gasolinazos” cada mes. Ahora ya no se registra la elevación mensual al combustible. Sin embargo, los enemigos de AMLO siguen gritando “Bajen la gasolina”. El combustible bajará de precio al entrar en funciones la refinería Dos Bocas. Esa fue la promesa del Presidente.

LOS GRUPOS de feminazis y amazónicas se presentan como mujeres débiles cuando en verdad son mujeres agresivas que quieren todos los beneficios de las féminas, pero ninguna de las obligaciones inherentes a ese género. Piden igualdad, mas al viajar en el camión exigen que los varones les cedan el asiento, pero son incapaces de ofrecerlo a una persona de la tercera edad. Piden justicia y cometen delitos al exponer tal solicitud. Dicen apoyar la lucha de las mujeres por la igualdad, pero en realidad pretenden que la sociedad acepte su forma de vida. No admiten relaciones íntimas con hombres porque prefieren parejas femeninas. Tampoco aceptan los trances del parto. Sin embargo, quieren educar niños que

no parieron. Todo lo quieren fácil y con sus reglas. Y claro, si es necesario utilizar la fuerza bruta en sus manifestaciones, la aplican.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here