Ilusiones

0
493

POR: Hugo Ramírez Iracheta

UNA pregunta relevante surge tan pronto se comenta que México es (o era), uno de los países con mayores riquezas naturales. Los países del primer mundo han sido y son imperialistas y nuestra nación ha sido víctima de la codicia de Estados Unidos de Norteamérica. Rapaz hasta la crueldad, casi exterminó a los nativos. Ha invadido a muchos de países para robar sus bienes naturales imponiendo a gobernantes (títeres de USA), y explotarlos hasta dejarlos en la miseria. Ese es el país que quieren algunos traidores a la patria (entre ellos gobernadores de estados y organizaciones sociales cuyo proceder semeja a organizaciones criminales).

LA AVARICIA de los ex presidentes liberales de México (sobresalen por su vehemencia de riquezas), Vicente Fox; Felipe Calderón y Enrique Nieto, fue exorbitante. Durante sus sexenios ellos, sus esposas, hijos, hijastros, familiares, amigos y compinches, robaron e hicieron (sin trabajar), fortunas dignas de un judío millonario, que los sitúan como los hombres más ricos

de México. Para lograrlo, nada les arredró. Sin ataduras morales o éticas, hicieron todo cuanto se necesitaba para cometer toda clase de delitos con tal de acceder al oro.

UNA ANÉCDOTA lúgubre de la política gubernamental. El petróleo de México aportaba 40% al presupuesto del país. Al privatizarlo Enrique Peña Nieto a los gringos, ya solamente aportó el 12% y EPN para cubrir el faltante 28% por ciento implementó el impuesto especial a la gasolina. Ese tributo es esencial pues sin él cae la economía nacional. La gasolina sólo podrá bajar de precio cuando el carburante se produzca en México. Así de simple, pero difícil de lograr pues los grandes monopolios petroleros no permiten se afecte a “sus intereses”.

EL PAN y el PRI (los partidos que han encabezado la explotación del pueblo), conocen lo del impuesto a la gasolina y saben que quitarlo el país tendrá un colapso económico. Aún así, piden con cinismo se baje el precio para que el presidente Andrés Manuel López Obrador se vea culpable de la debacle económica que se ha gestado durante más de 36 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here