Ilusiones

0
405

Por: Hugo Ramírez Iracheta

UN POEMA que escuché en la adolescencia considero a su contenido muy poético. Desconozco la normativa de la poesía, la más difícil parte de la literatura, así que no sabría decir si cubre las normas básicas de ese arte. Aquí les dejo a su consideración esta breve poesía: “Ave de pico curvado / al robo tiene afición / pero el hombre de razón / jamás roba un peso, pues para él no es vergüenza ser pobre / es mayor vergüenza ser ladrón.

UNA PERSONA me pregunto el motivo de mis constantes quejas-denuncias del capitalismo. Repuse que, desde mi perspectiva, es un sistema socioeconómico que desprecia la vida en cualquiera de sus manifestaciones. Agregué que la prioridad de sus objetivos es el enriquecimiento fácil y rápido, sin importar los medios que se apliquen, daños o muertes que produzcan. Preguntó cómo podría ser capitalista y le respondí que no se necesitaba inteligencia, astucia o ser listo. Bastaba con carecer de escrúpulos y poseer una codicia desmedida. Agregué que sólo tenía una restricción: carecer totalmente de nexos con la moral y la ética. Su comentario fue que no representaba ninguna dificultad. Lo admití con desesperanza. Y repetí una frase escuchada en la calle: “Es por eso que las personas se alejan del camino recto y la corrupción se ha vuelto una práctica común”.

LA VERDADERA “Libertad de expresión” es la divulgación, verbal o por escrito, de una idea, concepto o información de manera veraz. Además de ser fácilmente comprobable porque se citan dónde se recolectó e identifican a quien proporcionó los datos. Para Carlitos Loret de Mola (para no confundirlo con el padre, del mismo nombre y la misma actitud), la conciben como desinformación, mentiras, falacias y medias verdades, pero nunca la verdad. El pago era proporcional a la importancia del medio y al engaño cometido. Al dinero que recibían es una práctica denominada “chayote”, que aún persiste. Y tiene el propósito de encubrir los errores o delitos que cometen por codicia, omisión o ignorancia los gobernantes y funcionarios federales, estatales y municipales.

EL TAOÍSMO es una religión india que defiende la amoralidad pues considera que la moral llega a corromper a la humanidad. Lo hace al efectuar acciones buenas cuando no se ha preparado para ese fin y le prohíbe realizar actos malos aún cuando se requiere experimentar para comprender la repercusión alcanzada por cada uno de sus actos. Por eso, para los taoístas, la moral atenta contra la naturaleza del ser humano y nace por la desconfianza y el miedo al prójimo. Según esta concepción filosófica, la humanidad no debería estar sometida a leyes que rijan o condicionan su comportamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here