Ilusiones

0
2292

POR: Hugo Ramírez Iracheta 

OBJETIVO. Uno de los fines prioritarios de políticos y súper millonarios de la mayoría de los países del mundo, es empobrecer al hombre común. Los políticos aplican impuestos que llevan a la miseria a los pobres y a la clase media a la pobreza. Los dueños del capital compran la producción agrícola a precios bajos, que ellos mismos fijan, y venden caro los artículos que fabrican. Nunca pierden, siempre obtienen ganancias exorbitantes. Además, los codiciosos empresarios despojan sin medida al planeta de sus bienes naturales. La explotación desmedida de la madre Tierra provoca cambios climatológicos. Éstos a su vez causan desastres que sólo perjudican a quienes no tienen fortuna para sortear la venganza de la Naturaleza. ¿Quiénes se acaban el agua? Los productores de leche, cerveza, y refrescos. Este sólo es un ejemplo de miles que pueden citarse. La Laguna es una muestra del perjuicio que unos pocos causan a muchos. Así como se utiliza el agua del subsuelo, la región está condenada a desaparecer en pocos años.

DINERO. El afán desordenado de adquirir riquezas y acumularlas es un anhelo de la mayoría. Sin embargo, hay personas cuyo afán de dinero es tan grande que pierden su humanismo. Y no les importa causar miles y hasta millones de muertes para satisfacer su avaricia. La sobreexplotación de los mantos acuíferos en La Comarca Lagunera, realizada por unos cientos de personas, es la peor amenaza a la supervivencia de la región. Además de la producción de leche, cerveza, refrescos y otras actividades que consumen grandes volúmenes de agua del subsuelo, la existencia de presas almacenadoras de agua también han contribuido a que exista el riesgo de la desaparición de La Laguna. Las presas almacenadoras son la causa, en el caso regional, que el río Nazas ya no exista en la zona conurbada y, por ende, no haya recargas en los mantos acuíferos. Las autoridades hidrológicas tienen a la Comarca como zona de focos rojos debido al abatimiento de los mantos freáticos. Y esas mismas autoridades, los gobiernos de Coahuila, Durango o la administración federal han intervenido para poner fin a esa amenaza. William Shakespeare en una de sus obras cita: “El dinero abre todas las puertas”. Y algunos laguneros añaden “También tumbas”.

Explican: a los bajos niveles a que se bombea el vital líquido se extrae arsénico, descubrimiento realizado en la década de los cincuentas del siglo pasado. La ingestión del agua que se tomaba, y se toma, es causa de muertes por varias enfermedades causadas por el hidroarsenisismo.

SABIDURÍA. Existen miles de frases pronunciadas por personajes célebres y gente del pueblo. Algunas son anónimas, otras de hombres ilustres quienes dejaron huella en la historia por sus grandes hechos. He aquí dos muy ligadas a los temas tratados en este texto: “La bebida apaga la sed, la comida sacia el hambre, pero el dinero no satisface jamás la avaricia”. La siguiente es de Mahatma Gandhi: “En la tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto para satisfacer la avaricia de algunos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here