Ilusiones

0
635

POR: Hugo Ramírez Iracheta

LAS obras de caridad, por muy alto que sea su costo, valen poco cuando se hacen para crear una imagen de persona piadosa. La bondad no puede comprarse en la tierra, menos en el mundo espiritual. Lo mismo ocurre cuando se acude el domingo, o todos los días, al templo. Si los ritos y rezos se hacen automáticamente, carentes de real creencia en la divinidad a la cual se dirigen las preces y rogativas, Dios seguramente no las escuchará. Sin fe, las oraciones carecerán de impulso y no llegarán al cielo. Vaya, ni siquiera al techo del templo.

UNA DE las obligaciones de los medios de comunicación masiva, y de los periodistas, es denunciar errores de los gobernantes y políticos. Sin embargo, parece la desecharon al olvido. La ética profesional dejó de existir. Por el contrario, la avaricia de muchos propietarios de medios y de periodistas se ha intensificado y lo único que cuenta es el dinero. Sugerencia: vean la película “Conocen a John Doe” con Gary Cooper y Barbara Stanwick. Habla de la manipulación del público mediante la prensa.

LA COMPLEJIDAD del entramado del “juego de poderes” es difícil de comprender. Sólo quienes pertenecen a las cúpulas de poderes conocen métodos y sistemas para acumular más riquezas y poder. Algunos conocedores del tema teorizan que el objetivo es simple: apoderarse de los bienes naturales de las naciones para enriquecimiento de un pequeño grupo de individuos. Para lograrlo explotan a la gente sin importar la extinción del planeta.

ALGUIEN expresó “Saber es poder”. Se sigue, entonces, que quien accede al poder debe saber. Este concepto estuvo muy lejano de Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojoza y Enrique Peña Nieto. Estos ex mandatarios neoliberales fueron el ejemplo de que el poder no aporta saber. ¡Ah!, pero sí las mañas para estafar, robar y defraudar a una nación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here