Ilusiones

0
87

POR: Hugo Ramírez Iracheta

GLOBALIZACIÓN es el eufemismo para ocultar el siniestro nombre del sistema socioeconómico comparable al practicado en el Medioevo, cuyas iniquidades incluyeron tratar a las personas igual que animales.
Los señores feudales son el antecedente de gobernantes y nuevos billonarios. Los políticos
y súper ricos heredaron su carácter depredador. Ambos practican el “capitalismo
salvaje”. Pese a los grandes males que provoca, es poca la oposición de las clases baja y media. La explicación es sencilla: quienes practican el capitalismo salvaje no dudan en utilizar su poder económico y aplicar toda la fuerza bruta considerada necesaria si alguien se atreve a amenazar “su propiedad”.

APLICAR la justicia es difícil en todos los países. El problema es mayor al tratar de enjuiciar
a los ricos. La impunidad procreada por la corrupción es más poderosa que el derecho,
la ley o la justicia. Este trance obstaculiza la vida democrática. Y se manifiesta con mucha regularidad y causa frustración y enojo. Cuando se pretende castigar a los “servidores públicos” invariablemente se les declara inocentes. El poder político o económico rompe la balanza de la ley. Con el mismo botín de sus pillerías los acusados compran a los jueces. Y
las denuncias en su contra son desechadas por “falta de pruebas”. Así, el antiguo pensamiento susurrado en los pasillos de los juzgados se hace realidad cada día: “El dinero está por sobre la ley”.

LA SENTENCIA del Marqués de Sade: “Los hombres tienden a desear a una mujer con cuerpo de virgen pero mentalidad de puta”, es cierta, igual la codicia de magnates quienes
acaban con el agua en La Laguna. Sade criticó los vicios y abusos de aristócratas, burgueses, tribunales de justicia y el alto clero de la Francia del rey Luis XVI. Estos factores determinaron el estallido de la Revolución Francesa. De haber vivido Sade en la comarca habría criticado el genocidio perpetrado en La Laguna. Aunque seguramente habría sido encarcelado, tal como ocurrió en su patria. Los poderosos no admiten críticas.

LA AVARICIA de los inversionistas provoca indiferencia ante los daños causados por actividades dañinas al medio ambiente. El fracking es un sistema de extracción de gas o petróleo en subsuelo rocoso de mil hasta cinco mil metros de profundidad. Andrés Manuel López Obrador anunció no se permitirá el fracking en Coahuila. Un diario regional
catalogó como negativa la decisión del presidente electo. Sin embargo, la posición de AMLO es ética.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here