Ilusiones

0
2315

POR: Hugo Ramírez Iracheta 

LA PROPUESTA del capitalismo salvaje es la cultura del “Yo”. Es decir, el egoísta pensamiento que induce a olvidar al prójimo y sólo preocuparnos por nuestro bienestar material. Es necesario saber que el capitalismo, a pesar de propiciar en teoría la libertad y el progreso económico personal, en realidad está diseñado para hacer más profundas las divisiones de las clases sociales. Una de sus aberraciones es el acaparamiento de la riqueza de una nación por un reducido grupo de personas, mientras que miles de millones son miserables o pobres. Esta es la divisa de José Meade, Ricardo Anaya, Jaime Rodríguez. Una idea del capitalismo es hacer negocios, pero con dinero ajeno, no con el propio. Un ejemplo: al aeropuerto de la CDMX le invierten dinero de los afores.
DATOS no oficiales manejados por organismos no alineados al poder económico y político, indican que más de 70 millones de mexicanos viven en pobreza, 40 de ellos en extrema pobreza. Esto no es injusticia social, es un ataque económico bien concertado por lo cual merece el calificativo de genocidio. En él no se mata con balas o bombas, sino con hambre y enfermedades. El hambre crónica se ha intensificado entre la plebe. Igual la falta de asistencia sanitaria que provoca miles ¿millones?, de muertes entre quienes no pueden pagar suficientes alimentos, médico o medicinas. Lo más triste es que quienes tienen una vida confortable, sólo confortable, sin ser ricos, están satisfechos de la situación. Esta gente ha contribuido a esta barbarie contra la sociedad por falta de empatía, solidaridad social y compasión entre aquellos que poco o nada tienen.
INGLATERRA fue la cuna del capitalismo con el inicio de la era industrial en el siglo XVII. Adam Smith es considerado el “Padre del capitalismo”, aunque estudiosos de ese sistema socioeconómico consideran solamente describió las reglas que ya regían a ese incipiente modelo económico. Una de idea del filósofo escocés fue que el bienestar social está en el crecimiento económico a través de la división del trabajo. Pensó era mejor que cada trabajador y fábrica se especializará en una actividad concreta. De ese modo se conseguiría hacerlo mejor y más rápido. Lo anterior ampliaba el mercado y surgiría la competencia para ofrecer mejores y productos más baratos. El gran beneficiado sería el consumidor. El concepto fue, y es, bueno, pero no tomó en cuenta la ambición y codicia del ser humano y su innata actitud predatoria. Y con varios cambios a través de la historia, se llegó al actual deshumanizado capitalismo salvaje.
¿HÉROE? Winston Leonard Spencer Churchill, apodado por los rusos como “Bulldog Churchill”, se le considera un prohombre del Imperio Británico, en 1915 con el cargo de Lord del Almirantazgo, en la guerra contra los otomanos pretendió invadir la península de Gallipoli. Sus tácticas resultaron erróneas cuando murieron en el ataque 252 mil soldados ingleses, australianos y neozelandeses, además de 47 mil franceses. Por ello en algunos círculos, tanto de su natal Inglaterra, como en algunos países del extranjero, se le considera un genocida. Sin embargo, la historia, y mentiras agregadas, las escriben los vencedores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here