Ilusiones

0
2240

POR: Hugo Ramírez Iracheta 

UNO DE los hábitos con mayor raigambre entre las personas es hablar mal de la gente. Hay quienes afirman es crítica. Pero la crítica presupone el examen de una persona, situación, propuesta, objeto. Luego, realizar un exhaustivo análisis y presentar una conclusión. Sin embargo, en el lenguaje coloquial ya se admite la reprobación, censura y hasta el ataque como sinónimos de crítica. Una reflexión que deberíamos tener siempre presente al interactuar con otros es la primera estrofa del capítulo IX, titulado El Mal, del libro Dhammapada que compila las enseñanzas de Buda: «Apresúrate a hacer el bien, aparta tu espíritu del mal. El espíritu del que es perezoso para hacer el bien encuentra entretenimiento en el mal».
“EL PAPA de los pobres”, cuyas ideas tienen poca difusión en los medios de comunicación, al menos en México, comienzan a conocerse más entre los católicos. Su denodado esfuerzo en dar a conocer la necesidad de atención que requieren los miserables del planeta es ya más conocido. Con palabras directas, sin cortapisas, el Papa Francisco ha señalado la falta de empatía y solidaridad de los encumbrados en la riqueza y el poder político. Ha exhortado a los sacerdotes a salir de los templos a predicar. Asimismo, ha exigido castigo contra los clérigos que han victimizado fieles. Asimismo, señala: «Quien juzga se equivoca siempre. Y se equivoca porque se pone en el lugar de Dios, que es el único juez. En la práctica, cree tener el poder de juzgar a todas las personas, la vida, todo. Y con la capacidad de juzgar considera tiene también la capacidad de condenar». Es difícil no admirar el valor de este papa, más aún porque enfrenta un gran poder dentro del Vaticano.
MUCHOS gringófilos afirman que la ley, la justicia y la libertad son blasones de USA, en los cuales destaca el color rojo, cuyo significado es valor, fortaleza y atrevimiento. Los creyentes de la mitografía gringa no aceptan que el Tío Sam quebrante la ley, pese a los abusos en las intervenciones militares fuera de su territorio. Ignoran, quizá, el color púrpura tiene el significado de que quienes lo utilizan deben hacer lo que esté en sus manos para evitar las injusticias. Pero la realidad choca con el mito. Lawrence Mckinney pasó 31 años en la cárcel por un crimen que no cometió. Ingresó a prisión en 1978 y fue exonerado en 2009 tras comprobar su inocencia. Después de 9 años de lucha legal recibió una indemnización de 1 millón de dólares por el error judicial cometido. Para muchos el pago es demasiado poco. Pero considerando es un afroamericano, le fue bien.
EL CONOCIMIENTO cuesta mucho tiempo y esfuerzo. Aquellos a quienes la naturaleza dotó de un don más preciado que las riquezas, la inteligencia, son seres envidiados. Buda reflexionó al respecto: «Los sabios no son aquellos a los que quiere todo el mundo, sino los que hablan y viven la verdad; ese es el motivo de que no gusten a todos, sino de que gusten a los buenos y disgusten a los malos». Y pensar que mi intelecto es poco y mi envidia muy grande.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here