Ilusiones

0
2229

POR: Hugo Ramírez Iracheta 

NO EXISTE límite para la avaricia. He ahí la razón de la existencia de millones de pobres en una nación de grandes recursos naturales. Es una incongruencia que México, con gran riqueza en bienes naturales, exista un salario mínimo cuya cifra es quizás la cuarta parte de lo que la realidad socioeconómica exige. El contexto económico actual provoca que más mexicanos lleguen a la “pobreza extrema”. En contraposición, la capacidad de adquisición de los asalariados es superada fácilmente por la inflación. La miseria no es gratuita. Surge de la avaricia de quienes detentan cargos públicos y los dueños del dinero. Aprovechan esa circunstancia para obtener grandes ganancias, la mayoría de las veces ilícitamente. Entre más encumbrados están, mayor es su codicia. Pese a saber el origen de su penuria, los humildes no cumplen con el deber cívico de votar. Esta indolencia tiene un costo elevado. Al abandonar su derecho de elegir gobernantes, dejan libre el camino al poder a gente inescrupulosa, quienes se confabulan con la élite adinerada para explotar al pueblo.
LA ACEPTACIÓN popular que tiene Andrés Manuel López Obrador para ser presidente quizás radica en su propósito de erradicar la corrupción. Ese apoyo es sintomático del hartazgo de la plebe ante la impunidad de gobernantes y servidores públicos, quienes, fraudulentamente, han hecho enormes fortunas, mientras que aproximadamente el 70 por ciento de los mexicanos lucha por sobrevivir.
LÁZARO Cárdenas Solórzano manifestó su decisión de suprimir la reforma energética, (realizada a partir de una iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto), la cual permitiría recuperar a la industria petrolera mexicana. Este sector presentó un déficit comercial de aproximadamente 20 MIL MILLONES DE DÓLARES en 1917. El hijo de “Tata Lázaro” (quien logró la hazaña de convocar a miles mexicanos, mismos que colaboraron con gallinas, chivas, vacas y monedas para sufragar la indemnización petrolera), confirmó su decisión de insistir en revertir la reforma petrolera y de esa forma el Estado recupere la facultad de conducir una política de interés general, la cual no existe en la actualidad. ¿Los mexicanos de este tiempo tendrán el valor y nacionalismo de aquellos que apoyaron en 1938 al presidente Lázaro Cárdenas del Río?
INTELIGENTE es un vocablo que se confunde con listo. Los listos proliferan en las sociedades de consumo y son reconocidos por su proclividad a ensalzarse a sí mismos. Un periódico local le concedió gran espacio a uno de ellos. Se presentó así: “Soy Chumel Torres, ingeniero de profesión. Soy de Chihuahua, ejercí 10 años la ingeniería, soy un ingeniero muy inteligente. Hace tiempo escribí un tuit criticando a López Obrador, gracias a eso me llamaron para escribir una columna política…”. Es difícil suponer que algún periódico lo llamara tomando como referencia un twiter. Es posible. Los publicistas políticos son muy solicitados. Eso podría explicar sus diatribas en medios de comunicación a candidatos a la Presidencia de la República. Pero, ¿ataca a unos aspirantes y a otros no? Algunos programas guasones para determinados políticos suelen convertirse en jardines de flores para otros. Las excepciones “valen oro”. Hiii ñor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here