Press "Enter" to skip to content

Hospitalizados por la Covid-19 en Francia repuntan a ritmo acelerado; médicos prevén nuevo pico

(AGENCIAS) 29 de Marzo de 2021.- La cantidad de pacientes en cuidados intensivos en Francia se está acercando rápidamente al peor punto del último aumento de coronavirus que ocurrió en el otoño de 2020, otro indicador de cómo una nueva ola de infecciones está afectando a los hospitales franceses.

El recuento del gobierno francés de pacientes con la Covid-19 en UCI y unidades de vigilancia hospitalaria aumentó a 4 mil 872 el domingo por la noche. Eso es poco menos que el último punto alto de 4 mil 919 casos en UCI el 16 de noviembre, cuando Francia también se vio afectada por un aumento de virus y fue confinada en respuesta.

Dado que las admisiones a la UCI siguen aumentando en dos dígitos a diario, ese pico de noviembre podría superarse en unos días. Los médicos están haciendo sonar cada vez más la alarma de que es posible que tengan que comenzar a rechazar a los pacientes para recibir atención en la UCI, particularmente en la región de París.

Cuando la pandemia azotó Francia por primera vez, los hospitales terminaron con más de 7 mil pacientes en cuidados intensivos, un punto alto alcanzado en abril de 2020.

Pero durante esa ola inicial de infecciones, los hospitales dejaron de tratar a muchos pacientes que no tenían la Covid-19 para evitar sentirse completamente abrumados.

Si bien algunas cirugías no esenciales se posponen nuevamente, los hospitales todavía están tratando emergencias vinculadas al coronavirus y no covid, lo que somete a algunas UCI a una presión intensa y cada vez mayor.

Los médicos de la región de París escribieron en un periódico y señalaron que: “nunca hemos visto una situación así, ni durante los peores ataques terroristas” en la capital francesa, sobre todo en los ataques perpetrados por extremistas del Estado Islámico en 2015 que provocaron la muerte de 130 personas y llenaron las salas de emergencia con los heridos.

Predijeron que nuevas restricciones menos estrictas impuestas este mes en París y en otras regiones no pondrán bajo control rápidamente el repunte de casos y alertaron que los recursos de los hospitales no podrán mantener el ritmo con las necesidades, lo que provocará que deban practicar una “medicina de catástrofe” en las próximas semanas a medida que los casos alcanzan un punto máximo.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: