Press "Enter" to skip to content

Habrían obligado a Britney a divorciarse de su primer esposo

(AGENCIAS) 22 de julio de 2021.- El caso de Britney Spears ha causado revuelo en todo el mundo y cada nueva actualización sigue dividiendo opiniones y alimentando a los fieles seguidores de la intérprete, que luchan por la libertad de la artista de 39 años.

En nuevas declaraciones, hechas para el Daily Mail, el ex abogado de la cantante, Mark Goldberg, reveló que Jason Allen Alexander, el primer esposo de Britney, fue prácticamente engañado y obligado (por la mamá de ella) para divorciarse apenas unas horas después de que se casaran en Las Vegas.

Su fugaz matrimonio, que duró apenas 55 horas, fue noticia en todos los medios en el 2004 y ahora todo apunta a que nunca fue una decisión propia de la intérprete, ni de Jason Allen Alexander.

De acuerdo al testimonio del defensor legal del entonces esposo de Britney, ni la Princesa del Pop ni su primer gran amor querían la anulación de su matrimonio, efectuado en un hotel de Las Vegas, sino que éste fue impuesto por la mamá de ella y su staff.

«Jason estaba buscando un consejo. Estaba muy emotivo y molesto. Britney lo había llamado para que fuera a Las Vegas. Ella estaba allí con amigos, según recuerdo (que dijo), y pagó el boleto de avión para que viniera», indicó.

De hecho, detalló que la cantante no se encontraba bajo los efectos de ninguna sustancia y que la idea de casarse habría surgido de ella: «Según recuerdo, fue idea de Britney casarse. Dijo que no habían estado bebiendo ni consumiendo drogas, o al menos no estaban borrachos», aseguró el abogado, actualmente retirado.

«Los dos acudieron solos a una capilla de bodas y se casaron, y luego regresaron a la suite del hotel con sus amigos, todos felices. A la mañana siguiente, llamaron a la mamá de Britney y se desató el infierno», añadió el abogado.

Mark dijo que su ex cliente le reveló que Lynne Spears llegó a Las Vegas lo más rápido que pudo, que lo despidió y le compró un boleto de avión para que regresara a su casa.

«Le expliqué que podíamos impugnar la anulación. Por lo que pude ver, no era apropiada; ellos se habían casado de buena fe, ambos tenían la capacidad de decir: ‘Sí, acepto’, y habían consumado el matrimonio», expresó Goldberg.

Según trascendió, Jason buscó a Britney después de la separación para arreglar las cosas, pero sus llamadas fueron en vano ya que al parecer ella había cambiado de número; meses después se supo que se había comprometido con el bailarín Kevin Federline, con quien tuvo dos hijos: Sean y Jayden, y de quien se separó en 2006.

Universos paralelos

Por otra parte, llamó la atención el testimonio de uno de los ex guardaespaldas de la cantante, quien afirmó que es testigo de las fuertes medicinas que le suministraban, tales como antipsicóticos y ansiolíticos, mismos que la llevaban a vivir en «universos paralelos» y tener severas alucinaciones.

Lo anterior coincide con las propias palabras de Britney ante la corte, en donde aseguró que la obligaban a consumir drogas en contra de su voluntad y que esto la hacía sentir «como borracha» la mayoría del tiempo.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: