Press "Enter" to skip to content

Fuga de talentos mexicanos, una realidad en Tokio 2020

(AGENCIAS) 04 de agosto de 2021.- México fue a Tokio 2020 con su tercera delegación más grande en la historia de Juegos Olímpicos. 154 atletas mexicanos se ganaron su boleto al evento deportivo más importante en el mundo. Pero, esta cantidad pudo ser mayor, solo que diferentes circunstancias llevaron a algunos deportistas a buscar otros horizontes para estar presentes en Tokio.

La arquera nació en Baja California y representó a México en Río 2016. Al siguiente año, Bayardo se fue a vivir con su pareja a Países Bajos y sacó su nacionalidad neerlandesa. En Tokio 2020 participó baja esta bandera y conquistó medalla de plata.

El originario de Guanajuato cambió de país con el fin de cumplir su sueño. En Río 2016, la Federación Mexicana de Natación (FMN) lo excluyó, y para el siguiente proceso olímpico, Jonathan optó por participar con República Dominicana en la disciplina de trampolín de tres metros, donde quedó en décimo tercer lugar en la ronda semifinal.

«Muchos pensarían que es un problema del dinero, en mi caso no fue así. Lo mío fue porque a mí se me limitaba las competencias en mi propio país, aquí en México. Yo llegaba a clasificar a competencias importantes y me sacaban». – Jonathan Ruvalcaba.

El jinete mexicano compitió por Israel en el salto individual en esta edición, pero anteriormente, representó a nuestro país en Londres 2012 quedando en quinto lugar.

En Tokio 2020, la participación de Michan no fue la esperada; a los 55 segundos de iniciar, su caballo Cosa Nostra se negó a saltar un obstáculo, generando la caída del jinete, por lo que inmediatamente fue eliminado de la contienda.

En el caso de Alberto, el cambio de nacionalidad fue propiciado por un grupo de amigos que tenían la intención de hacer un equipo israelí, juntando deportistas de Colombia, Estados Unidos, Francia y el propio Israel.

El medallista olímpico de plata en Atenas 2004 es ahora entrenador de la delegación de Egipto. Salazar emigró a territorio africano y con esta delegación consiguió dos medallas de bronce por conducto de Hedaya Malak en la categoría -67 kg y Seif Eissa en -80 kg.

Óscar señala que la relación con la actual administración en la federación de Taekwondo en México no es la mejor y no va a mejorar. Salazar fue menospreciado y no lo dejaron crecer como entrenador.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: