Press "Enter" to skip to content

Felipe de Edimburgo quería que Eduardo heredase su título de Duque

(AGENCIAS) 13 de julio de 2021.- Carlos de Inglaterra no tiene tomada todavía la decisión de qué pasará con el título de duque de Edimburgo tras la muerte de su padre, Felipe. Un título que en teoría debería ir a parar algún día a su hermano pequeño, Eduardo,, como en teoría habían acordado todos los implicados y la reina, según anunció Buckingham en 1999. Pero es algo sobre lo que el propio Eduardo sembró dudas hace un mes, en una entrevista con la BBC por el que habría sido el centenario de su padre:

«En teoría todo estaba bien, cuando todavía era uno de esos castillos en el aire que hacía mi padre. Pero, por supuesto, dependerá de si el príncipe de Gales quiere o no, cuando se convierta en rey, así que habrá que esperar a ver».

Tras esa entrevista, del día 10 de junio, saltaron alarmas entre los expertos en realeza. Buckingham, en 1999, había emitido un comunicado diciendo que la decisión estaba acordada entre todos los implicados (Felipe, Isabel, Carlos y Eduardo). Y que el menor de los hijos de Felipe, el único que aún no tenía un ducado (porque eligió convertirse en conde de Wessex en su boda), heredaría algún día el título de Felipe, duque de Edimburgo. Pero, tras esto, fuentes cercanas a Carlos de inglaterra hablaron con el Times, entre otros medios, para decir que «si de Carlos depende, el título no irá a los Wessex».

Y la presión ha sido tanta que un portavoz del propio Carlos ha tenido que emitir una respuesta oficial: «Todas las historias de este tipo son especulaciones y aún no se ha tomado ninguna decisión. Sería inapropiado e irrespetuoso hacia la reina hablar de asuntos que tengan que ver con el ascenso al trono [de Carlos]». Sin embargo, la propia respuesta concede que la decisión final no está tomada.

Todo el asunto viene porque, cuando el rey Jorge VI creó el título para Felipe, con motivo de su boda con la futura reina Isabel II, dejó establecido en la patente real que el título revertería al mayor de sus hijos tras su muerte. Es decir, a Carlos, que actualmente es príncipe de Gales y duque de Edimburgo y de Cornualles. Suponiendo que Isabel algún día deje de ser reina y Carlos se convierta en rey, todos esos títulos serán reabsorbidos por el poder de la Corona y desaparecerán. Y ese monarca (en teoría, el rey Carlos III de Inglaterra, aunque puede elegir otro nombre si le apetece) tendrá potestad de volver a emitirlos a quien crea conveniente.

E igual Eduardo no le parece conveniente a su hermano mayor. Pensara lo que pensara el padre de ambos.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: