Press "Enter" to skip to content

Explotación sexual de menores aumenta durante la pandemia: ONU

(AGENCIAS) 08 de julio de 2021.- La explotación sexual de menores aumentó durante la pandemia de Covid-19, que ha tenido un efecto “devastador” en las víctimas de trata, la mayoría de ellas mujeres.

Las restricciones y la crisis económica aumentaron el riesgo de caer en la trata, una forma de esclavitud que se hizo aún más difícil de detectar, según denuncia un informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) publicado este jueves en Viena.

Además, las redes criminales han sabido sacar ventaja a la situación al centrar la captación durante los confinamientos en la esfera digital, incluidas las redes sociales, según el estudio “Los efectos de la covid-19 en la trata de personas y las respuestas al desafío”.

Aunque la ONUDD no ofrece cifras globales sobre la magnitud de este delito, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de Naciones Unidas calcula que más de 40 millones de personas en todo el mundo son víctimas de trata.

Este estudio se desarrolla con información aportada por distintas organizaciones que trabajan con víctimas de trata en 46 países, explica a Efe el jefe de lucha contra la Trata de Personas de la ONUDD, Ilias Chatzis.

Ya antes de la pandemia, la mayoría de las víctimas eran mujeres: de cada diez personas rescatadas de las mafias en 2018, cinco eran adultas y dos eran niñas, lo que supone el 70% del total.

De nuevo, mujeres, menores y migrantes han sido identificados en este estudio como especialmente vulnerables a la trata durante la pandemia, en la que los criminales se aprovecharon de los problemas económicos de las víctimas. A menudo la forma de captación son falsas ofertas de empleo.

Durante las restricciones a la movilidad, los criminales tuvieron más control sobre sus víctimas, que sufrieron una mayor violencia y explotación, y quienes consiguieron escapar tenían menos acceso a servicios básicos.

También preocupa el aumento de los intentos de captar a menores para explotarlos sexualmente, tanto en sus comunidades locales como a través de internet.

El estudio revela que los menores son cada vez más el objetivo de criminales que utilizan las redes sociales para captar víctimas con métodos como la “sextorsión”. Ese delito consiste en usar imágenes obtenidas de alguien como chantaje para explotarla sexualmente.

“Durante el período de las medidas de emergencia de la covid-19 se ha informado más sobre abuso infantil, incluidas nuevas formas de explotación, como el abuso sexual en directo”, señala el estudio.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: