Press "Enter" to skip to content

Espejismos Laguneros

POR: Hugo Ramírez Iracheta 

LA DESESPERANZA, la frustración y el enojo hacen dudar el conmemorar la Independencia. En verdad las condiciones actuales son mejores que antes del movimiento libertario, iniciado el 16 de septiembre de 1810 por Miguel Hidalgo y Costilla, y terminado 11 años después, el 27 de septiembre de 1821.

Pero las circunstancias socioeconómicas no están acordes a los avances científicos y tecnológicos. El desarrollo solamente ha beneficiado a los billonarios. Mientras, los pobres tienen pocas oportunidades de superación.

La falta de educación académica significa desconocimiento de la historia de México. Esa ignorancia es propicia para subyugar al pueblo y explotarlo.

Las fiestas patrias se dedican a la holganza. Se come, bebe, canta, baila y ríe. Se trata de olvidar la injusticia social. Las enseñanzas de civismo son nulas. Las acciones cívicas están ausentes.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *