Espejismos Laguneros

0
351

POR: Hugo Ramírez Iracheta 

LA DESESPERANZA, la frustración y el enojo hacen dudar el conmemorar la Independencia. En verdad las condiciones actuales son mejores que antes del movimiento libertario, iniciado el 16 de septiembre de 1810 por Miguel Hidalgo y Costilla, y terminado 11 años después, el 27 de septiembre de 1821.

Pero las circunstancias socioeconómicas no están acordes a los avances científicos y tecnológicos. El desarrollo solamente ha beneficiado a los billonarios. Mientras, los pobres tienen pocas oportunidades de superación.

La falta de educación académica significa desconocimiento de la historia de México. Esa ignorancia es propicia para subyugar al pueblo y explotarlo.

Las fiestas patrias se dedican a la holganza. Se come, bebe, canta, baila y ríe. Se trata de olvidar la injusticia social. Las enseñanzas de civismo son nulas. Las acciones cívicas están ausentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here