Press "Enter" to skip to content

Espejismos Laguneros

POR: Hugo Ramírez Iracheta

EXISTEN muchas clases de relaciones interpersonales. Algunos estudiosos del comportamiento humano mencionan la dependencia, el autoritarismo y la equidad.

La dependencia y el autoritarismo son perjudiciales. La primera, porque el individuo espera todo de su pareja, su familia o la sociedad; la segunda el sujeto autoritario se aprovecha de otros.

Ambos son improductivos espiritualmente y se estancan como seres humanos.

La equidad es la relación más propicia; en ésta se da y se recibe. Este comportamiento hace crecer espiritualmente a las personas.

Su distintivo es el amor. Una característica de este sentimiento es que el individuo experimenta ser responsable por los demás. Desea lo mejor para sus congéneres. De esa conducta deriva otra muy relevante: el respeto hacia todos. No hay exigencias

del uno hacia el otro. Todo se hace de mutuo consentimiento.

Una república del amor no es una quimera. Es una necesidad de nuestra sociedad enajenada.

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *