Espejismos Laguneros

0
83

POR: Hugo Ramírez Iracheta

LA mejor antología sobre la educación en México y los objetivos de la TV la hizo, sin proponérselo, el corresponsal de un programa de un canal capitalino de chismes del espectáculo.

El comunicador elogió la popularidad de Juan Gabriel. Entusiasmado dijo que los habitantes de Ciudad Juárez, Chih., lo idolatraban. Añadió que Benito Juárez ni Francisco Villa eran tan recordados como el “Divo de Juárez”.

Sus comentarios expusieron las graves fallas en la educación. La materia de ciencias sociales presenta serias deficiencias en la transmisión de valores. Con valores cívicos, el educando podría subsanar su carencia de nacionalismo. Esa falta es la razón del desconocimiento de la lucha de los próceres (tal vez hasta de sus nombres), y de su aspiración por mejorar las condiciones de vida del pueblo.

Sin saberlo, mostró a la TV tal como es: una industria cuyo objetivo es enajenar a la gente

mediante la frivolidad del contenido de sus programaciones. El propósito es minimizar la consciencia ciudadana y hacer que olvide la realidad de una nación, en donde más de la mitad de habitantes viven en pobreza extrema y pobreza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here