Espejismos Laguneros

0
677

POR: Hugo Ramírez Iracheta

LAS DIRECTIVAS del PRI, PAN y Movimiento Ciudadano (MC) rechazan a los delegados federales. Éstos se encargarán de operar en los estados los programas sociales anunciados por el Presidente electo.

Gobernadores, presidentes municipales, partidos políticos y algunos sectores representativos de la iniciativa privada, no están conformes con esta disposición. La ley que sustenta esta nueva figura jurídica ya fue aprobada por el Congreso de la Unión.

Disentir es un derecho otorgado por la democracia; pero si los opositores pretenden no entre en vigor, deberán comprobar la norma atenta contra el bienestar social. Con los delegados se pretende que los programas sociales lleguen a los sectores marginados y no se utilicen en la compra de votos en tiempos electorales.

Esta medida –se explicó- trata de evitar desvíos de recursos. En Sedesol, organismo que “iba a

terminar con la pobreza”, en el sexenio que termina desaparecieron 1 600 millones de pesos. Este es sólo un caso de muchos similares registrados en instituciones sociales.

El bien social se antepone a los intereses de partidos y políticos. Además, el combate a la corrupción es prioritario en una nación empobrecida por la codicia de muchos funcionarios públicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here