En 2019, más de 169 mil migrantes fueron detenidos en la frontera sur

0
173

(AGENCIAS)

18 de Diciembre de 2019.- Tras las amenazas arancelarias, la detención de migrantes por parte del gobierno mexicano alcanzó niveles récord, lo que disparó el número de migrantes que buscaban asilo en México, dejando al borde del colapso su sistema de asilos debido a la falta de recursos.

El informe, “El ‘muro’ antes del muro: El aumento de medidas contra la migración en la frontera sur de México”, examina el impacto del control migratorio de México en su frontera sur con Guatemala.

Entre enero y octubre de este año, las autoridades mexicanas detuvieron a unos 169 mil 932 migrantes, un 50 por ciento más que en el mismo período en 2018. Más de 31 mil migrantes fueron detenidos en junio, justo después de las amenazas (un récord en las detenciones mensuales que no se había registrado desde el inicio del registro público en 2001).

Las detenciones y deportaciones de ciudadanos de países del Triángulo del Norte (El Salvador, Honduras y Guatemala), Cuba, Nicaragua y Haití se han disparado en comparación con 2018

Al termino de este 2019, México ha contabilizado más de 70,000 solicitudes de asilo, un aumento de más del 125 por ciento en comparación con el año pasado. La mayoría de ellas, fueron realizadas en Chiapas.

En dicha entidad, las 21 personas encargadas de resolver los casos de asilo manejan aproximadamente 1,300 solicitudes cada uno.

El informe de WOLA subraya las formas en que el aumento de control migratorio por parte del gobierno mexicano está exponiendo a las personas migrantes a viajar por áreas más remotas y peligrosas.

Como parte de su nueva estrategia contra la migración, el gobierno mexicano ha desplegado casi 12,000 miembros de su recién creada Guardia Nacional a la región fronteriza sur.

La presencia de este grupo de seguridad, ha desplazado las rutas de migración donde los migrantes son más vulnerables a ataques por parte de grupos criminales y funcionarios corruptos.

Los corredores adyacentes a las costas del Pacífico y el Golfo de México están experimentando menos tráfico, ya que los grupos criminales continúan operando en un corredor “central” que atraviesa el terreno rural y montañoso.

Los migrantes continúan sufriendo asaltos, robos, violaciones y secuestros a manos de grupos criminales en toda la zona fronteriza del sur, y la mayoría de estos casos permanecen impunes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here