Press "Enter" to skip to content

Emma Coronel, esposa de ‘El Chapo’, se declara culpable

Nueva York a 11 de junio de 2021.- Emma Coronel Aispuro se declaró culpable de tres cargos criminales formulados en su contra por el gobierno de Estados Unidos en un tribunal federal en Washington, descartando con ello su derecho a un juicio ante un jurado, y reconoció que existe un acuerdo de culpabilidad negociado con los fiscales estadunidenses.

Coronel Aispuro se presentó la mañana de ayer ante el juez Rudolph Contreras, del tribunal del distrito de Columbia (Washington), se le detallaron los tres cargos en su contra y se le preguntó si entendía las implicaciones de su decisión.

La acusada aceptó ser culpable de cada una de las tres acusaciones en el encausamiento en su contra por narcotráfico, lavado de dinero y participación en transacciones y manejo de negocios con un narcotraficante extranjero.

El juez Contreras concluyó que la declaración de culpabilidad es aceptada y proclamó: usted es culpable de lo que está acusada.

Coronel Aispuro reconoció que existe un acuerdo negociado con los fiscales estadunidenses, lo cual llevó a su declaración de culpabilidad este jueves.

Contreras señaló que emitirá la sentencia en una audiencia el 15 de septiembre, después de evaluar y escuchar los argumentos de los fiscales y los abogados defensores, aunque detalló los marcos para determinarla. Informó a Coronel que la sanción máxima para el primer cargo de narcotráfico es de cadena perpetua; para el segundo (lavado)es hasta de 20 años de cárcel, y para el tercero puede ser de 10 años, además de multas hasta de 10 millones de dólares.

Advirtió a Coronel que su culpabilidad negociada con los fiscales no garantiza una pena reducida. Ese acuerdo, de nueve cuartillas, detalla las acusaciones cuya responsabilidad ella acepta y registra el marco de una sentencia posible de nueve a 11 años de prisión, pero no hay garantía de ello, ya que está exclusivamente en manos del juez. Por lo tanto, también, a solicitud de los fiscales, podría acabar con una sentencia incluso más reducida.

Más aún, estos acuerdos de culpabilidad suelen ser a cambio de alguna clase de cooperación con los fiscales en sus investigaciones o de testificación en otros casos. Sin embargo, en el acuerdo no se hace mención de ninguna colaboración, aunque eso casi nunca se divulga antes de que ésta sea empleada para generar evidencia o en algún juicio en el futuro.

Con ayuda de un traductor en la sesión, Coronel afirmó ante el juez Contreras que entendía las consecuencias de su decisión de declararse culpable y con ello renunciaba a múltiples derechos legales, incluyendo un juicio ante un jurado y un proceso en el que fuera considerada presunta inocente, y que se desiste de su derecho a apelar su caso.

El juez hizo una serie de preguntas sobre la condición mental y física de Coronel (si estaba medicada, era adicta a drogas o alcohol o tenía algo que podría afectar sus decisiones), a lo que respondió que no.

Los tres cargos formales por los que Coronel se declaró culpable son, primero, que a partir de 2007 hasta el 19 de enero de 2017 conspiró para distribuir heroína, cocaína, metanfetaminas y mariguana para su importación ilícita a Estados Unidos.

En el segundo, afirma que entre 2007 y diciembre de 2019, conspiró para el lavado de instrumentos monetarios en México y Estados Unidos. El tercero, que entre 2007 y diciembre de 2019, tanto en México como Estados Unidos, Coronel –identificada como estadunidense– participó en transacciones y manejos de propiedades de un foráneo, identificado como Joaquín Guzman Loera El Chapo, quien fue designado como narcotraficante extranjero por la justicia estadunidense.

Con su declaración de culpabilidad, Coronel también reconoció su participación personal en el negocio de narcotráfico de su esposo, en la preparación de su famosa fuga famosa del Altiplano y en el lucro de sus propiedades hasta 2019, entre otras cosas.

El fiscal Anthony Nardozzi resumió el caso contra Coronel y ella, al preguntarle el juez si aceptaba esa versión presentada por los fiscales sobre sus delitos, declaró que sí.

La trayectoria legal del caso contra Coronel empezó con una queja criminal para su arresto, presentada ante el mismo tribunal federal en Washington el 17 de febrero y cinco días después, el 22 de febrero, el Departamento de Justicia anunció que Coronel Aispuro estaba bajo su custodia tras ser detenida en el aeropuerto internacional Dulles en Washington. La esposa de El Chapo continuará detenida mientras procede su caso, aparentemente en Virginia, donde ha permanecido desde su arresto.

Sus abogados, Jeffrey Lichtman y Mariel Colon, también integraron la defensa de Guzmán Loera en su juicio en Nueva York. El Chapo cumple su condena de cadena perpetua en Colorado.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: