El debate en el Congreso sobre las acusaciones a Trump se carga de discursos emocionales. También en español

0
175

(AGENCIAS)

12 de Diciembre de 2019.- Los miembros del Comité Judicial de la Cámara de los Representantes empezaron este miércoles una intensa sesión para debatir los cargos que los demócratas atribuyen al presidente, Donald Trump, antes de votarlos y determinar así el avance del proceso investigativo del Congreso en su contra por supuestas acciones ilícitas en las relaciones con Ucrania.

El partido opositor del presidente lo acusó de abusar de su poder para perjudicar al rival Joe Biden a través de presiones sobre ese país ex soviético y de obstruir al Congreso en la investigación sobre estos presuntos hechos. Este miércoles se escucharon discursos cargados de emoción tanto en apoyo como en contra de las acusaciones.

Lou Correa, representante demócrata por California, decidió usar también el español para exponer sus argumentos. “Tristemente nos encontramos aquí contemplando las acciones del presidente”, dijo. El congresista agregó que iba a estudiar “las evidencias y las leyes presentada”. “Mi voto será para asegurar que sigamos siendo una democracia y no una dictadura”, dijo.

Correa afirmó en su intervención que “muchos de nuestros hijos han pagado el precio de nuestra libertad con su sangre” y que por eso la democracia estadounidense tiene que ser la herencia de esos hijos y que existe cuando no hay nadie por encima de la ley. “Le pido a Dios que nos dé sabiduría y nos ayude a unir nuestra querida patria”.

No fue el único discurso con argumentos de este tipo. Y ambas partes apelaron al sentido de la historia de los estadounidenses.

La representante demócrata por Florida Val Demings dijo que, como descendiente de esclavos y ahora miembro del Congreso, tiene fe en Estados Unidos porque es «el gobierno del pueblo». 

Lucy McBath, compañera de partido de Demings. por Georgia, habló emocionalmente sobre la pérdida de su hijo por la violencia armada y dijo que aunque el juicio político no era el motivo por el que vino a Washington, ella quiere luchar por un país “del que mi hijo Jordan estaría orgulloso».

Jim Jordan, republicano por Ohio, dijo por su lado que los demócratas quieren destituir a Trump porque él y su partido no les “gustan”. «No les gustan los 63 millones de personas que votaron por este presidente», afirmó.

Los legisladores demócratas dijeron que no acudieron al Congreso para destituir a un presidente, pero señalaron evidencia detallada para justificar sus acusaciones. Por otro lado, los republicanos defendieron ferozmente al presidente diciendo que Trump no hizo nada malo y ridiculizaron a los demócratas por acelerar el proceso de destitución.

El principal miembro republicano del comité, el representante por Georgia Doug Collins, argumentó que los demócratas están acusando al presidente porque creen que no pueden vencerlo en las elecciones de 2020.

La sesión prosiguió este jueves

El debate proseguirá este jueves. Al final de la sesión, se prevé que el comité vote sobre los dos artículos contestados a Trump para remitir su evaluación y votación a la entera Cámara de los Representantes, controlada por una mayoría demócrata. 

Si allí se vota a favor de seguir con el procedimiento, el presidente se convertirá en el tercero en la historia de Estados Unidos en ser sometido a un juicio político, lo que ocurriría en el Senado (de mayoría republicana). 

Para que el presidente sea destituido, debería votar a favor de ello una mayoría de dos tercios de los senadores, una perspectiva poco probable.

Declaración llamativa de un representante republicano

El representante republicano Louie Gohmert, hablando en la reunión del Comité Judicial de la Cámara sobre la destitución, indicó el nombre de una persona que los republicanos creen que fue la que denunció los hechos contestados a Trump. 

El legislador de Texas dijo el nombre de la persona mientras indicaba una lista de testigos que en su opinión deberían haber sido llamados en la investigación de juicio político, aunque no lo identificó específicamente como el denunciante. 

Los demócratas han pedido reiteradamente a los republicanos que no difundan el nombre de alguien que se cree que es el denunciante, citando cuestiones legales de privacidad y seguridad. Gohmert fue el primero en hacerlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here