Donde no corre el agua, no te estanques

0
500

POR: Estrellita de la Torre Lomelí 

En nuestras vidas pasamos por diversas situaciones, buenas y malas y pasamos por desamores y tristezas, por recuerdos y desafortunadas nostalgias. Pero recordemos que en nosotros se encuentra la actitud con la que debemos tomar las cosas, nosotros sabemos si seguimos en el funeral o volver a la vida gozar.

La verdad es que todo es cuestión de actitud, la forma en la que tomemos cada circunstancia, claro!, he decir que existen situaciones difíciles, que nos duelen en extremo, que nos parten el corazón, que sentimos que nos es imposible soltar, volver a comenzar, alejarnos, cerrar ciclos.

Pero créanme todo es posible si nos lo proponemos, el dolor no debe ser eterno, debemos tratar de recordar sin que duela, debemos tratar de sanar nuestras heridas sin seguirlas tocando.  Aprendamos de todo aquello que alguna vez existió, dejemos en nuestras memorias simplemente lo mejor y alejemos las dudas y sobre todo los temores a encontrar nuevas amistades, nuevos amores, y uno nunca sabe, quizá nuevas cicatrices. El dolor es pasajero, eso nos debe quedar muy en claro, nada dura la eternidad si no lo dejamos, en toda circunstancia lo mejor es aprender  a soltar, a alejarnos, simplemente a avanzar.

No debemos dejar que nuestro mundo se desestabilice por la pérdida de algún loco amor, no debemos seguir llorando por alguien que se marchó, la vida continúa y nosotros junto con ella. A veces nosotros nos quedamos a la deriva, en el llanto, sumidos en el dolor, nostálgicos, deprimidos; mientras que los que se marcharon continúan como si nunca, como si nadie. Y es justo que hagamos lo mismo, si alguien se marcha sin luchas, sin respuestas, debemos ponernos a pensar que no era nuestro momento, que no era el indicado (a) para nosotros, que todo tiene una razón de ser, de dejar partir.

Dejemos de sufrir por alguien que se encuentra feliz sin nosotros, dejemos de llorar por alguien que sonriendo por la vida va, no nos hagamos las víctimas de las circunstancias, todo pasa por alguna buena razón; quizá el destino nos tiene preparado algo muchísimo mejor.

Recuerden que donde no corre el agua, no debemos estancarnos; así que dejemos de hacernos preguntas y no obtener respuestas, dejemos de autodestruirnos con mensajes, fotos y detalles, con recuerdos que jamás volverán. Nosotros somos los únicos que sabemos si podemos continuar o estancarnos sumidos en el pasado.

Dejemos de ser ilusos con respecto a pensar que alguna vez estaremos libres de tormentas, de desilusiones, de engaños, de mentiras, en nuestro andar siempre existirá algo que perturbe nuestras emociones, pero hay que saber que no todo es negativo, que aprendemos, que vivimos, que amamos y sonreímos, pero en ocasiones todo tiene un punto final y en el amor no es la excepción, hoy en día nos damos cuenta que en el amor nada es para siempre y que las palabras se las lleva el viento, que los te quiero se vuelven tan falsos y los te amo se van regalando a diestra y siniestra por el mundo.

Pero la vida es así, ¡nada complicada!, pero si tan sencilla y tan frágil, y nosotros nos ahogamos en ocasiones en un vaso de agua, tratando de buscarle cinco pies al gato, sin ponernos a pensar que aquel que se marcha es porque no era para nosotros, que aquel que nos engaña es porque no valía nuestro amor y nuestra entrega. Dejemos que se vayan y pidamos no regresen, que aquellos que en verdad aman no se pierden.

Es difícil al comienzo, claro todo tiene un proceso se sanación, pero no desperdiciemos tanto tiempo en llevar flores al muerto, vivamos y volvamos a ser  felices, que nada ni nadie perturbe nuestra felicidad y nos impida conseguir nueva armonía. En este mundo estamos llenos de locuras, que nadie borre nuestros sueños y nos impida volver a creer y nuevamente comenzar.

Amigos, un adiós rompe un corazón, pero en nosotros está el reconstruir sus pedazos, no dejemos que personas inestables, inmaduras, insensibles, egoístas, ególatras, testarudas, orgullosas, marquen nuestra vida; desempolvemos nuestros sentimientos y volvamos a relucir.

Los invito a leerme en el Diario Digital e Impreso EXTRA de la Laguna y en mi página de Facebook: Estrellas en el Cielo (Escritor).

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here