Dicen en las Calles

0
435

POR: Hugo Ramírez Iracheta

VOLUNTAD. En el combate al COVID-19 el tiempo es de vital importancia. La entrada en servicio del Hospital Regional de Especialidades de Gómez Palacio podría ser apremiante. Así que la información de la presencia del Ejército Nacional para terminar lo que falta del nosocomio ha sido bien recibida. Esa obra, como muchas otras que estuvieron detenidas durante años, sólo necesitaba de buena voluntad.

MENTIRAS. Es una lástima que Eugenio Derbez, buen cómico, sea un mal mexicano. En su afán de criticar al presidente Andrés Manuel López Obrador apoyó una noticia falsa. En su cuenta de twiter solicitó ayuda para Baja California Sur. Según él, a nombre del director del IMSS de esa entidad pedía ayuda porque la capacidad médica había rebasado a dicha entidad. Sin embargo, el médico citado por Derbez es un médico jubilado. El teatrero, que tiene años en residir en USA tal vez fue bien intencionado. Si así fue, pudo haber enviado ayuda personal (lo puede hacer aún), sin necesidad de tratar de minimizar la figura del mandatario. Es tiempo que alguien le diga: AMLO es más conocido y querido que el cómico.

ABUSOS. Los comerciantes durante todo el año suben los precios, generalmente sin motivo. Este 2020 han sido excesivos. El pretexto eternamente esgrimido era el costo de la gasolina. ¡Sorpresa!, este año no hubo gasolinazo. Los combustibles no subieron en enero y, por el contrario, en lo que va del año registraron dos bajas. En La Laguna cuesta 14 pesos y centavos. Sin embargo, los comerciantes el precio a todos los artículos. Por su parte, los concesionarios del autotransporte al inicio del año alzaron la voz y pidieron un aumento. El pretexto fue el de siempre: “Comprar equipo moderno y dar mejor servicio”. Al no haber “gasolinazo” no insistieron. Con la baja de los combustibles parece ser ni pensaron en disminuir los pasajes. Cuando se dice que comerciantes y transportistas son una lacra social, quien escucha acepta con la cabeza.

VIOLENCIA. Entre los muchos conflictos que trae la pandemia que asuela al mundo, a unos países más que a otros, el temor ha provocado otros problemas. Es natural experimentar inquietud ante el COVID-19, pero es necesario conservar la calma. Si permitimos al miedo superar nuestro raciocinio, podría surgir el caos social, el cual a nadie conviene. A la fecha, son varios los ataques realizados contra personal de las instituciones públicas de salud. Increíble, se agrede a quienes nos cuidan y protegen. En varios hospitales, y fuera de ellos, se registraron agresiones contra médicos y enfermeras, incluido personal de intendencia. Ante lo anterior es imperativo difundir el reglamento en el manejo de las víctimas del COVID-19. Para evitar la violencia contra médicos, enfermeras y personal del IMSS, ISSSTE y del sector salud, es necesario el público esté informado del protocolo del manejo de cadáveres, sancionado por autoridades sanitarias a nivel mundial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here