Dicen en las Calles…

0
414

POR: Hugo Ramírez Iracheta

SEÑORÍO. La esposa del presidente AMLO, señora Beatriz Gutiérrez, fue insultada por una mujer. Las groserías se grabaron durante una entrevista televisiva a la novia del senador panista Javier Lozano Alarcón, Desirée Navarro. La insolencia fue soez, vil y de taberna. Desirée es experta en moda y por su escaso lenguaje se colige sólo sabe de vanidades. Tal vez eso explique el espectáculo que dio. En cambio la señora Gutiérrez respondió con un mensaje donde le expresa buenos deseos y se cumplan sus anhelos. Un severo golpe propinado con guante blanco. Resaltan la educación, cultura y dignidad de una mujer inteligente y de mucho señorío. La mente débil y frágil de quien lo recibió, aún no percibe lo que pasó. Le explicaron el concepto de lógica. Apenas comienza a vislumbrar la idea cuando su profesor de filosofía le explica: “Si llegas a tu casa y encuentras a tu madre con alguien que no es tu padre, entonces eres…

LLORIQUEO. Antaño, los medios de comunicación difundían noticias de diversidad total. Subsistían con publicidad comercial. Con el neoliberalismo se puso en práctica vender espacio pagado a presidentes de la República; gobernadores; presidentes municipales y cualquier político con “hueso”. En esos espacios “daban” a conocer obras realizadas durante sus gestiones. A la gente no le importaba mucho, pero lo soportaba como un mal necesario menor. Sin embargo, en la actualidad la publicidad política cambió a propaganda rebosante de mentiras y ataques infundados contra quienes no están conformes con su quehacer. El presidente Andrés Manuel López Obrador esa prebenda a dueños de medios de comunicación y a muchos “periodistas”. Esa acción desató una guerra mediática contra AMLO como jamás se había visto en el país. Ese es el motivo de que pocos medios den a conocer las acciones positivas de la actual administración federal. En contra, recibe muchos ataques con mentiras e información tergiversada. Con esta guerra sucia pretenden recobrar las millonadas de pesos que recibían mensualmente. Se acabó la compra de

propaganda pagada a precio de oro y ello demuestra que se pretende acabar con la corrupción. Se enfrenta a un gran enemigo que en tiempos pasados se le conoció como “El cuarto poder”, por la influencia que tienen en la sociedad y los gobiernos, la cual servía también para evitar los abusos de autoridad de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here