Dicen en las Calles

0
578

POR: Hugo Ramírez Iracheta 

DESORIENTADO. El otrora gigante de la política mexicana, el invencible PRI, ha perdido su brújula política.
Las nominaciones en Gómez Palacio y Lerdo para las presidencias municipales son consideradas un total desatino porque los dirigentes cometen el mismo error que lo precipitaron al infortunio político en las elecciones pasadas.
Agoreros políticos predicen el fracaso con los candidatos seleccionados. Dicen tal pareciera ninguna enseñanza les dejó la derrota pasada. Mantienen la práctica de tomar decisiones anteponiendo el interés económico-personal y no escuchar a las bases. Hasta sus oponentes se preguntan la razón de ese afán de suicidio político.

NECESIDAD. La ciudadanía necesita, además de educación académica, de conocimiento político. Si aspiramos a tener un México democrático, no basta con la materia de civismo en la instrucción de niños y jóvenes. Saber de ideologías políticas y sistemas socioeconómicos se ha vuelto una exigencia para evitar la manipulación del sistema democrático.

SALVAJE. Existen muchas definiciones del capitalismo. He aquí una: “Es un sistema socioeconómico que favorece al capital”. Otra: “Es el método socioeconómico en el cual los medios de producción y distribución son propiedad privada y su fin es el lucro”. Por cierto, los beneficiados son los propietarios de empresas. A través de ellas los trabajadores reciben salarios, los cuales, por regla general, son bajos y no cubren el esfuerzo ni conocimiento por las labores realizadas. El capitalismo no es algo nuevo. Surgió en el siglo
XVII durante el fin del feudalismo. En la actualidad, por su exagerada codicia en explotar a las naciones, se le denomina “capitalismo salvaje”.

RECHAZO. Un rasgo sobresaliente de México es la pobreza. Lo ha distinguido desde su independencia. Resulta entonces un insulto que funcionarios públicos ganen sueldos muy altos, generalmente muy por encima de su conocimiento o desempeño de labores.
Además, aprovechan los cargos y reciben sobornos, extorsionan y/o roban. Arturo Zaldívar, Ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), gana en promedio 433 639 pesos al mes y Lorenzo Córdova, Consejero presidente del Instituto Nacional
Electoral (INE), 295 mil 974 pesos. La codicia y el servicio público no se llevan bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here