Dicen en las Calles…

0
2031

POR: Hugo Ramírez Iracheta

OPACIDAD. Ninguna instancia vigilante de los dineros del pueblo ha podido disipar la neblina que encubre los malos manejos del erario público federal. Una información sobre el tema ha causado descontento. Se refiere a la existencia de fideicomisos federales en donde se “ocultan” miles de millones de pesos para uso discrecional del gobierno. Es urgente, dicen los conocedores, avanzar en la rendición de cuentas y control de estos instrumentos que garantice el cumplimiento de los fines de interés público para el que fueron creados. Desaparecer los resquicios legaloides que amparan la opacidad en 374 fideicomisos, (de los cuales sólo 19 tienen estructura para ser fiscalizados), en un imperativo subrayado en rojo por los 835 mil 447 millones de pesos que representan casi el 16 por ciento del presupuesto de 2018.
ESTAFA. Quienes se preguntan el motivo del por qué la Organización Nacional de Protección al Patrimonio Familiar (ONAPPAFA) hace cobros que corresponden a gobiernos estatales, no encontrarán quien les dé una explicación satisfactoria. Tampoco por qué ninguna instancia judicial ha iniciado investigaciones sobre la entrega de “permisos” para circulación de automotores de ingreso ilegal al territorio mexicano. Los dirigentes de ONAPPAFA se hicieron millonarios, igual que sus imitadores. Además, los documentos entregados a propietarios de vehículos “chuecos” nunca han tenido validez oficial. Sin embargo, autos y camionetas circulan libremente y la ONAPPAFA y similares siguen ganando dinero. Aunque cuando la SHCP lo decide incauta vehículos. Sin embargo, nunca de lujo. Pregunta interesante: ¿Si una estafa es del conocimiento público se requiere denuncia para qué las autoridades proceden contra los presuntos responsables?
ENIGMA. La derrota de candidatos panistas lerdenses en las elecciones pasadas es poco comprensible. El municipio de Lerdo ha sido bastión del PAN, al menos en la Ciudad Jardín. Resultó extraño que Rosario Castro Lozano perdiera la representación popular a la que aspiraba, pues sus amigos la consideran buen elemento. La valoración de su capacidad la hicieron públicamente dirigentes de tres organismos al elogiar su carrera política y felicitarla por su designación como coordinadora del gabinete de gobierno del Estado Durango. Empresarios lerdenses, A. C.; Angelitos de Luz Laguna, A. C., y la Asociación Civil Lerdo Próspero, dieron su apoyo a Rosario Castro a través de Homero del Bosque Ayala, Nahima Herrera y Georgina Solorio. La alcaldesa María Luisa González Achem, en su momento, manifestó que el cargo de Castro Lozano tal vez fue un premio de consolación. Tal declaración impulsó a la presidenta de “Lerdo Próspero” a esta reflexión: “Existen tres clases de opiniones, la peor es aquella que no es solicitada, la mala opinión es aquella sobre la que no se conocen los motivos y la no deseada que es aquella en la que se habla de quien no está presente. A palabras municipales oídos sordos”. Tal parece que las libertades literarias también son válidas en política.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here