Dicen en las Calles…

0
262

POR: Hugo Ramírez Iracheta 

GUARDIÁN. Rosario Robles tiene un ángel ¿o demonio?, que la cuida. Y lo hace muy bien. Aunque en realidad la preocupación por Robles no es por ella, sino para quien resultó beneficiado de los desvíos billonarios en SEDESOL y SEDETUR. Ha sido acusada del desvío de 7 mil 700 millones de pesos. Las indagatorias mediante las que se llegó a conocer el fraude estuvieron a cargo de la directora general de Auditoría Forense de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Muna Dora Buchahin. Y mientras a quien manipuló para allegarse fondos del erario que fueron entregados al de “arriba”, se pretende darle una diputación federal para protegerla, a Buchahin se le despidió de su cargo. Esos sucesos dan la razón a Andrés Manuel López Obrador de que, terminar con la corrupción y la impunidad, es un paso importante para resolver los problemas económicos del pueblo. 7 mil 600 millones de pesos realmente servirían para iniciar la infraestructura que México necesita para crear empleos bien pagados.
CODICIOSOS. En todas las sociedades, pero con mayor frecuencia en países donde se ha instalado el capitalismo salvaje, aparecen más empresarios para quienes el lucro máximo es el objetivo prioritario. Y cuando alguien pide reconocimiento al trabajo y remuneración justa para el obrero, de inmediato surgen de la iniciativa privada algunos hombres, afortunadamente pocos, que se oponen a la idea de justicia social y acusan de populismo a quien expone tal pensamiento.
AMBIGÜEDAD. “Como digo que sí, digo que no”, pareciera ser la actitud de algunos integrantes de grupos empresariales de México. Niegan haberse manifestado en contra de Andrés Manuel López Obrador. En realidad unos pocos lo hacen. Por su parte, algunos medios de comunicación han difundido mentiras y desinformación sobre el candidato de MORENA. Éste ha reafirmado no estar contra la iniciativa privada y reconoce su importancia en la economía nacional. Sí afirma hay empresarios codiciosos, quienes en complicidad con las autoridades, cometen ilícitos perjudiciales a la ciudadanía. Además, afirma la corrupción debe combatirse para bien de los pobres.
PÉRDIDA. El amor romántico siempre ha estado a la alza. El romanticismo (no la corriente filosófica, sino el de las canciones cursis), es aceptado por su facilidad de “querer”. Sin embargo, el amor, ese que requiere no solamente voluntad, sino de esfuerzo y comprensión de conceptos difíciles de poner en práctica, está casi en el olvido. El amor es uno de los valores más importantes que debería tener el ser humano. Es por medio de este sentimiento que las personas se interesan por los demás. Quienes aman realmente, se preocupan por el bienestar de los demás. Así que cuando Andrés Manuel López Obrador expresa “amor y paz” seguramente tiene la idea de su “constitución moral”. Es buena idea. Napoleón Bonaparte, y no lo comparo de ninguna forma con López Obrador, tenía la moral en mente cuando dio forma a su “Código napoleónico”, conjunto de normas, de las cuales, algunas de ellas conforman los códigos civiles de más de 24 países.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here