Dicen en las Calles…

0
83

POR: Hugo Ramírez Iracheta 

AMISTADES. Los amigos en política no existen. Quien presuma de tenerlos en la más truculenta y despiadada de las actividades humanas miente. Tal vez haya quien rechace esta idea y afirme la guerra es peor por la muerte y destrucción que esparce. Sin embargo, en política, algunas decisiones pueden ser tan mortíferas como las bombas. Por ejemplo, no indagar porque los laboratorios de medicinas no producen medicamentos para varias enfermedades “crónicas” que pueden curarse; no combatir, ni siquiera advertir al público, de los perjuicios de los alimentos industrializados. Y ¿por qué no?, legislar para que restaurantes y tiendas de conveniencia no tiren alimentos en buen estado y los donen a instituciones que realizan actividades sociales, como el DIF. En el mundo, cada día se desperdician mil 500 toneladas de productos alimenticios. Son datos de la FAO.
OPACIDAD. Es un hábito que ha sido propiciado, institucionalizado y aprovechado por los políticos, es hija consentida de la corrupción y hermana gemela de la impunidad. Forma parte de los principios a cumplir de quien ingresa a la política. Otro factor que funge como abono a la corrupción es el fuero. Es el motivo por el cual los servidores públicos, al terminar el período en sus puestos, busquen infatigable y desesperadamente otro cargo para evitar ser enjuiciados por delitos cometidos. El fuero no encubre criminales. Es para proteger a los servidores del pueblo si son incriminados injustamente por el poder ejecutivo o cualquier instancia judicial.
ATRACCIÓN. El poder, en cualquiera de sus formas más conocidas: económico, político, militar y religioso (existe quien incluye a la prensa), es codiciado y no existe nada considerado obstáculo insalvable para obtenerlo. En el libro “Anatomía del poder”, el autor John Kenneth Galbraith, cita a Bertrand Russell. El filósofo inglés concluyó que el poder, junto con la gloria, es la más grande aspiración y la máxima recompensa de la especie humana. Algo debió atraerle a Margarita Zavala de Calderón, cuando fue Primera dama del país, para que luego de conocer las tenebrosidades de la política se atreva a irrumpir en ella. La candidata independiente a presidenta de la República no aceptó el financiamiento público que entrega el INE, en diferentes montos, a los aspirantes, para sus respectivas campañas y regresó 2.3 millones de los 42.9 millones de pesos que le corresponden por ley. Los votos que los ciudadanos sustraigan a José Antonio Meade y a Ricardo Anaya, ¿adónde irán a parar?
DESENGAÑO. El rechazo a la posibilidad de solución a ciertas situaciones muestra el temor de quienes prefieren mantenerse cerrados a ideas buenas, aplicadas en el pasado y que por diversas circunstancias no dieron el resultado esperado de ellas. La oposición a conceptos fallidos, no por su contenido, sino por una mala aplicación, bien vale examinarla bajo las nuevas perspectivas dadas por la experiencia. Aferrarse a los errores cometidos, y se cometen, es olvidar una de las primeras enseñanzas filosóficas: dudar de todo, no importa quien lo haga y cuantos lo hagan. Lo que importa es la búsqueda de la verdad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here