Día de Muertos, gran tradición mexicana

0
349

POR: Estrellita De La Torre Lomeli

 
Este 1 y 2 de Noviembre celebramos una de las tradiciones más representativas de nuestro bello Pueblo Mexicano.
En el año de 2008, UNESCO declaró esta bella tradición como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
Dicha celebración se lleva a cabo durante el 1 de Noviembre, llamado día de Todos los Santos en honor a las almas de todos los niños y el 2 de Noviembre para las personas adultas.
En nuestro bello México, es una celebración en la que cada familia prepara diferentes ofrendas para recibir con gran agrado a las almas de todos nuestros fieles difuntos que se nos adelantaron en el camino.
Como parte de las ofrendas se les coloca en un altar su comida y bebida favorita, frutas, dulces, fotografías, flores y juguetes según sea el caso y diferentes elementos simbólicos característicos de nuestro altar. .
En nuestro bello México, cada estado, región, pueblo, cuenta con sus propias tradiciones, sus propios usos y costumbres, pero el Día de Muertos es una de las más importantes y sobre todo una de las más representativas de los Mexicanos.
Cabe destacar que nuestro México es un país rico en cultura y sobre todo en tradiciones, en creencias que se han llevado a cabo a lo largo de los años, que van desarrollándose de generación en generación, inculcando a nuestros hijos a fomentar nuestras costumbres como pueblo.
Parte de esta tradición es visitar ya sea de día o de noche los panteones, para llevarles alguna ofrenda a su difunto, orar y acompañarlo.
Y no ha de faltar nunca el humor mexicano con que percibimos a la muerte, el también tradicional Pan de muerto que solo se prepara para estas fechas, las deliciosas calaveritas hechas a base de azúcar, las coloridas vestimentas de catrina y sobre todo las calaveritas literarias que ironizan situaciones de personajes populares e impopulares usando el tema de la muerte con una intención humorística.
La tradición del Día de Muertos, a pesar de ser la misma en todo México, cuenta con algunas variantes dependiendo del estado.
Es un hecho que de la muerte nadie escapa y que pese al dolor, en estas fechas llegamos a percibirla como una etapa de regocijo, como diría el poeta Mario Benedetti: “Después de todo la Muerte es sólo un síntoma de que hubo vida”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here