Cumplen ordenamiento de la PROFEPA de retornar residuos peligrosos a su ciudad de orígen Ecuador

0
107

Altamira, Tamaulipas a 12 de Junio de 2018.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), ordenó el retorno a Ecuador, país de origen, de 24 mil 200 kg de escoria de aluminio que pretendían ingresar de manera ilegal a nuestro país por el puerto de Altamira, Tamaulipas desde el 20 de octubre de 2017, haciendo uso de una fracción arancelaria distinta a ese tipo de residuos peligrosos.

Asimismo, los inspectores de esta autoridad ambiental detectaron, en ese momento, que los propietarios del producto no contaban con autorización de importación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), por lo que se inmovilizó el embarque hasta la resolución del procedimiento administrativo.

A partir de esa fecha la PROFEPA inició procedimiento administrativo en contra de la empresa importadora Aleaciones y Metales Industriales de Saltillo, S.A. de C.V., con domicilio en el Municipio de Ramos Arizpe, Coahuila,  por contravenir lo establecido en el Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación.

En colaboración entre las Delegaciones de la PROFEPA en los estados de Tamaulipas y Coahuila, se  visitó a la empresa importadora, donde se constató que no contaban con la documentación legal de autorización de importación de los residuos peligrosos (escoria de aluminio), que emite la SEMARNAT,  con lo que se evitó el ingreso de este embarque en forma ilegal al País, lo que favorece la protección y cuidado de  nuestro medio ambiente.

Por tal motivo  se determinó la inmovilización de la mercancía en el puerto de Altamira, y se ordenó como medida correctiva el retorno de los residuos peligrosos a su país de origen.

En cumplimiento de la medida correctiva ordenada por la PROFEPA, el pasado 31 de mayo de 2018, en el buque denominado Expessbrasil retornó el cargamento de escoria de aluminio a la empresa Modal Trade, S.A., con sede en el país de Ecuador.

Es preciso señalar que las escorias provenientes del horno de fundición de chatarra en la producción de aluminio, son consideradas como residuos peligrosos, toda vez que están contemplados como residuos sujetos a condiciones particulares de manejo por su alta toxicidad al ambiente, además de representar riesgo de daño a la salud pública si no tienen un adecuado manejado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here