Press "Enter" to skip to content

Coronavirus en el Mundo

(AGENCIAS) 27 de Febrero de 2021.- El nuevo coronavirus SARS-CoV-2, responsable de la enfermedad COVID-19, avanza por todo el planeta sumando más de 2,5 millones de fallecidos y más de 113,4 millones personas infectadas. Así evoluciona el número de casos y muertes en el mundo.

El país más afectado en términos absolutos es Estados Unidos, con más de 28,4 millones de contagios y por encima de los 510.000 fallecimientos, seguido de India, que supera los 11 millones de casos y las 156.000 muertes, y de Brasil, que rebasa los 10,4 millones de diagnosticados y que alcanaza los 252.000 decesos.

El foco principal de la pandemia vuelve a situarse en Europa, que ya supera los 838.000 muertos y afronta 2021 con la amenaza de una tercera ola confirmada. Así, permanecen severas restricciones, como los confinamientos domiciliarios o el toque de queda para frenar los contagios. En América, donde los casos siguen creciendo y los fallecidos ya superan el millón, el país que más preocupa es Estados Unidos.

En cuanto a las muertes, América y Europa acumulan el 80 % de las que se han producido en el mundo, mientras que Asia, el continente donde surgió la pandemia, reporta en torno a un 15 % de fallecidos. El siguiente gráfico recoge las muertes diarias por cada 100.000 habitantes en cada país. En lugares como España se observan dos grandes episodios de mortalidad por coronavirus: el primero, entre marzo y abril; y el segundo, entre noviembre y diciembre.

Datos por continentes

En Estados Unidos, la nación más azotada, la llegada a la Casa Blanca del demócrata Joe Biden ha supuesto un cambio de rumbo en la gestión de la pandemia. Por otro lado, China, el país epicentro del brote, ha contenido durante meses el avance de la pandemia. Ahora en Asia el país más afectado es India, el segundo más poblado del mundo, que no ha podido evitar la expansión del SARS-CoV-2.

En África, el ritmo de contagios se ha acelerado desde noviembre y suma ya 3,8 millones de casos y 103.000 muertos de la mano de la segunda ola que atraviesa el continente bajo la amenaza de las nuevas variantes del virus y la escasez de vacunas. Y en Latinoamérica, la rápida propagación del virus en Chile, Perú, Colombia, Panamá y Bolivia está desbordando los sistemas sanitarios del continente.

En Oceanía, la tónica han sido las restricciones severas. Australia, que ha registrado casi 29.000 contagios y poco más de 900 muertes, se vio obligada a imponer restricciones en verano tras controlar durante varios meses la expansión del coronavirus. Nueva Zelanda, que impuso un confinamiento muy estricto, declaró el país libre de coronavirus el 8 de junio y lo volvió a conseguir en diciembre tras controlar sus brotes activos.

El coronavirus, que ya ha dejado más de dos millones de muertes en todo el mundo, ha tenido, sin embargo, una letalidad desigual en cada territorio: aunque Estados Unidos, Brasil y México son los tres países con más fallecidos en términos absolutos, la comparación entre las muertes de países con más de un millón de habitantes en relación con su población revela que Bélgica es el que presenta una tasa de mortalidad más elevada, con 192 decesos por cada 100.000 habitantes. España, que llegó a ocupar el segundo puesto en este ranking, ha descendido a la decimosegunda posición con una tasa de 145 fallecidos.

Es España, el decimosegundo país del mundo con más muertos con coronavirus por número de habitantes.

El virus ya ha dado varias vueltas al mundo. Desde que la pandemia despuntara en China a finales de 2019, las distintas olas de contagios y muertes han afectado al planeta de forma desigual. Los casos crecieron en Europa en marzo de 2020, aunque el virus golpeó pronto a América, y en octubre ya se alcanzó el millón de fallecidos a escala global. En enero de 2021, el coronavirus ha superado los cien millones de personas contagiadas.

La pandemia en España

El coronavirus se extendió por España desde febrero y a mediados de marzo obligó a imponer el estado de alarma para tratar de frenar los contagios y aliviar la saturación en los hospitales. Durante más de dos meses, los españoles sufrieron uno de los confinamientos más estrictos del mundo, lo que no evitó que los servicios sanitarios se vieron superados en muchos lugares antes de lograr aplanar la curva.

Con todo, España sigue siendo uno de los países con más casos y fallecimientos con COVID-19 del planeta y trabaja ahora en hacer descender la tercera oleada del SARS-CoV-2.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: