Contrapunto

0
431

POR: Hugo Ramírez Iracheta

EN UN examen somero de actividades del DIF de Lerdo, a excepción de algunas actividades que se realizaron con la voluntad y esfuerzo de colaboradores (mal pagados, por cierto), no se cumplió el cometido pare el que fue creada esta institución hace 41 años.

Desde hace varios trienios el DIF ha visto disminuido el cumplimiento de sus objetivos: proporcionar ayuda a personas de sectores marginados, en especial a niños sin hogar, maltratados por padres o tutores, a personas discapacitadas quienes no pueden valerse por sí mismas, ancianos (aunque les gusta llamarlos con los eufemismos de “adultos de la tercera edad”, “personas de edad acumulada” y otros igual de cursis), que sirven para actos presuntuosos y no realizar su cometido de ayudar a ancianos, niños y toda la gente que se encuentre desamparada.

Sin duda alguna hubo muchos grupos de marginados que no recibieron apoyo de las autoridades (la ex alcaldesa María Luis González Achem dejó el cargo de director del DIF y lo entregó el 24 de mayo a Estrella Soledad Bernal Padilla), quien no mejoró las condiciones en que se encontraban las instalaciones y las acciones del DIF siguieron igual de deficientes como al inicio del ayuntamiento que terminó en 31 de septiembre.

De estas deficiencias pueden citarse algunas: la escasa atención a los sectores vulnerables; falta de oportunidad a decenas de ancianos para realizar acciones positivas en su beneficio; el cobro de rehabilitación física a gente con dolencias de los sistemas óseo y muscular u otro tipo de males, así como apoyo a quienes practican alguna disciplina deportiva, como lo es el cachibol.

Muchos lerdenses, mujeres y hombres, necesitados de la ayuda social oficial, poco o nada recibieron. Por el contrario, se fueron restando espacios en instalaciones donde eran atendidos y realizaban actividades. Por citar un ejemplo, se convirtió en un negocio funerario un espacio del local ubicado en la avenida Coronado centro. ¿Qué les espera a los viejos con el recién estrenado alcalde, ex tesorero de María Luisa González Achem, Homero Martínez Cabrera? ¿Será verdad que “El que anda con lobos a aullar se enseña”?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here