Contrapunto

0
2351

POR: Hugo Ramírez Iracheta 

DESDE el inicio de la aventura del homo sapiens existen prácticas nocivas, algunas muy extendidas y aceptadas como la mentira y el fanatismo.
Ambas son causa de una comunicación humana deficiente, en ocasiones nula. Esta situación provoca conflictos intrafamiliares y en los grupos sociales discrepancias que a su vez dividen y originan caos en la sociedad.
La falacia, de acuerdo a estudiosos del comportamiento humano, entre ellos el Dr. David Livingstone Smith, autor del libro “¿Por qué mentimos? Las raíces del engaño y el inconsciente”, plantea la tesis: la mentira es parte intrínseca del hombre desde que comenzó a razonar. El engaño, utilizado en el pasado como método de supervivencia, en la actualidad sirve a la convivencia cotidiana, pues hablar siempre con la verdad provocaría el caos social. Se usa también para obtener ventajas de cualquier índole y trepar en la escala social.
En política la simulación reditúa grandes beneficios económicos. La mayoría de los políticos son mentirosos profesionales. Y como ya se dijo antes, el embuste es utilizado para obtener ventajas. Esto lo sustentan las billonarias fortunas de gobernantes de los tres
niveles y funcionarios de todas las categorías, no sólo de México, sino en muchos países del
mundo.

El fanatismo es otro lastre de la humanidad. Conforme a una concepción del blog Definición. es, al fanatismo lo determina o identifica el deseo de los individuos de imponer sus propias ideas; despreciar a quienes son diferentes; basarse en una serie de ideas que creen incuestionables y tener una visión “cuadriculada” de las cosas, pues para ellos todos es blanco o negro, además de una ausencia total de todo espíritu crítico.
Esta actitud frena o vuelve lento el desarrollo moral, ético, intelectual y económico de
la sociedad. La intolerancia en cada persona presenta diferente gradación; pero siempre es
perniciosa. La intransigencia se torna peligrosa sociopolíticamente cuando los gobiernos
corruptos la manipulan para mantener e incrementar el control político y económico. Así
defraudan más fácilmente al pueblo e incrementan sus fabulosas fortunas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here