Press "Enter" to skip to content

China y EE UU celebrarán su primera reunión de alto nivel la próxima semana

(AGENCIAS) 11 de Marzo de 2021.- Los máximos representantes de Exteriores de China y Estados Unidos se reunirán la semana próxima en Alaska. El encuentro será el primero de alto nivel entre los dos Gobiernos desde que el presidente Joe Biden tomara posesión de su cargo, hace casi exactamente dos meses.

Según ha confirmado este jueves el portavoz de la diplomacia china Zhao Lijian, la reunión se celebrará por “invitación de la parte estadounidense” a partir del jueves 18. En ella participarán, por parte de Washington, el secretario de Estado, Antony Blinken, y el consejero de Seguridad Nacional, Jake Sullivan. Desde Pekín se desplazarán el ministro de Exteriores, Wang Yi, y el consejero de Estado Yang Jiechi.

La reunión, que se celebrará al término del primer viaje oficial de Blinken a Asia (a Tokio y Seúl), servirá para una primera toma de contacto en profundidad y se espera que en ella se siente el futuro tono de las relaciones entre las dos principales economías del mundo, tras las graves tensiones durante la era de Donald Trump en la Casa Blanca en áreas desde el comercio hasta la influencia en la región de Indo-Pacífico.

En su rueda de prensa anual, celebrada este jueves, el primer ministro chino, Li Keqiang, quiso ofrecer palabras conciliadoras, y sostuvo que “hay muchas áreas donde Estados Unidos y China pueden cooperar”. “Esperamos ver un diálogo entre los dos países en diferentes áreas y en múltiples niveles. Nos ayudará a gestionar mejor y mitigar nuestras diferencias”, sostuvo.

Aunque el tono de las relaciones pueda entrar en una fase de mayor suavidad, parece difícil que el contenido vaya a variar de manera radical. La nueva Administración estadounidense ya ha dado a entender que mantendrá la política de dureza hacia Pekín que mantuvo el anterior Gobierno.

En una primera conversación telefónica entre Biden y el presidente chino, Xi Jinping, en febrero, el nuevo jefe de Estado en Washington abordó asuntos como las violaciones de los derechos humanos contra la minoría uigur en Xinjiang, la situación de la democracia en Hong Kong o las presiones de Pekín hacia Taiwán. Todos ellos, asuntos que China considera cuestiones internas e intereses nacionales primordiales.

Por su parte, Zhao Lijian exigió que Estados Unidos se comporte “de manera objetiva y racional” hacia China, que “descarte la mentalidad de la Guerra Fría” y que “deje de injerir en sus asuntos internos”. El fin de semana pasado, Wang Yi había expresado la disposición de Pekín a dialogar con Washington, pero reclamó que EE UU “avanzara en la misma dirección y eliminara los obstáculos poco razonables que impone a la cooperación bilateral”.

Be First to Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: