Press "Enter" to skip to content

Reflexiones Amorosas

EL PADRE NOS BENDICE EN SU HIJO

POR: Antonio Fernández 

… “Y una voz se hizo oír desde la nube que dijo: Este es Mí Hijo, el Amado, en quien me complazco; escuchadlo a Él “… (Mt 15, 5)

La Transfiguración de Jesús en el monte, no fue un acto de ostentación, sino necesario, previsto por Dios Padre para que los discípulos y las generaciones de cada siglo, robustecieran la fe en su Hijo, vivificando la confianza en su Hijo y reconfortando a los discípulos en el dolor que vivirá su corazón al verlo crucificado, entendiendo la enseñanza del Padre: …antes de seguir a Cristo Mí Hijo, el Amado en su gloria, pasa la prueba de está vida… Dios bendice cada alma que a través de los siglos han venido y continuaran arribando por deseo divino al mundo, habiendo recibido de Él su bendición desde el primer instante de la creación del mundo y el universo, cuando Dios crea el planeta tierra, este recibe su bendición y gracia, con ello los medios suficientes, ser el lugar adecuado destinado por su divinidad, para que el ser humano pase un tiempo corto de su existencia, en ella nacerá, crecerá y se desarrollara; en ella mostrará a su Creador frutos de fidelidad y obediencia; en ella morirá su cuerpo, y su alma tomará el camino que por voluntad escogió, teniendo presente, que estamos de paso por este mundo, y de acuerdo a la conducta que se llevó en la vida terrena, se ganará para el alma la salvación o la perdición, el resultado de una y otra circunstancia será para toda la eternidad. La misericordia Divina es promesa cumplida, no es como la humana, que en infinidad de casos se dice ser compasivo, pero a la hora de los hechos se niega, sabiendo que se perjudica la propia alma eludiendo al prójimo dar la comprensión en palabra o en obra, así es la conducta humana, se actúa con hostilidad consiente a pesar de que se sabe que Dios desea la comprensión del necesitado y la conversión del pecador; las almas de santidad del Señor reciben los medios para conservarse en gracia, Dios a buenos y malos otorga los caminos a obtener la espiritualidad, en los primeros es luchar por conservarse en estado de gracia, los segundos en nada se pueden beneficiar porque apartados de la luz que Dios concede a las almas por el Espíritu Santo, se rechaza la mano misericordiosa del Señor, no obstante, Dios mantiene su promesa, a todos bendice cada día, sin que se perciba al despertar cada mañana, está su presencia cuando cae sobre sus ojos la luz del día, mas no se valora las gracias que se reciben, viene la pregunta ¿Merecemos lo que Dios nos concede? Al Señor no le afecta los actos malos, impulsa a ser buenos, aunque se tarde en llegar a ello; los buenos siempre será gozo en Él y dará más para gozarlos más; el Señor permanece al lado del alma en cada latido del corazón, aunque el ser humano se haga el ignorante, eluda pensar en esos bienes y de mayor interés a sus cosas personales, en fin, lo que a cada persona es importante, no lo agradece a Dios, menos recuerda los bienes recibidos, aun así, Dios bendice aunque el hijo ingrato no sea agradecido, y no cumpla su obligación de: …”Amar y servir a Dios en esta vida “ … Dios cumple su promesa.
Reza el Genesis: …” Al principio creó Dios el cielo y la tierra[.]Creo, pues, Dios al hombre a su imagen[.]Y los bendijo Dios (Adán y Eva) y dijoles; Procread y multiplicaos, y henchid la tierra, y sojuzgarla y dominad “… Sobre ello estimado (a) lector (a), antes de la obra de la creación, como todas las que Dios a realizado y continuará obrando, llevan la señal de su perfección, y todas, al iniciar la causa por las que fueron creadas, son bendecidas por Dios, la humanidad despreciando a su Creador las modifica, esto no quiere decir que la bendición de Dios no surtió el efecto que Él esperaba, el ser humano pierde la gracia por su propia voluntad, y con ella el efecto de la gracia que es la bendición de Dios, si tuviera la humildad de ver la razón de su error, recapacitaría clamando la misericordia de Dios, y pediría una nueva oportunidad para recuperarla; en el Señor, lo importante es la salvación del alma, pero en las cosas del mundo, son los bienes materiales, personales o de pecado, es para que el pecador bendecido por Dios, recapacite de corazón el abandono de su bondad.
Veamos a Cristo Nuestro Señor en las humillaciones de su flagelación y su pasión, su crucifixión y muerte santísima, recordemos de cada acto, lo que sufrió y padeció por vuestra salvación, vienen a la memoria los milagros que solo Él puede realizar, la enseñanza de su doctrina y el cumplimiento de sus mandamientos, sus predicaciones a las muchedumbres, los continuos momentos en que demostró su divinidad de Hijo de Dios a sus enemigos y estos lo rechazaron, todas tienen el resplandor de su majestad, así fue para que sus discípulos conocieran la realeza de su Maestro en la Transfiguración; valoremos, cada una es obra de misericordia en la que el Padre nos bendice en su Hijo. A nuestra mísera debilidad, reclama la conciencia para bien nuestro el socorro de la gracia, que conserva alma y cuerpo en virtud y perfección; la práctica de las virtudes teologales son para el alma justa, buena y prudente, la vía inspiradora a obrar con justicia; para mantenerla hasta alcanzar la vital vida de santidad a que todo ser humano tiene derecho obtener, y a nadie esta negada vivirla, ganarla y conquistarla; muchos, creen que es encerrarse en la Iglesia, si así fuera seria bien, porque en ella encontraría el camino para superar sus problemas, pero las oraciones son causa molestia, ¡claro! El demonio mete está falsa idea, por eso se imaginan muchas cosas que no proceden, solo hablan y desprecian, es una falsa justificación, porque quien va a la Iglesia y reza, busca la intimidad de su alma a Jesús en el Sagrario, pero la conciencia del incrédulo, no la puede callar; …mira, lo importante es tener temple para sortear toda incitación y seducción, por ello, obra el bien y evita el mal, ama a Dios de palabra, obra y pensamiento, cumpliendo tus obligaciones de cristiano católico, armoniza tus actos a sus mandamientos, conviértelos en guía de tu conducta y comportamiento, haciendo de la oración el camino para la perfección de tu alma, entonces el Padre no cesara en concederte la bendición que te fortalecerá… San Pedro refiriéndose a los bienes bendición del Padre dice; …”Por medio de los cuales nos han sido obsequiados los preciosos y grandísimos bienes prometidos para que merced a ellos llegaseis a ser participes de la naturaleza Divina, huyendo de la corrupción del mundo que vive en concupiscencias” … Esto y más es necesario al cristiano católico para este tiempo de cuaresma; cuarenta días de ayuno, con ello quiso el Señor padecer como hombre el agobio del hambre para enseñarnos a dominar el cuerpo ante las tentaciones que a diario acechan y vencerlas como Él lo hizo. Pero hay un ser humano que cuando se le pide un mínimo sacrificio, si así se puede llamar al ayuno de dos veces en cuarenta días, su alejamiento de Dios lo hace rechazar ese mínimo esfuerzo, como lo hace con todo bien del alma: ese es el incrédulo, que cuando le dan a conocer lo que ha de realizar para su salvación, molesto hace surgir de corazón la dureza, obstinado se atreve decir; … ¡Demasiada fantasía! …Es de lamentar situaciones de personas que se niegan a creer lo referente a Dios, pero eso sí, en las del mundo dan opiniones acertadas, no corrigen errores humanos sino que los justifican, pero al hablarles de la doctrina y mandamientos de Jesús se enciende su temperamento manipulado por su incredulidad y no escucha que el destino del ser humano, se realiza por obra del Espíritu Santo, al que no ve, y cree existe, pero su negación no se lo permite ver, menos pensar en Él porque vacío de la fe, debiera poner atención, ya que por la redención de Nuestro Señor Jesucristo somos hijos de Dios, como él incrédulo es de su humanidad Santísima, dice San Bernardo de Claraval; …” Dios permite que la concupiscencia viva todavía en nosotros y nos afilia profundamente para humillarnos a fin de que conociendo lo que la gracia nos proporciona, nos hallemos inclinados a pedírsela sin cesar “ …Por eso ir al Padre que bendice al pecador en su Hijo.
hefelira@yahoo.com

Reflexiones Amorosas

LA HUMILDAD VENCEDORA DE LA TENTACIÓN

POR: Antonio Fernández 

… “Entonces Jesús le dijo: Vete satanás, porque está escrito:
Adorarás al Señor Tú Dios, y a Él servirás “… (Mt 4, 1-11)

Sin excepciones, privilegios o distinciones, en el sentido estricto de la palabra, se llama tentación a toda incitación al pecado, que se agrava mucho más cuando se tolera y se lleva a la obra. Dios Nuestro Señor permite las tentaciones en todos los seres humanos para probar su fidelidad, en efecto, la tentación es la prueba por la que el cristiano católico obtendrá la perfección de su alma, ahora la pregunta; ¿Cómo es que se va a llegar a la perfección del alma por la tentación? Porque la tentación, con la ayuda de la gracia, convertirá en oportunidad la ocasión de ganar los merecimientos, que según San Pablo se logra al pedir a Dios su ayuda, como cuando el lo hizo rogando frenará las tentaciones que el diablo ejercía sobre él, dijo el Señor; …” Mi gracia te basta, pues en la flaqueza se perfecciona la fuerza [.]Por Cristo, me complazco en las flaquezas, en los oprobios, en las necesidades, en las persecuciones, en las angustias, porque cuando soy débil entonces soy fuerte” … Pero el ser humano encerrado en sus cosas y sus preferencias en vivir una existencia cómoda y placentera, no percibe en su corazón que el Espíritu Santo no cesa de manifestar el misterio de la pequeñez que Dios da a los débiles y a los humildes, negándosela a los grandes y a los fuertes, porque son los que no creen, pero al Señor no importa, a todos desea verlos, en su momento los verá dispuestos a Él, para abundar y dar con su gracia los medios para vencer la tentación. ¿Y la respuesta sobre la perfección del alma? Jesús nos invita a ver en Él, que al ser tentado por el diablo, no es señal para ser rechazado, quedando el mensaje; …Si la tentación se tolera, se convertirá en pecado …Como aquel hijo que tuvo la osadía de ir a su madre y decirle que estaba dispuesto a separase de la esposa, al que no le importo que con ella cumplió el Sacramento del matrimonio, porque andaba con otra mujer, la madre dijo al hijo; esa mujer no es gusto pasajero, está buscando tengas un hijo con ella para desbaratar tu matrimonio …¿Qué vemos en este hecho real? La tentación por el adulterio, empezó, se toleró y se convirtió en pecado grave, cuando un pecador cae en esta atadura de la lujuria, debiera recurrir a Dios y suplicar le asista a vencer la tentación que lo tiene agobiado, porque, aunque viva en medio de veladas, reuniones y convites, la conciencia insiste y persiste a dejar de lado esa tentación que agrava su alma y la mantiene perdida. Las tentaciones, quede aclarado, son pruebas a las que todos estamos sujetos, el valor trascendente para nuestra salvación es superarlas y vencerlas, esto se tendrá que hacer una y otra vez, es más, se tendrá que hacer toda la vida, porque la tentación del diablo no se detiene aun cuando ha sido vencido, este vuelve con mayor ímpetu; es la realidad que vive el alma pecadora, sabe que así es como ocurre porque lo vive cada ocasión que peca, pero se hace el que no ve. ¿Qué cuesta trabajo reconocer el error? ¡Sí! Al hacerlo es obrar contra esa tentación, y de ese arrepentimiento sincero saldrá como Cristo Nuestro Señor, victorioso, será muy difícil cuando por sí mismo se quiere superar y vencer la tentación, justo es reconocer y aceptar que solo con la ayuda de Dios, pidiendo su asistencia se podrá superar la adversidad, por lo que es saludable espiritualmente, atraer a la mente lo mencionado al principio sobre San Pablo, cuando asediado por la tentación, suplicó al Señor se las quitara, a los siglos ilustra San Bernardo de Claraval; …” A Dios rogando y con el mazo dando “… Cristo Nuestro Señor nos entrega la enseñanza perene de su Catedra cuando intento tentarlo Satanás para luego vencerlo, Cuando el demonio se enfrenta a el alma fortalecida por la fe, por más intentos de taladrar su corazón para pervertirlo, esta sale cada vez mas airosa en todos los ordenes de su vida, y más en el espiritual, porque lo vencido a la vista de Dios Nuestro Señor, pero el incrédulo dirá; … ¡Eso es imposible, yo no soy ni Santo, ni virtuoso! Ellos vencen las tentaciones con facilidad, a mí me persiguen, vienen a mi mente, me despiertan el deseo y las urdo hasta que las hago, he perdido la sensibilidad, escucho al Sacerdote, y en muchas personas de como debe ser la vida de humildad, eso para mí de perfeccionar mi alma no le encuentro forma ni razón … Para almas así, a no dudar que hay infinidad que así piensan, la tentación los convierte en seres humanos perversos cuya divisa es la mal intencionada maldad y perfidia, vileza y malicia, perversión e inmoralidad “el después lo hago” “el no me importa” “el ya vas empezar con tus cosas, ¡déjame!” atendamos el acierto que a los siglos da San Agustín; …”Nadie se conoce a sí mismo sino es tentado, ni vencer sino ha combatido, ni combatir si carece de enemigo y de tentaciones “…Lo expuesto es real, para poder superar la tentaciones en todas las formas que las presenta el diablo, de momento supo que el acto no debió hacerlo, y temió, después perdió ese temor y obra sin escrúpulos, así quiere al diablo al pecador, que se resbale, ruede y deslice al abismo de la bajeza, a pesar de esta situación, la misericordia de Dios obra. Quien vive en estas condiciones, es porque lo quiere, puede si desea, imitar a Cristo Nuestro Señor, salir victorioso de la tentación, la paz y tranquilidad de su alma, le permitirá voltear su vista al pasado y ver que supero el abismo de la bajeza y la humillación en que el diablo lo tuvo sometido.
Y si se cree que el camino de la reconciliación con Dios logrado por el acto de arrepentimiento, todo termino, queda la pena del pecado que nadie habla y menos se piensa restituir, es de entender que el pecado confesado al sacerdote está perdonado, y la pena de ese pecado o se paga en esta vida o en la otra, quedando al pecador poner las cosas, por lo que lo hecho es una pequeña parte de lo que se tiene que seguir, no creer que ahí termino todo, dice San Pío de Pietrelcina; …”Sino se consigue vencer la tentación, está produce el efecto de un lavado en la ropa sucia “… La tentación volverá, dijo Jesús refiriéndose a la tentación del diablo, cuando es expulsado por el pecador; …” Entonces se va a tomar consigo otros siete espíritus aun mas malos que él; entran y se aposentan allí, y el estado último de ese hombre viene a ser peor que el primero” …Al venir Jesús, viene el Espíritu Santo a santificar el alma, la que conforta y consolida en el amor y perdón de Cristo Nuestro Señor. Exhorta San Juan Crisóstomo; …” Quien se deja agobiar por el dolor y pierde el camino en las pruebas, no tiene gloria; quien abrumado por la vergüenza se esconde, no tiene confianza “… El arrepentimiento, el cumplir con la pena del pecado por la penitencia, es aspirar a la gloria y confianza en Dios. hefelira@yahoo.com

Reflexiones Amorosas

LA FE EN CRISTO ESPERANZA DEL PECADOR

POR: Antonio Fernández

……” Todo lo que ha sido escrito por los profetas se va a cumplir para el Hijo del hombre…[.]…Y Jesús le dijo: Recíbela, tu fe te ha salvado “… (Lc 18, 31-42)

El evangelio detalla una imagen del cuadro que Nuestro Señor guarda en su corazón; …” He aquí que subimos a Jerusalén “…Va referirse Jesús a su muerte, punto que muchos temen y eluden hacer comentario, pero saben que un día eso sucederá, más evitan tocar el tema, la conciencia presiona hacerlo, porque es necesario un profundo análisis, el pecador podrá salvarse, pero de ser más fuerte su cerrazón, por ella deja de lado lo concerniente a la muerte, y será en el último momento de su existencia la misericordia de Dios, abrir su corazón, llegará ese instante quiérase o no de reavivar la esperanza salvadora que su negligencia ha dejado en el olvido, por esos momentos de brillo en la vida del mundo, por eso hoy, que es tiempo para recapacitar, es conocer y mantener presente en el corazón la enseñanza de los Proverbios, que incitado a la leal conciencia que todos tenemos, está fija en la memoria; …”Camino hay que a los ojos parecen rectos, más en su remate está la muerte “…Nos lleva a la acertada reflexión de amar a Dios, y la vida del cristiano católico no acumular tesoros del mundo, sino los espirituales, entendiendo que será en el Señor motivo de gozo, quien vive en gracia de Dios, pero el que vive alejado de Dios, por las obras que sabe no debe hacer, su alejamiento lo jala más, prefiriendo continuar en su vida, de la que no quiere perder los bien materiales y personales que ha obtenido, con ironía se urde una falsa defensa; … para que ya no me digan más, está bien lo pensare…pero no piensa nada porque no quiere modificar sus actos, la conciencia esa actitud la pasa por alto y no cesa decir; …Estas mal, corrige tu vida, Cristo en la Cruz te está esperando… Entonces nos preguntamos, ¿Cómo es posible que el cristiano católico, conociendo la disposición del Padre, le niega cumplir su deseo y voluntad a quien se le debe el alma, la vida y el cuerpo, las capacidades intelectuales y todo lo que se posee? Si nosotros pobres mortales nos esforzamos por pedir nuestra salvación, vemos que es mayor la cerrazón, concluimos, Dios en su sabiduría ajusta las voluntades a su deseo, pues todos somos instrumentos suyos para nuestra salvación, ¿Qué hacer? Persistir en su ayuda. El Señor profetiza donde morirá, menciona la ciudad, causa y forma, San Juan Crisóstomo, interpreta la palabra del divino Maestro instruye; …” Yo voy por mi voluntad a la muerte y, cuando me veáis suspendido en la Cruz, guardaos de pensar que Yo no sea mas que un hombre, porque sí está en la naturaleza del hombre morir, no está en su naturaleza querer caminar por si mismo a la muerte “… ¡Claro que no! El ser humano ira a la muerte cuando Dios Nuestro Señor lo disponga. Dice el evangelista; …” Él (Jesús)será entregado a los gentiles, se burlarán de Él, lo ultrajarán, escupirán sobre Él, y después de haberlo azotado, lo matarán, y al tercer día resucitará” … Si leer este versículo del Evangelio hace un nudo en la garganta, ver el aplomo que en breves palabras da a conocer el Hijo de Dios lo que va a padecer por nuestra salvación, y nosotros con nuestros caprichos del mundo, con los caprichos de la ambición, con los caprichos de no dejar la vida mundana y con los caprichos injustificables de que eso que Jesús pide es muy difícil de cumplir, para mejor entenderlo, pensar y creer, esto no se detiene en lo que se nos permite ver, porque Cristo Nuestro Señor mostro, con su sola palabra y su solo deseo reúne muchedumbres, a las que toco la conciencia de israelitas, a que por sí mismos reconocieran con fe y de corazón, que Él, Jesús es la esperanza salvadora de las almas, cuando entra en Jerusalén aclamado; …” Bendito el que viene en nombre del Señor! “… Y la ironía de la proterva judía hizo a los ocho días, ese mismo pueblo que exalto la divinidad de Cristo, lo injuria al pasar frente a la multitud con la cruz de sus pecados acuestas y caer con ella delante de todos porque el peso de sus pecados era una inmensa carga, pero al levantarse y seguir adelante, manifiesta su infinita misericordia de perdón, al levantarse, nos está diciendo, a pesar de todo, quiero y deseo su salvación por eso vuelvo a ponerme de pie, por ti pecador; pero la turba israelitas ignora la obra de Cristo, y continua empeñaba en hacer mofa, burla y escarnio de su divinidad, sarcásticos y virulentos gritan están ya crucificado en el monte Calvario; …” ¡Sálvate a Ti mismo! Si eres Hijo de Dios, ¡Bájate de la Cruz! “… Dolor en el cielo, las legiones de ángeles contenidas, lloran la pena y el dolor de ver padecer al Hijo de Dios, y pensamos; … ¡Señor! Hubieras en ese momento enviado a castigar los blasfemos arrogantes, castigar su apostasía y profanación, pero entendemos Señor, de haberlo dispuesto, la redención de nuestras almas no se hubiera realizado… por eso el cristiano católico para desagraviar al Señor en esté padecer, es y será obrar bien y evitar el mal, amando a Dios y al prójimo, manteniendo la fe en Cristo esperanza del pecador.
…” Pero ellos (Discípulos) no entendieron ninguna de estas cosas; este asunto estaba escondido para ellos, y no conocieron de que hablaba “…Los discípulos confundidos, les resulta imposible, aceptar lo que han oído de labios de su Maestro, han sido testigos de que su Maestro es el Hijo de Dios, incapaz de ofender o cometer pecado, es un hombre justo, pues ninguno de los que se dicen ser, se parecen a su Señor en ello, ¿Entonces como es que va a morir como ladrón? ¡Crucificado! ¡No es posible! No entienden porque, saben, lo que su Señor anuncia se cumple, y lo dicho por Él, sucederá, es para nosotros una lección, los discípulos no podían deducir la razón que va a padecer su Maestro, debido a su fe incipiente, ven a Jesús como hombre, si bien dicen es el Hijo de Dios, no pueden discernir que Él es Dios y hombre, difícil por ahora entenderlo, se agrava más su entendimiento escuchar; …” Al tercer día resucitará” …En su mente esta, que quien muere no puede volver a la vida, a pesar de haber visto que su Maestro resucito a la hija de Jairo, al hijo de la viuda de Naím, y a Lázaro hermano de Martha y María. ¡Claro! Jesús es Dios y resucitará para cumplir su obra de redención, por eso, la fe en Cristo es la esperanza del pecador. San Juan Crisóstomo instruye en lo relativo a la resurrección de Jesús; …” Jesús quiere que el alma de sus discípulos afligida ante el pensamiento de sus sufrimientos, descanso en la esperanza de la resurrección que se seguirá después de su muerte “… Las obras del cristiano católico serán valorizadas por el amor a Dios, al prójimo, al bien del alma, y a la pasión que sufrió Nuestro Señor Jesucristo ante de su muerte en la Cruz.
hefelira@yahoo.com

Reflexiones Amorosas

EL PEDREGOSO CAMINO DEL PECADOR

POR: Antonio Fernández 

…»Los sobre la piedra, son aquellos que al oír la palabra (de Dios) la reciben con gozo, pero carecen de4 raíz; creen por un tiempo, y a la hora de la prueba, apostatan «… (Lc 8, 13)

Habla al corazón Cristo Nuestro Señor; …Vosotros me llamáis sembrador, en verdad lo soy, siembro bienes, gracias y dones en abundancia; infundo en la inteligencia y la voluntad los medios para ordenar la vida de los seres humanos en sus obras para con Dios mí Padre; despierto la pasión y el celo del alma por alcanzar el reino de los cielos … Esto y más dispone el Señor en las almas, al revelar que la razón primordial de su presencia en el mundo, es sembrar en todos los corazones, la semilla de la buena nueva de su doctrina y mandamientos, a la que toda alma tiene derecho y obligación de acceder a la aspiración celestial: su salvación. Jesús siembra su semilla en tierra fértil, que son todas las almas sin excepción, siembra en ella el amor a Dios y al prójimo; siembra la fe, esperanza y caridad que como flores darán en el cristiano católico frutos de gloria y de riqueza espiritual; siembra la infinita misericordia, y afirma, mío el consuelo que te conforta, alivia las penas y agobios del alma atribulada por el pecado, tranquilizo la paz interior, a que conquiste el amor que viene de Dios.
La siembra de semillas en los campos de cultivo de este siglo, quien es el dueño del campo a sembrar, lo hace con maquinaria especialmente diseñada para depositar la semilla en un terreno para este fin, evitando que ninguna semilla se pierda ni se desperdicie, y al llegar el momento, florece y da fruto calculado; ahora bien, en el tiempo de Nuestro Señor Jesucristo, la forma de sembrar era que el sembrador llevaba terciado o cargando un pequeño costal con la semilla, tomaba un puño y lo esparcía sobre el terreno, lo hacía con pasos medidos, pero si en el lugar no se habían quitado las piedras o plantas silvestres, la semilla esparcida podía caer sobre ellas y perderse, otra situación era que al esparcir la semilla cerca del limite del terreno de siembra, el impulso del sembrador podía arrojar la semilla fuera del campo y caer entre las piedras o en el camino, perdiéndose el fruto de esa semilla.
El sembrador como muchos lo haría con cuidado, pero otros no, de donde se entiende la parábola: la semilla mal sembrada que nuestro Divino Maestro nos ilustra con sus parábolas, la toma de la actividad principal de la región o de la ciudad, para facilitar la comprensión de la enseñanza que da al pueblo, aquello de lo que conoce para que les sea familiar lo expuesto en la parábola, y la gente se la guarde y repase desmenuzándola hasta encontrar el sentido espiritual de su palabra. Podía Cristo Nuestro Señor explicar su doctrina sin necesidad de la parábola, no lo hizo, porque sabía que se hubiera hecho en el pueblo poca cosa, mostrando nulo interés, no entenderían por carecer de fe, lo que les haría burlarse de su palabra o ir en su contra, quiso Jesús que forzaran su mente para encontrar la verdad en su palabra, de donde deducimos, la fe, iluminada por las potencias del alma, a recibirá con claridad de la parábola, inflamando su corazón la palabra Jesús, que no dejará de manifestarse en los corazones las gracias que a diario nos entrega, estas quedaran en suspenso, en tanto no encendamos con pureza de corazón la fe, de otra forma, el ser humano seguirá en su vida dando tropiezos que cada vez le amarran a la vida de pecado. Dispone el Señor su Catedra ante una inmensa multitud después de su salida de Cafarnaúm, acude gente de ciudades vecinas y lejanas, atraídas por su doctrina y milagros, se fue reuniendo el gentío, llegado el punto, inicia la interesante parábola del sembrador: …” El sembrador salió a sembrar su simiente. Y al sembrar, una semilla cayó a lo largo del camino; y fue pisada y la comieron las aves del cielo. otra cayó en la piedra, y, nacida, se secó por no tener humedad. otra cayó en medio de abrojos, y los abrojos, que nacieron juntamente con ella, la sofocaron; y otra cayó en buena tierra, y brotando dio fruto centuplicado “… La sencillez y simplicidad de su exposición fue como en muchos a través de los tiempos, una narración ingenua, ¡Error! Piensa y medita, en ella encontrarás tu realidad.
hefelira@yahoo.com

Reflexiones Amorosas

LA INFINITA BONDAD GENEROSA DE JESÚS

POR: Antonio Fernández

…»¿No me es permitido, con lo que es mío, hacer lo que me place? ¿O has de ser tú envidioso, porque soy bueno»… (Mt 2015).

Es el Espíritu Santo inspirador del profeta David, que lo impulsa adelantarse a los tiempos de la venida de Jesús, revelando la santa evocación convertida en oración que goza de la gloria divina, manifestada a su pueblo y lo es también a la descendencia humana la bondad generosa del Creador de las almas, San Pedro valida lo anunciado por los profetas; …” A ellos fue revelado no para sí mismos sino para vosotros, administrar estas cosas que ahora os han sido anunciados por los predicadores del Evangelio, en virtud del Espíritu Santo enviado del cielo; cosa que los mismos ángeles desean acceder “…Los profetas confiesan la salud para todas las almas, razón por la que Nuestro Señor Jesucristo soportara padecimientos injustos; sostendrá sobre sí una inmensa carga de pecados, que lo harán caer al suelo por tres ocasiones, sin haber cometido uno solo; someter su voluntad divina al juicio de sus enemigos para salvación de las almas, así profetizaron el paso de Jesús por el mundo, por lo que en muchas almas se avivo su fe estando al lado del Redentor en su Pasión, Crucifixión y muerte santísima, verlo recibir el daño, dolor y pena que acepto por la salvación de su pueblo y la humanidad, fue vivir la razón por el que vino redimirnos del pecado, donde su pueblo y el género humano en una carrera desenfrenada siguen como sus antepasados, apartándose de la salvación, sin valorar lo profetizado sobre Jerusalén se cumplió, y hoy, vivimos un mundo alejado de Dios, donde los siete pecados capitales se han convertido en costumbre y práctica de la vida diaria la repetición de ellos; la traición, infidelidad y perversidad, son regla de vida, es la misma situación ahora no en un pueblo escondido dentro de un imperio, hoy los males del alma son a escala mundial, así lo profetizado por Jesús hace más de dos mil años, sigue siendo actual la profecía cuando dijo; …” ¡Ah sí en esté día conocieras también tú lo que sería para la paz! Pero ahora está escondido a tus ojos” … Al referirse el Señor; …” ¡Lo que sería para la paz!” … Lo anterior nos ilustra la profecía del Rey David que previene las almas de todos los siglos al decir; …” El que formo el corazón de cada uno, presta su atención a todas sus acciones “… Dios, es el hacedor de todas las cosas, teniendo por esencial su amor y caridad al corazón del ser humano, cuando dijo; …” Lo que sale de la boca, viene del corazón, y eso mancha al hombre, porque del corazón salen pensamientos malos, homicidios, adulterios, fornicaciones, hurtos, falsos testimonios y blasfemias “… Entendemos, su inefable deseo es que de nuestro corazón brote el amor a Dios, obrar bien y evitar el mal, acrecentar incesantes la fe y confianza en Dios. San Agustín de Hipona, atento a lo que del corazón fluye al Señor afirma; …” Con las manos de su gracia, y con las de su misericordia, forma Dios los corazones, cada uno de por sí, pero sin romper la unidad que los junta a todos en Cristo “…
Volviendo a la dignidad que el Espíritu Santo deposita en el profeta, este revela a la posteridad de los siglos; …”Ciertamente el Espíritu de sabiduría es benigno, y no dejara sin castigo los labios del maldiciente; porque Dios es testigo de sus efectos interiores, escudriñador inefable de su corazón, y entendedor de su lenguaje “…Refiriéndose a ello, los Santos Padres anuncian; …”Es benigno” …Manifiesta en ello su clemencia e indulgencia, compasiva y conciliadora, define el mensaje profético; …”es un Espíritu que ama a los hombres “…Miremos con los buenos ojos del corazón, y agradecer la inmensa preocupación de Dios por la salvación de las almas, que hace a cada segundo de nuestra existencia, al mostrarnos los medios, y plasmarlos en los corazones, para que el ser humano lo conquiste, y se adueñe de Él seducido del amor divino; el deseo de Dios Nuestro Señor es estar en cada corazón, por ello es comprender que nuestros actos es y será amar sirviendo a Dios y al prójimo, es gozo en el Señor, que concederá una fuente de bienes espirituales que fortificaran al cristiano católico; Jesús se duele de los actos malos que el incrédulo al decir; …Nadie me ve… Habla el profeta,
Dios es; …” Escudriñador inefable del corazón “…Tiene derecho a ello, con ello reafirma su misericordia en favor del pecador, y la confianza de que Él es; …” El Espíritu de sabiduría “…Que da luz para ver en ello que nos ama, Cristo Nuestro Señor anhela ponernos en el esencial camino de una vida conforme a su deseo. Muchos que carecen de fe en Dios dirán enfadados y con burla sarcástica, cuando a su mente se presenta la necesidad obtener los bienes que Él acerca a su alma en el camino de su existencia, reacciona molesto diciendo en sus adentros, o a quien le sugiere llevar una vida de orden espiritual, responda mofándose contra quien hablo de ello, que burlón diría; …No me digas que crees de Dios está a tu lado, que te toma de la mano para ser bueno; mira, estas cosas son de niños, vives en el error, yo creo en lo que veo, y no creo en lo que no veo… Tropezamos con la perversidad del incrédulo, para él será bien meditar la revelación del profeta que lo previene; …” Guardaos de la murmuración, la cual de nada aprovecha, y refrenad la lengua de detracción; (Critica, calumnia y difamación) porque ni una palabra dicha a escondidas se irá por el aire; y la boca mentirosa da muerte al alma “… Saludable beneficio espiritual es ahondar en los Santos Evangelios, luz que alumbra en la oscuridad que por nuestra negligencia conducimos nuestra alma, bien es tener presente ese error que no se olvida, que por no poder quitarlo del pensamiento se va por el mundo a reírse, a disfrutar el momento, a gozar con la familia en fiestas, a comidas o idas al cine, a buscar a los amigos en el café, el bar o en el antro, otros se refugian en los negocios, en la drogadicción, el vino o la lujuria, creyendo encontrar una paz que no se puede obtener, la paz del interior del alma no desaparece, entre más se huye de los actos pecadores, más están presentes en la conciencia que no deja de persistir en ello, esto terminará hasta que el amor de Dios lleve al pecador arreglar su corazón arrepentido, que escondidas dijo e hizo y continuo haciendo, creyendo que nadie se daba cuenta y de los actos malos cometidos, creyó serian olvidados, y ahí quedarían, pero la enseñanza de Jesús muestra que se quiere olvidar no se olvida cuando dijo; …”Nada hay oculto que no haya de manifestarse, ni ha sido escondido sino para que sea sacado a la luz “… Sea dicho, el avance en su doctrina, depende de la atención que demos a su palabra, ya que su promesa es sobreabundante para quien la escucha, asimila y pone en práctica.
hefelira@yahoo.com