Press "Enter" to skip to content

La UE declara ‘persona non grata’ a la representante de Venezuela

Bruselas. a 26 de Febrero de 2021.- La Unión Europea (UE) declaró ayer persona non grata a la representante de Venezuela ante el bloque, Claudia Salerno, en respuesta a la decisión de Caracas de expulsar a la embajadora europea, Isabel Brilhante, según apuntó el consejo del bloque en una escueta nota oficial.

El miércoles, el gobierno de Venezuela declaró persona non grata a Brilhante y le dio 72 horas para abandonar el país. De acuerdo con la nota, la unión consideró esa decisión de Venezuela injustificada y “contraria al objetivo de la UE de desarrollar relaciones y construir asociaciones en terceros países”.

El jefe de la diplomacia europea, el español Josep Borrell, propuso la decisión de adoptar una medida equivalente contra la representante de Venezuela, indicó la nota.

La UE no puede expulsar sin embargo a la representante venezolana, ya que es una competencia del país huésped, explicó en julio de 2020 la diplomacia europea tras un pulso similar con Caracas.

La nota no hace así ninguna mención sobre una expulsión o un comunicado formal a la representación diplomática venezolana.

“He defendido a #Venezuela manejando la relación con la Unión Europea con sobriedad y respeto. Pero la independencia y la soberanía de nuestra patria no se negocian”, escribió Salerno en Twitter. “Gracias, querida embajadora por tu trabajo profesional”, le respondió por su parte el canciller del país sudamericano, Jorge Arreaza.

Además de ser la representante de Venezuela ante la UE, Salerno está acreditada como embajadora ante Bélgica y Luxemburgo.

La nueva escalada de tensiones entre Bruselas y Caracas estalló después de que el lunes los cancilleres europeos decidieran añadir a 19 funcionarios venezolanos a la lista de personas sancionadas por “socavar la democracia”. Con esta medida, el número de funcionarios venezolanos sancionados por la UE asciende a 55. Ante esa nueva ronda de sanciones contra Venezuela, el gobierno en Caracas reaccionó pidiendo la salida de la jefa de la misión de la UE.

El miércoles, una portavoz de Borrell formuló un llamado a que Venezuela revierta la expulsión.

La UE no reconoce el resultado de las elecciones legislativas realizadas en Venezuela en diciembre y, por lo tanto, desconoce la legitimidad de la Asamblea Nacional surgida de esos comicios, controlada por el oficialismo. Estados Unidos tampoco reconoció esas elecciones.

En 2020, Borrell envió a Caracas a emisarios para negociar un aplazamiento de las votaciones para permitir a la UE desplegar una misión de observación electoral.

El esfuerzo no arrojó frutos y las elecciones se celebraron con el boicot de parte importante de la oposición venezolana.

Desde Washington, Ned Price, portavoz del Departamento de Estado afirmó que “la decisión de Caracas de expulsar a la embajadora de la UE lo único que hace es aislar al régimen de Maduro”.

Agregó que el mundo sigue “unido en su llamado a un retorno de la democracia a Venezuela” y que Estados Unidos está comprometido a “trabajar con sus socios de la comunidad internacional para promover una rendición de cuentas por la situación en el país”.

En tanto, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, informó que 85 personas han sido acusadas formalmente de haber participado en la Operación Gedeón, el frustrado intento golpista de principios de mayo del año pasado que, según Caracas, tuvo participación de Colombia y Estados Unidos.

Saab presentó su informe anual a la Asamblea Nacional de Venezuela, en el que destacó la detención de una veintena de personas por el intento de magnicidio contra Maduro, en agosto de 2018, así como de otra treintena por el fallido golpe de Estado de abril de 2019.

Por la Operación Gedeón del pasado 3 de mayo, detalló que fueron identificadas 114 personas, de las cuales fueron capturadas 85, contra las que ya se presentaron cargos penales. Entre ellas figuran los estadunidenses Luke Denman y Airan Barry, imputados por terrorismo.

Hasta ocho ex militares venezolanos y mercenarios murieron en el intento de invasión en las playas de Macuto el 3 de mayo. En los meses posteriores fueron detenidas de varias personas relacionadas con el asalto, entre ellos ciudadanos estadunidenses, colombianos e israelíes, a quienes se les fincaron cargos de terrorismo, conspiración y tráfico de armas.

En los días posteriores, el gobierno venezolano mostró parte de un contrato que firmó el líder opositor Juan Guaidó con la empresa Silvercorp, dirigida por el ex boina verde estadunidense Jordan Goudreau, para ejecutar el golpe.

Goudreau confirmó la existencia del contrato, firmado en octubre de 2019, por un valor de 212 millones de dólares, pero sólo habría recibido 50 mil dólares por medio del consultor político Juan José Rendón, quien también reconoció su firma. Guaidó negó estar involucrado.

Latifa, desde su cautiverio, pide reabrir el caso de su hermana secuestrada hace 20 años en Cambridge

(AGENCIAS) 26 de Febwero de 2021.- Una carta manuscrita de la princesa Latifa ha llegado a manos de la policía del Reino Unido pidiendo la reapertura del caso del secuestro de su hermana, la princesa Shamsa. Es uno de los últimos documentos que consiguió sacar de su cautiverio la princesa Latifa, retenida en Dubái desde 2018 tras varios intentos de escapar del alcance de su padre, el poderoso emir de Dubái (y primer ministro de Emiratos Árabes) Mohammed bin Rashid al-Maktoum.

La carta, como los últimos vídeos que la princesa pudo hacer llegar a sus amigos, data de 2019, la última vez que los íntimos de Latifa supieron algo de ella. La familia real de Dubái emitió hace escasos días un comunicado asegurando que a la princesa la «estaban cuidando en casa», pero no aportó ninguna prueba de vida, algo que reclaman desde hace una semana tanto el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU como el Gobierno británico.

La carta, a la que ha tenido acceso la BBC, pide a la policía británica que reabra el caso de su hermana, la princesa Shamsa. «Todo lo que os pido», dice Latifa en la misiva, «es que por favor prestéis atención a su caso, porque podríais conseguir su libertad… Vuestro apoyo y atención en su caso podrían liberarla». La princesa Shamsa, cuatro años mayor que Latifa (hijas ambas del jeque bin Maktoum y la argelina Houria Ahmed Lamara) escapó por primera y última vez de Dubái en el año 2000. Shamsa contaba entonces con 18 años y aprovechó una estancia de la familia en la mansión de vacaciones de Surrey para escapar, en el mes de julio.

Su padre no informó a las autoridades inglesas de la marcha de su hija. En su lugar, encargó a sus propios hombres que rastreasen a la princesa, algo que ocurrió en agosto de ese año, en Cambridge. Shamsa declaró en su momento que fue interceptada por cuatro hombres, secuestrada y conducida en coche hasta una de las residencias de su padre (que mantiene varias propiedades e importantes negocios de caballos de carreras en el Reino Unido), drogada allí y enviada en un vuelo de vuelta a Dubái.

Nadie la ha vuelto a ver en público desde entonces, aunque Shamsa consiguió hacer llegar la información de su secuestro a un abogado, haciendo que la policía del condado de Cambridgeshire iniciase una investigación. Una que no prosperó: a los agentes se les prohibió viajar hasta Dubái para seguir investigando, al mismo tiempo que el personal del emir se ponía en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores británicos. La BBC ha desvelado ahora que, en 2018, cuando se intentó reabrir el caso, uno de los investigadores les reveló que el caso estaba lastrado por «reticencias significativas».

La princesa Latifa asegura en su carta que Shamsa (contra la que no se ha celebrado ningún juicio ni presentado cargo alguno en Dubái) vive prisionera, aislada e incomunicada, y sometida a torturas como «bastonazos en los pies». La policía asegura ahora a la BBC que la carta ha pasado a formar parte de la revisión del caso, reabierto otra vez después de que el tribunal que juzgaba la separación de la princesa Haya de Jordania y el emir Mohammed bin Maktoum aseverase que el emir había ordenado el secuestro de sus dos hijas.

Por su parte, Asuntos Exteriores –pese a la preocupación mostrada hace unos días por su titular, Dominic Raab– aseguró a la cadena pública británica que el caso era un asunto privado entre dos individuos y que no jugaba papel alguno en las investigaciones de la policía de Cambridgeshire ni sus conclusiones. El jeque Maktoum no es sólo un conocido personal de la reina, con enormes intereses en el Reino Unido en una de las aficiones favoritas de Isabel II (los caballos de carreras).

También es el número dos de Mohammed bin Zayed, el presidente en funciones de emiratos, que se reunió en diciembre con Boris Johnson en el 10 de Downing Street para fortalecer la cooperación entre los dos países. Los dos emires presentaron esta semana su plan estratégico para los emiratos para los próximos 50 años, sustentado en un puñado de fondos de inversión soberanos cuya riqueza equivale más o menos al PIB de España.

Mensaje de Isabel II a quienes desconfían de las vacunas: «Hay que pensar en los demás»

(AGENCIAS) 26 de Febrero de 2021.- Una de las reglas de oro de la reina Isabel II es no pronunciarse sobre los temas de salud que la afectan a sí misma o al resto de miembros de la familia real británica. Tampoco es habitual oírla hablar en público. Sin embargo, corren tiempos excepcionales y la monarca ha querido compartir su experiencia con la vacuna contra la Covid-19.

Tal y como informó en su día el palacio de Buckingham, tanto la reina como su marido, Felipe de Edimburgo, recibieron sus correspondientes dosis el pasado enero en el castillo de Windsor. “Fue muy rápido, y he recibido muchas cartas de gente muy sorprendida por lo fácil que les resultó vacunarse. En cuanto al pinchazo, no dolió nada”, aseguró ayer Isabel II durante una videollamada con las autoridades sanitarias encargadas de gestionar la campaña de vacunación en las cuatro naciones de Reino Unido. “Una vez que te han vacunado, sientes que estás protegido, lo cual es muy importante”, añadió.

Y aprovechó para pedir responsabilidad a quienes desconfían de las distintas vacunas disponibles y rechazan recibir las correspondientes dosis. “A las personas que nunca se ha puesto una vacuna, puede resultarles difícil, pero deberían pensar en los demás en lugar de en sí mismos”, apuntó.

El mensaje de la reina Isabel II se enmarca dentro de una reciente iniciativa de la familia real británica dirigida a apoyar la campaña de vacunación en marcha y el desarrollo de nuevas vacunas en Reino Unido. La semana pasada, el príncipe Carlos y Camilla de Cornualles, vacunados también ya, se reunieron en Birmingham con un grupo de voluntarios en ensayos clínicos de las vacunas, mientras que este lunes el príncipe Guillermo visitó uno de los puntos de vacunación en Norfolk, donde actualmente vive junto a su familia.

No es la primera vez que la monarca, de 94 años, rompe su habitual silencio sobre los asuntos médicos de su familia para apoyar una campaña de vacunación. En enero de 1957, hizo algo parecido durante la epidemia de polio que asolaba a su país. En Estados Unidos, algunos niños habían contraído la enfermedad o habían muerto después de recibir un lote defectuoso de la vacuna que se acababa de empezar a utilizar en los hospitales británicos (el denominado «incidente Cutter» de 1955), por lo que muchos padres se mostraban reticentes a vacunar a sus hijos. Fue entonces cuando la reina Isabel II decidió vacunar a sus hijos, el príncipe Carlos y la princesa Ana, y que se informara a los ciudadanos al respecto para animarlos a hacer lo mismo.

Fuga de presos en Haití deja al menos siete muertos

(AGENCIAS) 25 de Febrero de 2021.- Al menos siete personas murieron este jueves y varias resultaron heridas durante una fuga de presos en la cárcel de Croix-des-Bouquets, situada a unos 10 kilómetros de Puerto Príncipe, en Haití, según declaró un testigo de los hechos.

Varios hombres yacían muertos con tiros de bala en las calles de la zona de la prisión, mientras que agentes de la Policía haitiana han logrado capturar a algunos de los presos que se habían escapado del recinto penitenciario, según el testigo, que requirió mantener el anonimato.

El portavoz de la Policía Nacional, Garry Desrosiers, dijo que el cuerpo armado está «tratando de tomar el control de la situación» y adelantó que más tarde habrá una rueda de prensa para explicar lo ocurrido.

Medios locales afirman que algunos presos desarmaron a los agentes encargados de la seguridad del penal y cargaron con sus armas.

En la zona se escucharon disparos que llevaron a numerosas personas a salir corriendo de un mercado popular que hay cerca de la cárcel.

La cárcel de Croix-des-Bouquets alberga a centenares de presos, entre ellos miembros de bandas armadas y también a varios opositores al presidente Jovenel Moise que fueron arrestados el pasado 7 de febrero, acusados de planear un golpe de Estado contra el mandatario.

Joe Biden y el rey de Arabia fortalecen lazos bilaterales en conversación

(AGENCIAS) 25 de Febrero de 2021.- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló este jueves por primera vez con el rey Salmán de Arabia Saudita, una conversación que se produce antes de la inminente publicación de un esperado informe de inteligencia sobre el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi.

Durante la conversación telefónica, Biden recalcó el compromiso para «ayudar a Arabia Saudita a defender su territorio frente a los ataques de grupos aliados con Irán», pero también puso en relieve la «importancia que da Estados Unidos a los derechos humanos y al Estado de derecho», informó la Casa Blanca.

«El presidente destacó positivamente la reciente liberación de varios activistas saudita-estadounidenses y de Loujain al Hathloul», detalló el comunicado.

Los dos dirigentes también discutieron los esfuerzos de Estados Unidos para «poner fin a la guerra en Yemen», después de que Biden terminara con el apoyo que dio Washington a la coalición militar encabezada por Riad.

La conversación se produjo antes de la inminente desclasificación de un informe de inteligencia sobre el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en 2018 en el consulado de Riad en Estambul.

La muerte de Khashoggi, que colaboraba con el diario The Washington Post, generó indignación a nivel internacional y este jueves el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, indicó que la publicación del informe es un paso importante para que los responsables «rindan cuentas».