Press "Enter" to skip to content

Repunta el contagio; el virus no cederá este año, alerta la OMS

Ginebra a 01 de Marzo de 2021.- Los casos de Covid-19 volvieron a subir después de siete semanas de reducciones, porque algunos países bajaron la guardia frente a la pandemia, dijo hoy el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Es una tendencia «decepcionante pero no sorprendente», dijo el director general.

Agregó que la entidad aún buscaba entender el origen del fenómeno, pero «en algunos casos se debe a una relajación de las medidas de salud pública, unido a la circulación de nuevas variantes (del virus) y a que la gente ha bajado la guardia», añadió en su habitual rueda de prensa.

El jefe de la organización señaló que sólo en África y Asia Oriental se mantiene la curva en descenso.

El director de emergencias de la OMS, Michael Ryan, dijo por su parte que no es realista creer que el mundo vencerá para fines de año a la pandemia.

Subrayó que el virus sigue activo. «Sería muy prematuro y diría carente de realismo pensar que vamos a terminar con el virus para fines de año», dijo Ryan en la conferencia de prensa.

«Pero pienso que con lo que sí podemos terminar, si somos inteligentes, es con las hospitalizaciones, las muertes y la tragedia que trae esta pandemia», añadió.

El director de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus quiere que la vacunación del personal sanitario esté en camino en todos los países en los primeros cien días de 2021.

Se congratuló de que las primeras inyecciones de dosis en el marco del plan global Covax de acceso a la vacuna fueron aplicadas en Ghana y Costa de Marfil, aunque lamentó que esto ocurra casi tres meses después del inicio de las campañas de vacunación en los países ricos.

«Y es lamentable que en algunos países sigan vacunando con prioridad a jóvenes y adultos saludables con bajo riesgo de contraer la enfermedad, en vez de vacunar trabajadores sanitarios y personas mayores en otros lugares», agregó.

El conteo del lunes

El virus ha provocado al menos dos millones 531 mil 448 muertos en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre de 2019, según un balance establecido por AFP este lunes a las 11 horas GMT a partir de fuentes oficiales.

Desde el comienzo de la epidemia más de 114 millones 50 mil 170 personas contrajeron la enfermedad. La gran mayoría de los enfermos se recupera, pero una parte aún mal evaluada conserva los síntomas durante semanas o, incluso, meses.

Las cifras se basan en los reportes comunicados diariamente por las autoridades sanitarias de cada país y excluyen las correcciones realizadas a posteriori por los diferentes organismos, como en Rusia, España o Reino Unido.

El domingo se registraron en el mundo cinco mil 680 nuevas muertes y 306 mil 735 contagios. Los países que más fallecidos registraron según los últimos balances oficiales son Estados Unidos con mil 1, Brasil (721) y México (458).

La cantidad de muertos en Estados Unidos asciende a 513 mil 92 con 28 millones 605 mil 953 contagios.

Después de Estados Unidos, los países con más víctimas mortales en cifras absolutas son Brasil, con 254 mil 942 muertos y 10 millones 551 mil 259 casos; México, con 185 mil 715 muertos (dos millones 86 mil 938 casos), India, con 157 mil 157 muertos (11 millones 112 mil 241 casos), y Reino Unido, con 122 mil 849 muertos (4 millones 176 mil 554 casos).

Entre los países más golpeados, República Checa registra la mayor tasa de mortalidad, con 191 decesos por cada 100 mil habitantes, seguido de Bélgica (190), Eslovenia (185), Reino Unido (181) e Italia (162).

Desde el comienzo de la pandemia la cantidad de pruebas efectuadas aumentó considerablemente y las técnicas de rastreo mejoraron, provocando un alza en los contagios declarados. Sin embargo, la cantidad de casos diagnosticados sólo refleja una parte de la totalidad de contagios, los casos menos graves o asintomáticos siguen sin ser detectados.

Rusia probará vacuna contra COVID-19 que generaría inmunidad por 13 años

(AGENCIAS) 01 de Marzo de 2021.- En Rusia iniciarán las pruebas de una nueva vacuna contra el COVID-19 que podrían generar inmunidad por más de 13 años. 

En la Agencia Federal Médico-Biológica comenzarán con las pruebas clínicas. 

“Será a partir de julio”, informó Veronika Skvortsova al presidente Vladimir Putin, en declaraciones retomadas por EFE

La directora del instituto aseguró que la vacuna es de nueva generación que se efectúa sobre una nueva plataforma tecnológica. 

Desarrollamos una vacuna que se diferencia por actuar no sobre la capa S (la capa externa de virus y bacterias), sino sobre otros componentes proteicos del virus, por lo cual no se desarrolla una inmunidad humoral, con la activación de los anticuerpos, sino una inmunidad celular, cuya ventaja es su larga duración.

Skvortsova aseguró que la inmunidad celular dura varios años. 

En determinados trabajos experimentales se ha demostrado que esta inmunidad se mantiene entre 13 y 17 años”, aseguró. 

Rusia es de los países donde más vacunas contra el COVID-19 se han desarrollado. Hasta el momento tienen tres vacunas registradas, Sputnik V, EpiVacCorona y CoviVac. 

México llegó a un acuerdo con Rusia para que envíen 24 millones de dosis de la vacuna Sputnik V, la cual tiene una efectividad del 91.6 por ciento.

Ya se recibieron las primeras dosis de la vacuna rusa las cuales se comenzaron a aplicar a adultos mayores de las alcaldías Iztacalco, Tláhuac y Xochimilco. 

Cambian de hospital al duque de Edimburgo y el motivo enciende las alarmas

(AGENCIAS) 01 de Marzo de 2021.- El príncipe Felipe, de 99 años, esposo de la reina Isabel II, abandonó este lunes el hospital King Edward VII de Londres, donde fue tratado de una infección durante casi dos semanas, para ser sometido a exámenes cardíacos en otro centro de la capital británica. El duque de Edimburgo había sido ingresado el 16 de febrero como ‘medida de precaución’ tras haberse sentido mal.

Ante las especulaciones por la avanzada edad del consorte, que en junio debe celebrar su 100º cumpleaños, unos días después el palacio de Buckingham informó de que la hospitalización no estaba relacionada con el covid-19 sino que se debía a una infección. El lunes por la mañana una ambulancia salió del hospital King Edward VII, ocultando al paciente con paraguas de las numerosos cámaras de fotógrafos y televisión que hacían guardia a la puerta del centrol médico. ‘El duque de Edimburgo ha sido trasladado hoy del hospital King Edward VII al hospital St Bartholomew, donde los médicos seguirán tratándole por una infección, además de realizarle pruebas y observaciones por trastornos cardíacos preexistentes’, precisó el palacio de Buckingham en un comunicado. ‘El duque sigue bien y responde al tratamiento, pero se espera que permanezca en el hospital al menos hasta el final de la semana’, agregó. Su hijo, el príncipe Carlos, heredero del trono, lo había visitado en King Edward VII, en el elegante barrio londinense de Marylebone, el primer fin de semana tras su ingreso. Y su nieto William aseguró la semana pasada que el duque de Edimburgo se encontraba bien y que los médicos estaban ‘pendientes de él’. – Retirado desde 2017 – 

Casado desde el 20 de noviembre de 1947 con Isabel II, cinco años más joven que él y que llegó al trono en 1952, el príncipe Felipe batió en 2009 el récord de longevidad de todos los cónyuges de los monarcas británicos. Tras haber participado en más de 22.000 compromisos públicos oficiales desde la coronación de su esposa, el duque se retiró de la vida pública en agosto de 2017. Desde entonces ha sido hospitalizado varias veces, la última en diciembre de 2019 por ‘problemas de salud preexistentes’. En enero de 2019, sufrió un espectacular accidente de tráfico cuando su Land Rover chocó con otro vehículo al salirse de un camino cerca de la finca real de Sandringham y volcó. Felipe salió ileso, pero se vio obligado a dejar de conducir. Debido a la pandemia de coronavirus, ha pasado el último año confinado en gran parte en el palacio de Windsor con la reina, excepto una estancia de verano que la pareja real pasó en su castillo escocés de Balmoral. Isabel y Felipe celebraron sus bodas de platino en noviembre de 2017 en el castillo de Windsor, unos 30 kilómetros al oeste de Londres. Felipe nació en Corfú el 10 de junio de 1921, con los títulos de príncipe de Grecia y Dinamarca. Cuando tenía 18 meses, su tío, rey de Grecia, se vio obligado a abdicar, y su padre fue desterrado del país tras la guerra greco-turca. Junto a sus padres y sus cuatro hermanas, Felipe huyó a bordo de un barco del ejército británico. Tras estudiar en un internado en Escocia, en 1939 ingresó en el Royal Naval College de Dartmouth, en el sur de Inglaterra. Fue entonces cuando conoció a la entonces princesa Isabel con la que tiene cuatro hijos: Carlos, Ana, Andrés y Eduardo.

Biden no tiene prisa por levantar las sanciones a Venezuela, busca ‘pasos serios’ de Maduro

(AGENCIAS) 28 de Febrero de 2021.- La administración del presidente Joe Biden «no tiene prisa» por levantar las sanciones de Estados Unidos a Venezuela, pero consideraría aliviarlas si el presidente Nicolás Maduro toma medidas que fomenten la confianza y demuestren que está listo para negociar seriamente con la oposición, dijo a Reuters un funcionario de la Casa Blanca.

Al señalar que es poco probable que el nuevo presidente de Estados Unidos afloje los tornillos a Venezuela en el corto plazo, el funcionario enfatizó que las sanciones existentes tienen suficientes disposiciones especiales para permitir envíos de ayuda humanitaria que ayuden a los venezolanos a hacer frente a las dificultades económicas y la pandemia de COVID-19.

Pero el funcionario, que habló bajo condición de anonimato, dijo que el gobierno de Maduro ha estado «impidiendo activamente la entrega de asistencia humanitaria».

Esto sugiere que, por ahora, Biden está preparado para cumplir con las sanciones específicas, incluidas las sanciones al sector petrolero, impuestas por el expresidente Donald Trump a la nación de la OPEP, a pesar de que no logró forzar a Maduro a abandonar el poder.

Pero Biden, por el contrario, tiene la intención de alejarse del enfoque mayoritariamente unilateral de la campaña de «máxima presión» de Trump y enlistar a más países para ayudar a buscar una solución diplomática, dijo el funcionario en una entrevista.

La administración de Biden ha dejado en claro que continuará reconociendo al opositor Juan Guaidó como líder legítimo de Venezuela. 

Docenas de países han respaldado el reclamo de Guaidó luego de la reelección de Maduro en 2018 en una votación que los gobiernos occidentales calificaron de farsa, aunque recientemente han aparecido grietas en el apoyo internacional al opositor.

«No tenemos prisa por levantar las sanciones», dijo el funcionario. «Si el régimen toma medidas de fomento de la confianza que demuestren que están listos y dispuestos a entablar conversaciones reales con la oposición (…) si están listos para tomar medidas serias, entonces consideraremos el alivio de las sanciones».

El funcionario no especificó qué pasos necesitaría dar Maduro, pero dijo que no se le podría permitir usar las negociaciones como una «táctica dilatoria» para consolidar el poder y dividir a la oposición, como se le ha acusado de hacer en el pasado.

Maduro, quien dice que Guaidó es un títere estadounidense, no ha mostrado signos de ceder. Con el apoyo de los militares, así como de Rusia, China, Cuba e Irán, Maduro ha rechazado o ignorado las demandas anteriores de tales concesiones.

La administración Biden también parece tener poca urgencia de gestos hacia Cuba a pesar de las esperanzas de un enfoque más suave después de que Trump, revirtió la histórica distensión de la era del ahora expresidente Barack Obama con La Habana.

Algunos asesores de Biden habrían sugerido anteriormente que podría comenzar por aflojar el flujo de remesas de los cubanoamericanos y aliviar las restricciones a los viajes familiares a la isla.

Pero aunque reconoció que tales cambios podrían tener un impacto positivo, el funcionario dijo que un cambio de política hacia Cuba no se encontraba actualmente entre las principales prioridades de Biden, que incluyen la pandemia del coronavirus, la recuperación económica y la reconstrucción de alianzas en el exterior.

«Francamente, lo primero es lo primero», dijo el funcionario.

Tampoco ha habido señales de planes inmediatos para rescindir la designación de Cuba como estado patrocinador del terrorismo, aunque funcionarios de Biden han dicho que la decisión de último minuto de Trump de devolver a La Habana a la lista negra de Estados Unidos está bajo revisión.

Coronavirus en el Mundo

(AGENCIAS) 27 de Febrero de 2021.- El nuevo coronavirus SARS-CoV-2, responsable de la enfermedad COVID-19, avanza por todo el planeta sumando más de 2,5 millones de fallecidos y más de 113,4 millones personas infectadas. Así evoluciona el número de casos y muertes en el mundo.

El país más afectado en términos absolutos es Estados Unidos, con más de 28,4 millones de contagios y por encima de los 510.000 fallecimientos, seguido de India, que supera los 11 millones de casos y las 156.000 muertes, y de Brasil, que rebasa los 10,4 millones de diagnosticados y que alcanaza los 252.000 decesos.

El foco principal de la pandemia vuelve a situarse en Europa, que ya supera los 838.000 muertos y afronta 2021 con la amenaza de una tercera ola confirmada. Así, permanecen severas restricciones, como los confinamientos domiciliarios o el toque de queda para frenar los contagios. En América, donde los casos siguen creciendo y los fallecidos ya superan el millón, el país que más preocupa es Estados Unidos.

En cuanto a las muertes, América y Europa acumulan el 80 % de las que se han producido en el mundo, mientras que Asia, el continente donde surgió la pandemia, reporta en torno a un 15 % de fallecidos. El siguiente gráfico recoge las muertes diarias por cada 100.000 habitantes en cada país. En lugares como España se observan dos grandes episodios de mortalidad por coronavirus: el primero, entre marzo y abril; y el segundo, entre noviembre y diciembre.

Datos por continentes

En Estados Unidos, la nación más azotada, la llegada a la Casa Blanca del demócrata Joe Biden ha supuesto un cambio de rumbo en la gestión de la pandemia. Por otro lado, China, el país epicentro del brote, ha contenido durante meses el avance de la pandemia. Ahora en Asia el país más afectado es India, el segundo más poblado del mundo, que no ha podido evitar la expansión del SARS-CoV-2.

En África, el ritmo de contagios se ha acelerado desde noviembre y suma ya 3,8 millones de casos y 103.000 muertos de la mano de la segunda ola que atraviesa el continente bajo la amenaza de las nuevas variantes del virus y la escasez de vacunas. Y en Latinoamérica, la rápida propagación del virus en Chile, Perú, Colombia, Panamá y Bolivia está desbordando los sistemas sanitarios del continente.

En Oceanía, la tónica han sido las restricciones severas. Australia, que ha registrado casi 29.000 contagios y poco más de 900 muertes, se vio obligada a imponer restricciones en verano tras controlar durante varios meses la expansión del coronavirus. Nueva Zelanda, que impuso un confinamiento muy estricto, declaró el país libre de coronavirus el 8 de junio y lo volvió a conseguir en diciembre tras controlar sus brotes activos.

El coronavirus, que ya ha dejado más de dos millones de muertes en todo el mundo, ha tenido, sin embargo, una letalidad desigual en cada territorio: aunque Estados Unidos, Brasil y México son los tres países con más fallecidos en términos absolutos, la comparación entre las muertes de países con más de un millón de habitantes en relación con su población revela que Bélgica es el que presenta una tasa de mortalidad más elevada, con 192 decesos por cada 100.000 habitantes. España, que llegó a ocupar el segundo puesto en este ranking, ha descendido a la decimosegunda posición con una tasa de 145 fallecidos.

Es España, el decimosegundo país del mundo con más muertos con coronavirus por número de habitantes.

El virus ya ha dado varias vueltas al mundo. Desde que la pandemia despuntara en China a finales de 2019, las distintas olas de contagios y muertes han afectado al planeta de forma desigual. Los casos crecieron en Europa en marzo de 2020, aunque el virus golpeó pronto a América, y en octubre ya se alcanzó el millón de fallecidos a escala global. En enero de 2021, el coronavirus ha superado los cien millones de personas contagiadas.

La pandemia en España

El coronavirus se extendió por España desde febrero y a mediados de marzo obligó a imponer el estado de alarma para tratar de frenar los contagios y aliviar la saturación en los hospitales. Durante más de dos meses, los españoles sufrieron uno de los confinamientos más estrictos del mundo, lo que no evitó que los servicios sanitarios se vieron superados en muchos lugares antes de lograr aplanar la curva.

Con todo, España sigue siendo uno de los países con más casos y fallecimientos con COVID-19 del planeta y trabaja ahora en hacer descender la tercera oleada del SARS-CoV-2.