Press "Enter" to skip to content

El peso inicia la sesión con una apreciación moderada de 0.39%

01 de Marzo de 2021.- El peso inicia la sesión con una apreciación moderada de 0.39% u 8.2 centavos, cotizando alrededor de 20.77 pesos por dólar, con el tipo de cambio cotizando entre 20.6921 y 20.8770 pesos, lo que indica una menor volatilidad relativo a lo observado la semana pasada. En el resto del mercado cambiario también hay calma, pues la mayoría de las divisas muestran variaciones moderadas. Los factores que permiten la apreciación del peso esta mañana y la estabilidad del mercado cambiario son los siguientes:

1.           Se han reducido las presiones al alza sobre los bonos del Tesoro, con la tasa a 10 años ubicándose esta mañana alrededor de 1.44%, luego de alcanzar un máximo de 1.6085% el pasado jueves. A nivel global, varios bancos centrales han actuado en respuesta a los incrementos de tasas de interés en el mercado secundario, principalmente el Banco de la Reserva de Australia que elevó las compras de bonos sin previo aviso y el Banco Central Europeo, en donde un oficial señaló que podrían ampliarse los estímulos monetarios en caso de que los incrementos de tasas afecten el crecimiento económico. Hacia adelante no se pueden descartar presiones al alza adicionales sobre las tasas en el mercado de bonos, lo que podría generar presiones al alza del tipo de cambio. 

2.           Las divisas con mayores ganancias son principalmente de economías productoras de materias primas o emergentes, como la lira turca que se aprecia 2.69%, luego de ser la divisa más depreciada de la semana pasada, cuando perdió 6.63%. Hoy las divisas más apreciadas después de la lira turca son el peso chileno con 0.87%, la corona noruega con 0.85%, el rublo ruso con 0.67% y el dólar canadiense con 0.51%. El peso mexicano se ubica en la posición nueve entre las más apreciadas. Cabe agregar que en el mercado de materias primas se observan ganancias, principalmente para los precios de los energéticos, como el WTI que avanza 1.27% a 62.30 dólares por barril, a pesar de que esta semana probablemente la OPEP+ discuta la posibilidad de elevar la producción petrolera. 

3.           En Estados Unidos, el sábado por la madrugada la Cámara de Representantes aprobó el nuevo paquete de estímulos, el cual incluye la extensión de los beneficios por desempleo, así como financiamiento para los gobiernos locales, entre otros apoyos. Ahora, la discusión pasa al Senado en donde se espera se apruebe antes del 14 de marzo, cuando expiran los beneficios por desempleo actuales. Se ha reanudado el optimismo en los mercados de capitales, pues en Europa los principales índices avanzan en promedio 1.30% y en Estados Unidos el mercado de futuros apunta a ganancias superiores al 1%. 

Los mercados de capitales probablemente también se han visto impulsados por los datos PMI correspondientes a febrero. En Europa, se publicó el dato final del PMI manufacturero, el cual registró un pequeño avance desde su estimación preliminar de 57.7 puntos a 57.9. Con respecto a la lectura de enero, muestra un aumento de 3.1 unidades, impulsado por el alza en la producción y en los nuevos pedidos. Los tres países que mostraron el mejor desempeño en la Eurozona fueron: Alemania (60.7 pts), Países Bajos (59.6 pts) y Austria (58.3 pts), impulsados por las exportaciones. Por su parte, Grecia es el único país que continúa en zona de contracción, al registrar una lectura de 49.4 puntos en febrero. En Estados Unidos a las 8:45 se publica la cifra final del PMI manufacturero de febrero, mientras que el ISM manufacturero se dará a conocer a las 9 am.

En cuanto a eventos relevantes, hoy a mediodía el presidente Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden tendrán una reunión virtual, siendo su primer encuentro oficial. Se espera que en la llamada se aborden temas de seguridad y migración, así como una posible discusión de los impactos de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica. Con respecto a la Ley de la Industria Eléctrica, el día de hoy por la tarde se llevará a cabo un parlamento abierto en el Senado con la Comisión del Medio Ambiente para platicar de sus implicaciones. No obstante, se espera que la reforma sea discutida y aprobada sin modificaciones en la sesión del jueves.

Indicador de Confianza Empresarial

El Indicador de Confianza Empresarial (ICE) correspondiente al mes de febrero continuó mostrando una reducción del pesimismo en tres de los cuatro sectores encuestados (manufactura, comercio, construcción), mientras que la confianza del sector servicios se deterioró. Sin embargo, todos los sectores aún se encuentran por debajo del umbral de optimismo de 50 puntos y del nivel observado hace 12 meses. La confianza empresarial del sector servicios es la que muestra la mayor disminución en su comparación anual, pues continúa siendo el que más enfrenta restricciones. 

El Indicador de Confianza Empresarial (ICE) de las manufacturas presentó avance frente a enero de 0.70 puntos, para ubicarse en 43.9 puntos, sumando 17 meses por debajo del umbral de optimismo (50 puntos). En su comparación anual, el indicador muestra un retroceso de 2.7 puntos. Al interior, todos los componentes registraron incrementos mensuales, destacando el componente de situación económica futura del país, lo que podría estar relacionado con la expectativa favorable de crecimiento económico en Estados Unidos. Por otro lado, el componente momento adecuado para invertir es el más rezagado, ubicándose 10.2 puntos por debajo del nivel observado en febrero del 2020, evidenciando la cautela en los empresarios del sector. 

El ICE de comercio mostró incremento mensual de 1.4 puntos, luego de estancarse el mes previo. El indicador se situó en 45.3 puntos, acumulando 16 meses por debajo del umbral de 50 puntos. La confianza empresarial del sector de comercio se encuentra 4.3 puntos por debajo de lo observado en febrero del 2020. En el desglose, todos los componentes registraron avances, donde la situación económica presente del país registró el mayor incremento con 2.5 puntos, aunque en su comparación anual es la que presenta mayor rezago con una disminución de 10.4 puntos. 

Por su parte, el ICE de construcción se ubicó en 44.4 puntos, mostrando un avance mensual de 0.7 puntos. El indicador suma 28 meses por debajo del umbral de optimismo, pues la actividad del sector se ha visto afectada desde mediados del 2018. Al igual, al interior todos los componentes registraron avances, destacando el momento adecuado para invertir con 0.8 puntos, pues este componente es el que muestra mayor debilidad al ubicarse en 21.9 puntos.  

Por último, en cifras originales, la confianza empresarial del sector servicios se ubicó en 40.7 puntos, hilando 20 meses por debajo del umbral de 50 puntos. El indicador muestra una disminución anual de 8.3 puntos, luego de que en enero la diferencia fuera 7.3 puntos, evidenciando pesimismo, pues a principios de mes el deterioro de las condiciones epidemiológicas originó que más estados reforzaran las restricciones sanitarias, siendo este sector el más afectado. 

Durante la sesión, se espera que el tipo de cambio cotice entre 20.68 y 21.94 pesos por dólar. El euro inicia la sesión con una depreciación de 0.23%, cotizando en 1.2047 dólares por euro, mientras que la libra pierde 0.09% y cotiza en 1.3920 dólares por libra.

Mercado de Dinero y Deuda. 

En Estados Unidos, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años aumenta en 3.1 puntos base, a 1.44%, mientras que en México el rendimiento de los bonos M a 10 años se mantiene sin cambios en 6.25%.  

Mercado de Derivados.

Para cubrirse de una depreciación del peso más allá de 22 pesos por dólar, una opción de compra (call), con una fecha de ejercicio dentro de 1 mes tiene una prima del 1.03% y representa el derecho mas no la obligación a comprar dólares en el nivel antes mencionado.

Por otro lado, el forward interbancario a la venta se encuentra en 20.8400 a 1 mes, 21.1930 a 6 meses y 21.6170 pesos por dólar a un año.

El peso inicia la sesión con una depreciación de 0.14%

26 de Febrero de 2021.- El peso inicia la sesión con una depreciación de 0.14% o 2.9 centavos, cotizando alrededor de 20.88 pesos por dólar, observando un comportamiento lateral durante el overnight alrededor de 20.90 pesos por dólar. En los últimos días, particularmente ayer, el rango de cotización fue amplio, debido a las presiones al alza en las tasas de interés en el mercado de bonos de Estados Unidos. Esta mañana los bonos parecen haberse estabilizado, con la tasa a 10 años mostrando una disminución de 5.8 puntos base y ubicándose en 1.46%.

La baja demanda en el mercado primario de bonos, que ya se estaba reflejando en el mercado secundario desde finales de enero, fue resultado de una reducción de la exposición al riesgo ante posibles cambios en el futuro de la postura monetaria de la Fed. Si bien los oficiales de la Reserva Federal han reiterado que mantendrán sin cambios la tasa de interés y continuarán las inyecciones de liquidez, los indicadores económicos sólidos para la economía estadounidense están propiciando una reacción similar al “Taper Tantrum” del 2013, cuando las tasas reaccionaron al alza ante el anuncio de una normalización gradual de la política monetaria tras la Gran Recesión del 2008-2009. Cabe recordar que existe una relación inversa entre la tasa de interés y el precio de un bono, por lo que incrementos de la tasa implican pérdidas en el valor de los portafolios en el corto plazo.

En el mercado cambiario el dólar estadounidense sigue mostrando fuerza, con el índice ponderado avanzando 0.30%, luego de subir 0.64% ayer. La mayoría de las divisas en la canasta amplia de principales cruces pierden terreno esta mañana, siendo las más depreciadas la rupia india con 1.41%, el won surcoreano con 1.37%, el dólar australiano con 1.28% y la lira turca con 1.10%. Cabe recordar que el fortalecimiento del dólar estadounidense durante la sesión del jueves se debió a un fuerte incremento de las tasas de interés de los bonos del Tesoro en Estados Unidos, principalmente cerca del mediodía, tras una subasta de 62 mil millones de dólares de bonos del Tesoro a 7 años, con una demanda de 2.04 veces lo colocado, siendo la más baja desde 2009, mientras que la diferencia entre la tasa previo a la subasta y la tasa más elevada en la subasta fue de 4.2 puntos base, algo no visto antes para colocaciones similares.

Es probable que el mercado de capitales siga mostrando pérdidas durante la sesión, pues en el mercado de futuros los principales índices de Estados Unidos registran retrocesos cercanos a 0.20%. En Europa, los principales índices pierden en promedio cerca de 0.86%. En el mercado de materias primas, el precio del petróleo WTI muestra un retroceso de 2.30%, cotizando en 62.07 dólares por barril, como resultado de una corrección a la baja de las ganancias en el mes, previo a una reunión de la OPEP el jueves de la siguiente semana, en donde se discutirá la continuidad de los límites a la producción petrolera de los países miembros y aliados. Durante febrero, el WTI acumula un incremento de 4.81%.

El día de hoy se espera que la Cámara de Representantes apruebe el paquete de estímulos de 1.9 billones de dólares propuesto por Joe Biden. No obstante, es probable que no se incluya el aumento al salario mínimo a 15 dólares, ya que, de acuerdo con la parlamentaria Elizabeth MacDonough, dicha propuesta no cumple con los requisitos para entrar dentro de la reconciliación presupuestaria, por lo que se necesitarían 60 votos para aprobar la medida.

En cuanto a indicadores económicos, en Estados Unidos se publicó el reporte mensual de ingreso y consumo personal referente a enero. Durante el primer mes del 2021, los ingresos personales aumentaron a una tasa mensual de 10%, hilando dos meses al alza y siendo el mayor incremento mensual desde abril 2020, apoyado por los estímulos fiscales. La tasa de ahorro se ubicó en 20.5%, aumentando desde la tasa de 13.7% observada en diciembre. Por su parte, el consumo personal avanzó a una tasa mensual de 2.4%, después de haberse disminuido en noviembre y diciembre.

Por su parte, en México, la Balanza Comercial de mercancías de enero, registró un déficit de 1,236 millones de dólares (Vs. -2,481 mdd en enero 2020), siendo el primero tras siete meses de superávits, de acuerdo con cifras originales. Esto debido a una mayor fortaleza de las importaciones y a efectos estacionales, pues las exportaciones no petroleras suelen ser débiles en el primer mes del año.

Las exportaciones totales registraron una caída mensual de 0.37%, mientras que en términos anuales crecieron a una tasa de 3.45%, sumando cuatro meses de incrementos. Lo anterior, a pesar de condiciones adversas relacionadas con: 1) el deterioro de las condiciones epidemiológicas a nivel global; 2) una base retadora, pues en diciembre las exportaciones totales crecieron 3.83% mensual y 7.36% anual; y 3) algunos bloqueos en las vías férreas de Michoacán, afectando el flujo de mercancías al puerto de Lázaro Cárdenas. Al interior de las exportaciones, las manufactureras retrocedieron a una tasa mensual de 0.74% (+4.87% anual), como resultado de la caída mensual de otras exportaciones manufactureras de 2.66% y el sorpresivo incremento frente a diciembre de las exportaciones automotrices de 2.72%. Cabe mencionar que, el sector automotriz enfrentó condiciones poco favorables, pues desde inicios del año algunas plantas del sector estuvieron en paro debido a la escasez de semiconductores a nivel global. El problema se ha extendido a febrero, inclusive algunas automotrices como GM han anunciado recortes en su producción por lo menos hasta mediados de marzo.

Por su parte, las importaciones totales continuaron creciendo a una tasa mensual de 2.93%. En términos anuales, las importaciones totales registraron un crecimiento de 1.13%, siendo el segundo incremento consecutivo. Las importaciones estuvieron particularmente apoyadas por las importaciones de uso intermedio con un crecimiento mensual de 3.36% y 4.37% anual. Por su parte, las importaciones de los bienes de capital avanzaron a una tasa mensual de 1.42%, aunque a tasa anual siguen mostrando un rezago, con una caída de 4.51%. Finalmente, las importaciones de consumo aumentaron 1.07% mensual y presentaron una contracción anual de 13.57%.

En enero, el deterioro de las condiciones epidemiológicas en Estados Unidos y en México representó un reto para el comercio, el cual no se vio severamente afectado a pesar de que en diversas zonas de ambos países se reforzaron las medidas de confinamiento. Si bien a mediados de febrero inició el relajamiento de las medidas sanitarias en México, pasando de trece estados en alerta máxima en la primera mitad del mes a 2 en la segunda mitad, la tormenta invernal que azotó Estados Unidos y México probablemente ocasionó afectaciones en el comercio. La helada provocó interrupciones en el suministro de gas y electricidad en ambos lados de la frontera durante algunos días, lo que a su vez ocasionó la suspensión de actividades en diversas plantas del sector manufacturero, particularmente automotriz. Tras los eventos adversos que ocurrieron en febrero, se espera que las exportaciones vuelvan a mostrar una dinámica favorable, apoyada por el rápido proceso de vacunación y el amplío estímulo fiscal por 1.9 billones de dólares en Estados Unidos que probablemente se ratifique en marzo.

Durante la sesión, se espera que el tipo de cambio cotice entre 20.65 y 21.05 pesos por dólar. El euro inicia la sesión con una depreciación de 0.44%, cotizando en 1.2122 dólares por euro, mientras que la libra pierde 0.56% y cotiza en 1.3937 dólares por libra.

Mercado de Dinero y Deuda.

En Estados Unidos, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años disminuye en 6.5 puntos base, a 1.45%, mientras que en México el rendimiento de los bonos M a 10 años aumenta en 1.0 puntos base, a una tasa de 6.30%.

Mercado de Derivados.

Para cubrirse de una depreciación del peso más allá de 22 pesos por dólar, una opción de compra (call), con una fecha de ejercicio dentro de 1 mes tiene una prima del 1.19% y representa el derecho mas no la obligación a comprar dólares en el nivel antes mencionado.

Por otro lado, el forward interbancario a la venta se encuentra en 20.9677 a 1 mes, 21.2950 a 6 meses y 21.7160 pesos por dólar a un año.

El peso inicia la sesión con una depreciación significativa de 1.63%

25 de Febrero de 2021.- El peso inicia la sesión con una depreciación significativa de 1.63% o 33.2 centavos, cotizando alrededor de 20.71 pesos por dólar, con el tipo de cambio tocando un mínimo de 20.3714 y un máximo de 20.7565 pesos. El movimiento al alza del tipo de cambio está asociado a factores externos y a una mayor aversión al riesgo sobre la economía mexicana:

1.           Se observa un efecto contagio desde el rand sudafricano y la lira turca que se deprecian 2.07% y 1.12% respectivamente. Por un lado, la lira turca pierde terreno ante especulación de que el Banco Central de ese país podría estar presionado para evitar seguir subiendo la tasa de interés luego de que la tasa repo a un mes fuera ajustada al alza en 675 puntos base en los últimos cuatro meses. Por su parte, el rand sudafricano pierde ante una mayor percepción de riesgo interna por dudas de que pueda cumplir los objetivos de su presupuesto fiscal presentado este miércoles, la agencia calificadora Fitch Ratings comunicó que para el gobierno sudafricano será un reto político implementar el presupuesto.

2.           Se observa un fuerte movimiento al alza en la tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro, pues se sigue especulando que las medidas de política monetaria ampliamente flexible de la Reserva Federal podrían generar presiones al alza sobre la inflación. La tasa de los bonos del Tesoro a 10 años sube 7 puntos base y se ubican cerca de 1.45%, alcanzando un máximo de 1.4664%, nivel no visto desde el 21 de febrero del 2020. Por ahora el índice ponderado del dólar se mantiene estable, sin mostrar cambios con respecto al cierre de ayer, pero es probable que gane fuerza durante la sesión debido al comportamiento de las tasas de interés de los bonos del Tesoro en el mercado secundario. Por su parte, el mercado de futuros muestra que podrían observarse pérdidas en el mercado de capitales estadounidense, principalmente en emisoras del sector tecnológico.

3.           Persiste una mayor percepción de riesgo sobre México. Hacia adelante se espera que la recuperación económica de México sea lenta debido al proceso de vacunación que ha sido limitado y a la implementación de políticas y cambios de leyes que inhiben la inversión, destacándose la recién aprobada reforma a la Ley de la Industria Eléctrica en la Cámara de Diputados. Asimismo, datos publicados esta mañana del IGAE al mes de diciembre muestran un estancamiento de la recuperación económica al mes de diciembre debido a los efectos de la pandemia durante el mes. El tipo de cambio tocó un máximo en la sesión de 20.7565 pesos por dólar a las 6:51 horas, tras la publicación de estas estadísticas.

Los mercados de materias primas siguen su tendencia al alza sin que esto tenga un efecto sobre el peso mexicano. El WTI tocó un nuevo máximo durante la sesión de 63.79 dólares por barril, no visto desde el 8 de enero del 2020. El cobre alcanzó un máximo de 9,624 dólares por tonelada métrica, precio no visto desde el 4 de agosto del 2011.

En cuanto a indicadores económicos, en Estados Unidos durante la semana que terminó el 20 de febrero, se reportaron 730 mil solicitudes nuevas de apoyo por desempleo, por debajo de la expectativa del mercado de 838 mil y disminuyendo en 111 mil desde la semana previa. Las solicitudes continuas de apoyo por desempleo, de aquellas personas que ya están recibiendo el apoyo o continúan a la espera, disminuyeron de 4.52 a 4.42 millones. Asimismo, se publicó la segunda estimación del crecimiento del PIB de Estados Unidos correspondiente al último trimestre del 2020, la cual mostró una ligera revisión al alza a 4.1% (trimestral anualizada) desde la tasa de 4.0% registrada anteriormente.

Revisión a las cifras de crecimiento económico de México

La revisión de las cifras del PIB del cuarto trimestre 2020, muestra una ligera corrección al alza a un crecimiento trimestral real de 3.3% (Vs. 3.1% estimación anterior). En términos anuales, la contracción del PIB fue de 4.5% real, ligeramente menor a la caída de 4.6% estimada anteriormente. Cabe señalar que las series fueron revisadas por lo que solo se observan 5 trimestres de caídas anuales consecutivas. Así, en el 2020 el PIB de México mostró una caída anual promedio de 8.5%, la mayor desde 1932, cuando se contrajo 14.9%.

Los datos publicados hoy muestran por primera vez el crecimiento al interior de los sectores durante el último trimestre del año. Dentro de las actividades primarias, la agricultura y explotación de animales creció 4.9% anual, hilando dos trimestres con avances anuales. Por lo que, el sector primario promedió un crecimiento anual de 2.0% durante el 2020, superior al observado en 2019 (0.5%). El desempeño favorable del sector se vio apoyado por la crisis, al ser considerado esencial y ante el aumento en la demanda interna y externa por alimentos agropecuarios.

Las actividades secundarias se contrajeron a una tasa anual de 3.2% en el último trimestre del año (Vs. -3.4% estimación anterior). En el 2020, la caída anual promedio de las actividades secundarias fue de 10.2%, menor a la contracción observada en 1995 (-10.9%) aunque superando la caída registrada en la crisis del 2009 (-7.3%). Al interior, el sector construcción fue el que mostró una mayor caída anual durante el cuarto trimestre (-10.1%), hilando nueve trimestres con retrocesos anuales y siendo el mayor periodo de contracciones consecutivas en registro (serie inicia en 1994). El sector construcción cerró el 2020 con una caída anual promedio de 17.4%, únicamente por debajo de la contracción de 32.3% observada en 1995. Cabe mencionar que, el desempeño de esta industria depende principalmente de la inversión, por lo que el ambiente de incertidumbre en el país, podría seguir frenando la recuperación del sector construcción. Por otro lado, las industrias manufactureras fueron el sector que mostró la menor contracción anual, al caer 0.5% durante el último trimestre del 2020, impulsadas por la fortaleza de la demanda externa. No obstante, la manufactura cerró el 2020 con una caída anual promedio de 10.3%, superior a la contracción de 9.8% observada en la crisis del 2009. Por su parte, la minería y la generación de energía cerraron el 2020 mostrando una contracción anual promedio de 1.1 y 5.1%, respectivamente.

Las actividades terciarias retrocedieron 5.2% anual durante el último trimestre del 2020 (Vs. -5.3% estimación anterior) y promediando una caída de 7.8% en el 2020, muy por encima de la caída de 3.94% observada en 2009. Los servicios han sido de los sectores más afectados por la pandemia, debido a la gran interacción humana que requieren. Al interior de las actividades terciarias, los sectores más rezagados y que muestran las caídas anuales más profundas son: servicios de esparcimiento (-53.6% anual 4T y -53.7% promedio anual 2020) y alojamiento temporal y restaurantes (-41.3% anual 4T y -43.5% promedio anual 2020). Lo anterior debido a que, durante gran parte del año, la mayoría de los negocios no esenciales enfrentaron restricciones a su capacidad. De los 15 sectores incluidos, únicamente dos mostraron crecimientos anuales durante el último trimestre del año: servicios de apoyo a los negocios (0.03%) y servicios de salud (5.7%). Así, los servicios de salud cerraron el año con un crecimiento anual promedio de 1.7%. La recuperación de las actividades terciarias dependerá principalmente del avance en el proceso de vacunación, ya que es la única manera de lograr una reapertura completa y de recuperar la confianza de los consumidores.

Durante el primer trimestre del 2021, se han destacado algunos eventos que tendrán un impacto negativo en la actividad económica del país: 1) el aumento en casos de Covid19 que llevó a trece estados del país a regresar a semáforo rojo durante enero, 2) los apagones registrados en gran parte del país derivado de las bajas temperaturas en la región norte, ocasionando el cierre de plantas manufactureras y 3) la incertidumbre generada ante la discusión de reformas como la de la Ley de la Industria Eléctrica, la cual tiene el potencial de frenar la inversión. Ante este panorama, la recuperación podría venir principalmente de la fortaleza de la demanda externa, impulsando las exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos. En este contexto, Grupo Financiero BASE estima un crecimiento en el PIB de entre 3.0% y 3.8% para el 2021, como un efecto rebote tras la caída de 8.5% en el 2020.

IGAE al mes de diciembre del 2020

INEGI publicó el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) correspondiente a diciembre de 2020, el cual muestra que durante el mes la economía creció 0.1% respecto a noviembre, en términos reales. Esta es la menor tasa de crecimiento mensual desde junio 2020, cuando comenzó la recuperación económica tras la profunda caída en marzo-mayo por la pandemia. La desaceleración es provocada principalmente por la segunda ola de contagios de coronavirus que llevó el número de casos diarios a nuevos máximos a finales de noviembre y continuó aumentando hasta mediados de enero de 2021. Esto motivó a las autoridades a reforzar las medidas de distanciamiento social, imponiendo nuevas restricciones de horarios y capacidad en los comercios y limitando la actividad económica. En términos anuales, el IGAE al cierre del año muestra una caída anual de 3.7% y aún se encuentra 2.1% por debajo del nivel pre pandemia.

Por actividad económica, el mayor incremento se tuvo en el sector terciario, también conocido como sector de servicios, con una tasa de crecimiento mensual de 0.4% real. Dentro de este sector, mantuvieron su dinamismo los subsectores de comercio al por mayor (3.9% mensual) y los servicios de restaurantes, bares y hoteles (2.5%), mientras que se tuvieron contracciones en comercio al por menor (-1.5%), de esparcimiento y recreativos (-1.2%), actividades gubernamentales (-1.2%) y servicios financieros, inmobiliarios y de alquiler de bienes (-0.7%). La actividad terciaria sigue siendo la más afectada en términos anuales, con una caída de 4.3% respecto a diciembre 2019. Esto se debe a que, a diferencia del sector secundario, las restricciones sanitarias han sido más severas y más prolongadas, además de que muchos hogares han optado por limitar sus salidas de manera voluntaria.

El sector secundario creció 0.1% real en el mes, impulsado por las industrias manufactureras que crecieron a una tasa mensual de 1.1%, una mejora significativa respecto del crecimiento de 0.4% registrado en noviembre. Con esto, el sector manufacturero mostró su primera tasa de crecimiento anual positiva desde septiembre de 2019 al crecer 0.5% respecto a diciembre del año pasado. Se espera observar un deterioro de la manufactura durante enero del 2021 debido a las suspensiones parciales de actividades de algunas plantas del sector automotriz. Por otro lado, el sector de la construcción se contrajo 2.7% en el mes después de haber crecido durante octubre y noviembre. En términos anuales, la construcción muestra una caída de 12.3%, siendo el mes número 23 en que muestra contracciones anuales consecutivas. El deterioro en este sector comenzó desde mediados de 2018 por la incertidumbre derivada de la entrada del nuevo gobierno, que ha afectado la inversión en general.

Por último, las actividades primarias, que representan cerca de un 4% del PIB del país, cayeron 4.3% en el mes, y en términos anuales mantiene una tasa de crecimiento positiva de 1.6%. Cabe recordar que este sector fue el menos afectado por la pandemia debido a su naturaleza esencial y en el año solamente registró una caída anual en junio de 2.4%.

Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), enero del 2021

La ENOE de enero mostró una disminución de 391 mil personas de la Población Económicamente Activa (PEA) frente a diciembre. La caída de la PEA es el resultado de la disminución en la población ocupada en 884 mil personas, tercer retroceso al hilo y un incremento de 493 mil en la población desocupada. El retroceso de la población ocupada es el resultado del deterioro de las condiciones epidemiológicas, lo que ocasionó que 11 estados se ubicaran en alerta máxima desde los 6 registrados en diciembre. Cabe recordar que, en abril cuando inició el confinamiento, la población ocupada disminuyó en 12.5 millones de personas, de éstas a enero del 2021 restan por recuperar su trabajo 3.8 millones de personas. En este sentido, dado que la disminución de la población ocupada la mayor parte pasó a clasificarse como parte de la población desocupada, la tasa de desocupación se incrementó de 3.8% en diciembre a 4.7% en enero, siendo el mayor nivel desde octubre del 2020.

Es también por ello, que la magnitud del incremento en la Población No Económicamente Activa (PNEA) disponible (aquellas personas que no buscaron trabajo, pero aceptarían uno si se los ofrecieran), ha sido menor comparada con meses previos, en 78 mil personas. Lo anterior podría indicar que cada vez son más las personas que deciden buscar un empleo, pues antes la población estaba desadelantada ante la esperanza de retomar su antiguo empleo cuando se normalizara la actividad económica o esperaban que mejoren las condiciones económicas y epidemiológicas para tener una mayor probabilidad de encontrar un trabajo. Sin embargo, debido al largo tiempo que ha tomado controlar la pandemia, las personas ya se han visto en la necesidad de buscar uno.

Por su parte, la tasa de subocupación se ubicó en 14.9% de la población ocupada, superando la de diciembre de 14.2% y muy por arriba de los niveles pre pandemia (marzo) de 9.1%.

Hacia adelante, por lo menos en el primer trimestre el mercado laboral se mantendrá frágil, pues en febrero la actividad económica permaneció limitada en 13 estados del país ante el alto número de contagios por coronavirus. En este sentido, los empleos relacionados con sectores de alto grado de interacción social continuarán siendo los más afectados. Para la segunda mitad del año, el empleo podría recuperarse a un mayor ritmo, aunque dependerá del avance del plan de vacunación.

Durante la sesión, se espera que el tipo de cambio cotice entre 20.33 y 20.88 pesos por dólar. El euro inicia la sesión con una apreciación de 0.50%, cotizando en 1.2227 dólares por euro, mientras que la libra pierde 0.03% y cotiza en 1.4137 dólares por libra.

Mercado de Dinero y Deuda.

En Estados Unidos, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años aumenta en 6.2 puntos base, a 1.44%, mientras que en México el rendimiento de los bonos M a 10 años aumenta en 5.6 puntos base, a una tasa de 6.14%.

Mercado de Derivados.

Para cubrirse de una depreciación del peso más allá de 21 pesos por dólar, una opción de compra (call), con una fecha de ejercicio dentro de 1 mes tiene una prima del 1.93% y representa el derecho mas no la obligación a comprar dólares en el nivel antes mencionado.

Por otro lado, el forward interbancario a la venta se encuentra en 20.7745 a 1 mes, 21.0912 a 6 meses y 21.5039 pesos por dólar a un año.

El peso inicia la sesión con una apreciación de 0.25%

24 de Febrero de 2021.- El peso inicia la sesión con una apreciación de 0.25% o 5.1 centavos, cotizando alrededor de 20.48 pesos por dólar, con el tipo de cambio tocando un mínimo de 20.3517 y un máximo de 20.5376 pesos. La apreciación del peso ocurre de forma paralela a la mayoría de las divisas en la canasta amplia de principales cruces, siendo las divisas más apreciadas el rublo ruso con 0.68%, el peso chileno con 0.52%, el dólar neozelandés con 0.35%, el peso mexicano con 0.25% y el real brasileño con 0.20%, en su mayoría consideradas divisas de economías productoras de materias primas. Por su parte, el índice ponderado del dólar muestra un retroceso de 0.12%, retrocediendo por quinta sesión consecutiva en las que acumula un debilitamiento del 0.71%. La apreciación del peso se debe principalmente a dos factores:

  1. Se ha renovado el optimismo de los mercados financieros globales luego de que ayer Jerome Powell nuevamente reiteró el respaldo de la Reserva Federal a la economía a través de una política monetaria altamente flexible. Cabe recordar que, desde la semana pasada, se había observado cautela ante la especulación de que la Fed podría mostrar una postura menos acomodaticia debido a los riesgos inflacionarios. Esta mañana los mercados de capitales muestran ganancias en Europa, con los principales índices avanzando en promedio cerca de 0.50% y en Estados Unidos el mercado de futuros apunta a ganancias superiores a 0.70% en empresas del sector tecnológico, luego de que registraran pérdidas en sesiones previas.
  2. La debilidad del dólar y la expectativa de que continúe el respaldo de la política monetaria en Estados Unidos ha impulsado el precio de las materias primas. Esta mañana el precio del petróleo WTI avanza 0.97% a 62.27 dólares por barril, mientras que metales industriales como el cobre avanzan 0.70% el aluminio 0.47% y el níquel 0.40%.

Es importante señalar que ayer por la tarde la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en lo particular el dictamen por el que se reforman y adicionan disposiciones a la Ley de la Industria Eléctrica. El dictamen fue aprobado en lo particular con 289 votos a favor y 152 en contra. Cabe recordar que el dictamen, entre otras cosas, da prioridad a la CFE como productor de electricidad, quedando en últimos lugares la generación de energía renovable de particulares y los ciclos combinados de empresas del sector privado. Lo anterior implica un mayor costo de generación de energía eléctrica y por lo tanto, eleva riesgos inflacionarios y abre la puerta a posibles presiones sobre las finanzas públicas. La reforma pasa al Senado en donde será discutida para su votación.

En la sesión se publicaron varios indicadores económicos relevantes para México:

Inflación, primera quincena de febrero

Durante la 1ra quincena de febrero la inflación se ubicó en 3.84%, siendo la tasa más elevada desde la segunda quincena de octubre del 2020. El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) mostró una variación quincenal de 0.23%, representando el mayor incremento para una quincena igual desde el 2017 (+0.33%). El componente subyacente contribuyó con el 71.9% de la variación quincenal del INPC, mientras que el componente no subyacente explicó el 28.1% de la variación quincenal.

El componente subyacente, que incluye productos de menor volatilidad y define la trayectoria de la inflación en el largo plazo, se situó a una tasa quincenal de 0.22% y 3.84% interanual, superando el promedio de los últimos tres años de 3.74%. Al interior de la subyacente, las presiones inflacionarias se concentraron en el subcomponente de mercancías que subió a una tasa quincenal de 0.30%, como reflejo del incremento quincenal en los precios de los alimentos de 0.20% y las mercancías no alimenticias de 0.40%. En particular, las mercancías no alimenticias se vieron impulsadas por el fin de las rebajas de la temporada de invierno. Por su parte, el subcomponente de servicios muestra que los precios se mantienen estables, pues subió a una tasa quincenal de 0.13%, ante el reforzamiento de las restricciones sanitarias en más estados del país.

El componente no subyacente, mostró un crecimiento quincenal de 0.26% (+3.85% interanual). El retroceso quincenal en los precios de las frutas y verduras de 2.40% contribuyó a contener el impacto por el avance quincenal en los precios de los energéticos de 1.28%, los cuales ya habían registrado un fuerte incremento durante enero. Con ello, la inflación de los energéticos se situó en 6.22% interanual, la mayor desde la 1ra quincena de mayo de 2019. Los precios de los energéticos continúan siendo impulsados por el aumento quincenal en el precio del gas LP de 1.09%, reflejando tan solo un efecto limitado de la tormenta invernal que azotó el sur de Estados Unidos y de México a mitad de mes, por lo que el mayor impacto será durante la segunda quincena de febrero. Asimismo, el precio de la gasolina de bajo y alto octanaje se incrementó a una tasa quincenal de 1.96% y 1.87%, respectivamente. Lo anterior, a pesar de que la Secretaría de Hacienda reanudó el 6 de febrero el subsidio al IEPS en la gasolina de bajo octanaje.

Para febrero, se espera que la inflación se ubique cerca de 3.90%, presionada por el alza en los precios internacionales de referencia del gas LP durante la segunda mitad del mes, como consecuencia de las fuertes heladas que golpearon al estado de Texas, principal proveedor de gas del país. La tormenta invernal ocasionó un choque de oferta luego se frenó la producción y distribución de energéticos en Texas, así como un choque en la demanda como reflejo de las bajas temperaturas. Sin embargo, se espera que sea en abril cuando la inflación alcance el pico del año debido a un efecto aritmético. En cuanto a la política monetaria, el último comunicado del 11 de febrero mostró una postura más flexible luego de que se recortara la tasa de interés 25 puntos base por unanimidad. Sin embargo, las recientes presiones inflacionarias relacionadas con la dinámica que se observa en el mercado de materias primas, particularmente en el precio de los energéticos, podría ocasionar que algunos miembros de la junta de gobierno muestren mayor cautela en las próximas reuniones. Se mantiene la expectativa de dos recortes adicionales de 25 puntos base a la tasa de interés, finalizando el 2021 en 3.50%.

INEGI dio a conocer los resultados de la Encuesta Mensual de Empresas Comerciales (EMEC) correspondientes al mes de diciembre 2020, en donde muestra que las ventas minoristas cayeron a una tasa mensual de 2.4%, la caída más fuerte desde abril de 2020 en cifras ajustadas por estacionalidad y la mayor para un diciembre desde el 2012. A tasa anual se extendió la caída a 6.2% después de la caída anual de 4.7% registrada en noviembre.

La caída se debió principalmente a tres factores: 1) que las autoridades locales reforzaron las medidas sanitarias para contener el crecimiento de casos de COVID-19 en sus respectivos estados, especialmente en el Estado de México y la Ciudad de México, cuyos semáforos epidemiológicos regresaron a color “rojo” según la Secretaría de Salud. 2) La base de noviembre era relativamente alta dada la temporada del Buen Fin, evidenciado por la caída a tasa mensual de 13.1% en las ventas al por menor en ropa y -3.4% en tiendas departamentales, que durante noviembre habían crecido 5.9% y 11.9%, respectivamente. 3) La pérdida de 426 mil empleos durante diciembre, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Al interior del indicador, 13 de los 22 subsectores mostraron una disminución mensual, destacando las ventas al por menor en ropa (-13.1%), artículos para el esparcimiento (-4.6%), tiendas departamentales (-3.4%), artículos para la decoración de interiores (-3.2%) y automóviles y camionetas (-2.3%). Por otro lado, tuvieron mayor crecimiento las ventas minoristas de mobiliario, equipo y accesorios de cómputo (5.2%), ventas por internet (4.5%), partes y refacciones de automóviles y camionetas (2.4%), y mascotas y artículos de uso personal (2.3%).

En términos anuales, 17 de los 22 subsectores siguen registrando tasas negativas, especialmente en bienes no esenciales como ropa (-33.9%), artículos para el esparcimiento (-32.8%), para la decoración de interiores (-22.3%), de papelería (-22.2%) y perfumería y joyería (-22.2%). Mientras tanto, las ventas que son exclusivamente a través de internet registran una tasa de crecimiento anual de 52.4%, muy distante del crecimiento en artículos para el cuidado de la salud, que es el segundo subsector con mayor crecimiento anual (8.2%).

Para enero 2021 se anticipa una caída en las ventas minoristas, provocada principalmente por la entrada de más estados a semáforo “rojo”, ya que al final de enero la Secretaría de Salud catalogaba a 11 estados bajo esta situación epidemiológica, y resultó en el cierre de establecimientos comerciales por un periodo de tiempo. Para febrero también se observará una caída, derivada de los apagones provocados por la tormenta helada que azotó a Texas y el norte de México, dejando sin luz a millones de personas por 2 días intermitentemente.

La Encuesta Mensual de Servicios (EMS) del mes de diciembre mostró un crecimiento mensual real de 3.34% en los ingresos totales por suministro de bienes y servicios, continuando con su recuperación e hilando seis meses de avances consecutivos. Al último mes del 2020, los ingresos por servicios continúan ubicándose 6.12% por debajo del nivel pre pandemia (marzo), evidencia de la dificultad que ha enfrentado este sector para lograr una recuperación. En términos anuales, los ingresos totales del sector servicios muestran una contracción de 10.24%, acumulando 13 retrocesos consecutivos y promediando una caída anual de 17.38% en el 2020, la mayor en registro y muy por encima de la caída anual promedio de 7.94% observada en 2008.

El avance mensual en los ingresos por suministro de bienes y servicios, se vio impulsado por la temporada decembrina, continuando con la recuperación que se observó en noviembre con los descuentos del “Buen Fin”. Lo anterior llevó a que seis de las nueve categorías mostraran aumentos mensuales en sus ingresos. Destacando el avance mensual de 9.80% en información de medios masivos y de 3.33% en servicios de esparcimiento, impulsado por las vacaciones de invierno. Asimismo, los ingresos del sector salud avanzaron 2.16%, hilando ocho meses de avances, derivado de la crisis sanitaria, así como por la temporada invernal en la que se suelen observar un mayor número de enfermedades respiratorias. Por su parte, las tres categorías que mostraron contracciones mensuales fueron: servicios inmobiliarios (-3.55%), hoteles y restaurantes (-0.94%) y transporte (-0.82%).

Al último mes del 2020, únicamente dos sectores muestran un crecimiento anual: servicios de salud (10.77%) y servicios de información de medios masivos (5.11%) Cabe destacar que, este es el primer mes en que los ingresos por servicios de información en medios muestran un crecimiento anual positivo, después de 8 meses consecutivos de contracciones. Este sector se vio impulsado hacia el final del año, por los incrementos en publicidad relacionados al Buen Fin y a la temporada navideña. Por otro lado, los dos sectores más rezagados al cierre del 2020 y que muestran las caídas anuales más profundas son: servicios de esparcimiento y recreación (-46.70%) y hoteles y restaurantes (-34.98%). Lo anterior debido a que, durante gran parte del año, la mayoría de los negocios no esenciales enfrentaron restricciones a su capacidad.

Hacia adelante, se espera que el sector servicios siga observando una lenta recuperación, especialmente en categorías como esparcimiento, hoteles y restaurantes. Durante el primer mes del 2021, se espera un deterioro importante en los ingresos totales por suministro de bienes y servicios ya que, en enero, 11 estados de la República permanecieron en semáforo rojo, entidades que en conjunto representan el 62.40% del PIB de actividades terciarias. No obstante, a partir de abril se espera que se observen tasas de crecimiento anual positivas en el ingreso por suministro de bienes y servicios debido a la baja tasa de comparación, ya que fue en abril del 2020 cuando se registró el impacto inicial de la pandemia que llevó al índice a caer 23.14% mensual y 26.27% anual. Por lo anterior, será relevante la comparación con el nivel pre pandemia (2019) para determinar el nivel de recuperación del sector, ya que las comparaciones anuales mostrarán crecimientos significativos a pesar de que existe un largo camino de recuperación.

En el 2021, el ritmo de recuperación en el sector servicios estará determinado principalmente por 1) el avance en el proceso de vacunación, ya que es la única manera para recuperar la confianza de los consumidores, 2) las restricciones impuestas al turismo, fuente importante de ingresos para el sector terciario del país y 3) la cautela de los consumidores ante un periodo de incertidumbre, lo que podría resultar en disminuciones del gasto en algunos servicios no esenciales como publicidad, esparcimiento y actividades deportivas.

Durante la sesión, se espera que el tipo de cambio cotice entre 20.33 y 20.63 pesos por dólar. El euro inicia la sesión con una depreciación de 0.12%, cotizando en 1.2136 dólares por euro, mientras que la libra pierde 0.01% y cotiza en 1.4111 dólares por libra.

Mercado de Dinero y Deuda.

En Estados Unidos, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años aumenta en 6.1 puntos base, a 1.40%, mientras que en México el rendimiento de los bonos M a 10 años aumenta en 1.1 puntos base, a una tasa de 6.02%.

Mercado de Derivados.

Para cubrirse de una depreciación del peso más allá de 21 pesos por dólar, una opción de compra (call), con una fecha de ejercicio dentro de 1 mes tiene una prima del 1.43% y representa el derecho mas no la obligación a comprar dólares en el nivel antes mencionado.

Por otro lado, el forward interbancario a la venta se encuentra en 20.4393 a 1 mes, 20.7763 a 6 meses y 21.1846 pesos por dólar a un año.

El peso inicia la sesión con una apreciación de 0.13 %

23 de Febrero de 2021.- El peso inicia la sesión con una apreciación de 0.13% o 2.7 centavos, cotizando alrededor de 20.70 pesos por dólar, con el tipo de cambio tocando un mínimo de 20.6533 y un máximo de 20.7666 pesos. El peso se ubica como la segunda divisa más apreciada en el mercado cambiario, aunque esto es resultado de una corrección a la fuerte caída de las seis sesiones previas, algo que era esperado. Entre los principales cruces del dólar se observa un desempeño mixto, con el índice ponderado del dólar estadounidense avanzando de forma moderada con 0.05%.

En el mercado de capitales continúan observándose pérdidas, con los principales índices de Europa retrocediendo en promedio 0.58%, mientras que en Estados Unidos el mercado de futuro muestra que podrían registrarse caídas en la apertura, principalmente en emisoras del sector tecnológico, con el Nasdaq registrando un retroceso de 1.51%. Lo anterior indica que el mercado sigue especulando que la economía se recuperará a un ritmo acelerado, lo que podría propiciar presiones inflacionarias y una postura menos flexible por parte de la Reserva Federal. Las caídas son mayores en emisoras del sector tecnológico pues fueron las más beneficiadas durante la pandemia. En el mercado de bonos las tasas de interés se mantienen estables, con la tasa de los bonos del Tesoro a 10 años ubicándose alrededor de 1.36%.

El mercado está a la espera de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, presente el informe semestral del Banco Central y de un testimonio ante el Comité Bancario en el Senado. Es probable que reitere la postura ampliamente flexible de la Reserva Federal y la ausencia de riesgos inflacionarios en el corto plazo. En la sesión, el desempeño del tipo de cambio dependerá de la reacción del mercado a los comentarios de Powell. En sesiones posteriores, sigue habiendo riesgos al alza para el tipo de cambio, pues los principales determinantes de la depreciación del peso son internos.

La Encuesta Nacional de Empresas Constructoras (ENEC) de diciembre mostró que el valor de la producción de la construcción se contrajo a una tasa mensual de 0.49% de acuerdo con cifras ajustadas por estacionalidad, acumulando tres meses consecutivos a la baja. En términos anuales, mostró una contracción de 22.55%, hilando 30 meses de retrocesos consecutivos. La construcción ha sido de los sectores más golpeados por la crisis sanitaria, pues durante la etapa más estricta del confinamiento (abril), el sector se vio obligado a suspender en su totalidad actividades. Si bien, a partir de la segunda mitad de mayo fue catalogada como esencial, el rebote fue modesto en los meses posteriores debido a la incertidumbre que generaba el rumbo de la pandemia. Con ello, en el 2020 el valor de la producción de la construcción de acuerdo con la ENEC registró una caída promedio anual de 24.83%, superando la caída del 2019 de 8.14% y sumando ocho años consecutivos de contracciones.

En cuanto al valor de la producción por subsector en cifras originales, los tres subsectores cerraron el año con fuertes caídas anuales, donde las obras de ingeniería civil continúan rezagándose con una caída anual de 26.47%, tras disminuir 25.73% en noviembre. Los trabajos de ingeniería civil se han visto afectados por los retrasos en los proyectos insignia del gobierno, el Tren Maya y Dos Bocas, debido a paros por parte de los trabajadores ante las malas condiciones laborales en la construcción de la refinería y los bloqueos jurídicos por posibles daños ambientales en la zona del Tren Maya. Por su parte, los trabajos especializados para la construcción registraron una contracción anual de 21.77%, superior al retroceso de 19.04% en noviembre. Mientras tanto, la edificación cayó a una tasa anual de 19.29% (Vs. -23.21% en noviembre). Cabe recordar que, la construcción del sector privado sigue siendo considerada como una actividad esencial, por lo que el regreso a rojo en el semáforo epidemiológico de 6 estados a finales del año pasado probablemente tuvo un impacto negativo en la edificación.

A nivel estatal, únicamente 8 de las 32 entidades del país mostraron un crecimiento anual en su valor de producción durante diciembre. Entre las entidades con mayores avances anuales destacan Oaxaca (327.50%), Sinaloa (63.75%) y Tabasco (60.66%), recordando que Oaxaca estuvo afectado por sismos importantes hace un año, frenando la construcción en el estado, por lo que el crecimiento se debe a una baja base de comparación. Por su parte, el valor de la producción en Tabasco ha sido apoyado por la construcción de la Refinería Dos Bocas y ya hila cinco meses de avances anuales consecutivos. De hecho, Oaxaca y Tabasco son las dos entidades que mostraron un mayor crecimiento promedio anual en el 2020, con 92.04% y 20.81%, respectivamente. No obstante, estas entidades únicamente representan el 6.4% del valor de la producción total del sector constructor del país.

Por su parte, Nuevo León, estado que representa el mayor porcentaje de la producción total (12.4%), logró promediar un crecimiento anual de 1.61% en el 2020, muy por debajo del promedio del 2019 de 6.44%. Específicamente en diciembre, el valor de la producción de Nuevo León mostró una caída anual de 11.94%, siendo su mayor contracción desde abril del 2020. Hacia adelante, se espera que las entidades del sur-sureste del país sigan siendo impulsadas por los grandes proyectos como el Tren Maya y la Refinería Dos Bocas. En cuanto a los estados del norte, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) señaló que están apostando por la inversión privada para impulsar el sector en esta región.

Para el 2021, a pesar de que el presupuesto del gobierno federal tiene un incremento en inversión física de 10.23% con respecto al 2020, podría no ser suficiente para reactivar la construcción, pues la incertidumbre doméstica que predomina en el país no genera las condiciones óptimas para fomentar la inversión y con ello la construcción, destacando:

1) El rezago en la campaña de vacunación. México ha aplicado al 21 de febrero 1.31 dosis por cada 100 habitantes, lo que ocasionaría una lenta normalización de la actividad económica.

2) La implementación de políticas económicas poco ortodoxas como la aprobación en el Congreso de la Ley Eléctrica, la cual pretende darle prioridad al despacho de energía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), afectando aún más la inversión en la construcción del sector energético.

3) La falta de una política fiscal expansiva. Diversas empresas se han quedado sin recursos para invertir en construcción. Lo anterior, se ha visto reflejado en la cartera vigente al sector privado no bancario, donde las empresas relacionadas con la construcción presentaron una contracción anual real de 11.5% en el 2020, luego de contraerse 6.9% en el 2019.

Cabe agregar que hoy se votará en la Cámara de Diputados la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica que tiene como objetivo dar prioridad al estado por encima de particulares en el sector, lo que podría tener afectaciones negativas por incrementos en tarifas para consumidores y presiones sobre las finanzas públicas. Cabe recordar que la reforma fue aprobada en comisiones el pasado viernes 19 de febrero.

Durante la sesión, se espera que el tipo de cambio cotice entre 20.62 y 20.85 pesos por dólar. El euro inicia la sesión con una depreciación de 0.12%, cotizando en 1.2143 dólares por euro, mientras que la libra avanza 0.01% y cotiza en 1.4064 dólares por libra.

Mercado de Dinero y Deuda.

En Estados Unidos, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años se mantiene sin cambios en 1.36%, mientras que en México el rendimiento de los bonos M a 10 años aumenta en 1.0 punto base, a una tasa de 6.20%.

Mercado de Derivados.

Para cubrirse de una depreciación del peso más allá de 21 pesos por dólar, una opción de compra (call), con una fecha de ejercicio dentro de 1 mes tiene una prima del 1.82% y representa el derecho mas no la obligación a comprar dólares en el nivel antes mencionado.

Por otro lado, el forward interbancario a la venta se encuentra en 20.7672 a 1 mes, 21.1039 a 6 meses y 21.5277 pesos por dólar a un año.