Bebé sobrevive junto al cadáver de su madre por cinco días

0
205

(AGENCIAS)

28 de Agosto de 2018.- El llanto de su bebé y el olor putrefacto alertaron del cadáver de la modelo venezolana Jennifer Ramírez Rivero, hallada muerta en su apartamento en la ciudad fronteriza de Cúcuta, en el Norte de Santander, Colombia.

El cuerpo de Ramírez Rivero, de 39 años, fue descubierto el 24 de agosto, cinco días después de haber sido estrangulada.

Aunque deshidratado, desnutrido y con una infección, su hijo de 2 años fue hallado con vida al lado del cadáver de su madre donde permaneció durante todo ese tiempo.

El bebé sobrevivió cinco días junto al cadáver de su madre comiendo pastel que había en la cocina y bebiendo agua del grifo.

Se reportó que la mujer fue asesinada mientras se encontraba acostada en un sofá. El asesino o asesina se abalanzó sobre la víctima, la inmovilizó y le puso una tela en el cuello hasta asfixiarla.

Las autoridades investigan si Ramírez Rivero estuvo bebiendo con la persona que la atacó, ya que investigadores encontraron en la vivienda una botella de licor.

Al momento, la teoría de un robo en lugar de un crimen pasional es más evidente.

Al inspeccionar el inmueble, las autoridades no encontraron dinero ni varios objetos de valor. Tampoco hallaron los documentos de identidad de la diseñadora de modas.

Los investigadores andan tras la pista de dos personas de interés. Uno es un hombre de piel morena que, usualmente, acompañaba a la víctima y que no se le ha visto desde el lunes pasado.

Una amiga de la venezolana dijo al mismo medio que había una mujer que la quería matar.

“Una mujer le decía que la quería matar y la amenazó junto al niño. Por eso, instauró una denuncia”, afirmó al referido medio  la amiga quien cargaba con la supuesta citación judicial.

La entrevistada no habló de las posibles razones.

La madre soltera había emigrado en busca de mejores oportunidades desde su natal Táchira, según dijeron los parientes a medios locales.

Como muchos otros venezolanos, abandonó su país debido a la crisis económica. Su meta era seguir la ruta hasta Argentina.

Pero la situación no fue fácil al mudarse, por lo que tuvo que dedicarse a la venta de tortas.

En Venezuela, Ramírez Rivero era propietaria de las marcas de ropa y accesorios Mac River y JenRiver, para las que también servía de modelo.

De acuerdo con el citado medio, la mujer llegó a tener tres almacenes en Santa Teresa, Barrio Obrero y Pueblo Nuevo. En 2000, participó en el reinado de las ferias de San Sebastián.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here