«Aviadores» y nepotismo, provocaron desviación de recursos en pasada Administración de GP

0
162

Gómez Palacio, Durango a 20 de Marzo de 2020.- En la sesión que a puerta cerrada celebraron este jueves los integrantes del cabildo de Gómez Palacio, se informó que en la pasada administración municipal familiares de la exalcaldesa Leticia Herrera Ale, así como algunos funcionarios y “operadores”, muchos de los cuales ni siquiera aparecían como trabajadores pero que sí cobraron en la nómina durante el trienio 2016-2019, incurrieron en malversación de recursos por 600 millones de pesos.

Lo anterior fue comunicado a los representantes de los medios de comunicación, al término de la reunión, por el titular de la Sindicatura Municipal, Omar Enrique Castañeda González, señalando que el responsable de las contrataciones y actual séptimo regidor, Francisco Bardán Ruelas, nunca se dignó hacer el obligado señalamiento correspondiente.

Con fotografías y documentos con los números de las claves presupuestales de los empleados de la anterior administración en mano, el funcionario señaló la contratación del ahora exdirector de Desarrollo Social, Víctor Habib Araluce y su hermana Diana, de los mismos apellidos y ambos sobrinos de la exalcaldesa.

Castañeda González señaló que dentro de este mismo “paquete” aparece el aspirante a analista político, Eduardo Faudoa, mismo que llevó a su esposa Claudia Reyes a la Dirección de Desarrollo Económico, mujer a la que muy

pocas veces se le vio realizando alguna labor dentro del ayuntamiento.

Independientemente de lo antes mencionado, el funcionario declaró que el exsíndico José Lorenzo Natera, tuvo a su esposa Rosario Canales Rodríguez en el DIF; a su hermano Juan Antonio Natera en Obras Públicas y a uno de sus hijos, de nombre José Lorenzo Natera de la Torre, en el Departamento Jurídico; también a su hija Angélica Selene Natera, en Desarrollo Social y a otro hijo de nombre Lorenzo Antonio Natera en la Sindicatura.

Castañeda González aseguró que los que fueron titulares de Seguridad Pública y Tránsito, Ricardo Fontecilla Almaraz y Luis Willey Manjarrez, tuvieron como empleados a sus hijos de los mismos nombres, tanto en la corporación policiaca como en Sideapaar, respectivamente.

Además aseguró que entre los “aviadores” que tuvo la pasada administración, se encuentra Carlos Gamboa Gamboa, hermano de la exdirectora del Instituto de la Mujer, Leticia Gamboa García, percibiendo un salario mensual de 45 mil pesos.

Además sostuvo que la exdirectora de Relaciones Públicas, Rebeca Ramírez Jurado, tuvo en la nómina de Seguridad Pública a sus dos hermanos Carlos y José Luis de los mismos apellidos, sin especificarse la labor que desempeñaban.

Por lo antes mencionado, consideró el informante que el único responsable de este desorden nominal y que al pueblo gomezpalatino afectó financieramente, es Bardán Ruelas,

pues siempre estuvo enterado de todo y nunca procedió a denunciarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here