¡Ante cada mal sueño, existe un nuevo despertar!…

0
380

POR: Estrellita de la Torre Lomelí

Creo que en la vida de todo mundo, obvio no todo es de color de rosa… La vida tiene sus diferentes matices, cada sin sabor, sus tropiezos, decepciones, fracasos, sufrimientos, percances y desamores. En fin, que pasamos mil y una circunstancia y que todo aquello que vivimos nos va marcando y mostrando los peores caminos. Pero es de sabios tener que continuar y no quedarnos estancados en un día incierto, sin saber qué hacer y cómo levantarnos. Es más que claro que todo lo que vivimos tiene un proceso, es normal que ante malas rachas nuestros días pueden ser de colores grises, pero recordemos que los únicos que podemos pintar nuestros días de colores somos solo nosotros.

Es momento de levantarnos, dejemos de victimizarnos, de reprocharnos y seguirnos lamentando por lo que ya pasó. Si cometimos errores, si caímos, si fracasamos, si no cumplimos, si nos decepcionaron, si se marcharon, dejemos de seguir haciéndonos preguntas de lo sucedido, ha llegado la hora de salir adelante. Recordemos que el dolor es pasajero, que las decepciones se las lleva el tiempo y que el llanto lo seca el viento.

Tenemos que elegir si seguir sufriendo o comenzar a vivir, ¡si claro!, en ocasiones todo lo malo envuelve nuestras vida y arrasa con nuestros sentimientos; pero hay que darnos cuenta que nada solucionamos con la tristeza, encerrados, con lágrimas rodando. Hay momentos que nos deben enseñar a crecer, a madurar, que aunque sean lecciones difíciles que la vida nos da, debemos aprender de cada una de ellas.

Sé que a veces es difícil tomar ciertas determinaciones, pero siempre será buen momento para reunir nuestras fuerzas y convencernos de que todo sucede por algo, que solo nosotros debemos tomar la decisión de seguir lamentándonos o si ha llegado el momento de creer en nosotros, de valorarnos, de amarnos, de creer que vendrán cosas geniales, que algo mejor nos será destinado, que ha llegado el momento de renovarnos, de dejar las preguntas, de terminar luchas sin sentido, de crecer, de superarnos, de volver a intentar, de nuevos momentos enfrentar, de nuevas situaciones disfrutar y de nuevas personas rodearnos.

Todo tiene un ciclo de vida a nuestro lado y a aquello que un día fue no esperemos jamás de regreso. Seamos conscientes de que hay que cerrar todo aquello que nos tiene estancados sin ver más allá. Tratemos de controlar nuestras emociones y no permitir que sean ellas las que nos controlen, la fuerza está en nosotros no en los demás, si algo queremos debemos intentar.

Dejemos de tocar las heridas, de seguir jugando con los recuerdos, mantengamos la mente abierta y el corazón resguardado; que las emociones y sentimientos solo nosotros damos permiso de entrar o vaciar.

Que las malas experiencias no nos impidan detenernos, hay que saber que siempre habrá nuevos momentos, nuevas emociones, nuevas decepciones, nuevos sueños, ilusiones, amigos, metas y amores.

“En definitiva, a veces no se trata de pasar página, de cerrar ciclos, de borrar capítulos… A veces es cuestión de quemar el libro”…. ¡ANTE CADA MAL SUEÑO, EXISTE UN NUEVO DESPERTAR!.

Los invito a leerme en el Diario Digital e Impreso EXTRA de la Laguna y en mi página de Facebook: Estrellas en el Cielo (Escritor).

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here